Invidentes dan la batalla por otras personas con discapacidad

Invidentes dan la batalla por otras personas con discapacidad

Fundación Sirius, Asociación Intregrarte RD y Café a Ciegas donan mercados en zonas vulnerables.

Usaquén

Algunos de los mercados fueron entregados en la parte más alta de los cerros de la localidad de Usaquén. Hasta allí también llegó la ayuda.

Foto:

CEET

Por: ELTIEMPO.COM
21 de abril 2020 , 07:15 p.m.

Vanessa, una mujer de 33 años, vive con dos niñas con discapacidad múltiple en una humilde vivienda enclavada en un remoto y peligroso lugar de difícil acceso en uno de los cerros del sector de El Codito, en la localidad de Usaquén.

La joven madre, que pasa por momentos difíciles por causa de la crisis de salud por la pandemia del coronavirus, tuvo una buena ‘bocanada de aire fresco’ en el asfixiante momento que vive tras recibir uno de los 90 mercados que fueron entregados en varias de las localidades de Bogotá por una alianza conformada por la Fundación Sirius, la Asociación Intregrarte RD y Café a Ciegas, todas integradas por grupos de personas invidentes.

La obra social que tuvo como objetivo central a personas en la misma condición y en situación de vulnerabilidad se logró gracias a la labor que realizó un grupo de personas con discapacidad visual que precisamente se enfocó en ayudar también a personas con la misma u otra discapacidad, que trabajan independientes, en la informalidad o no tienen trabajo y debido a la coyuntura por covid-19 no pueden desarrollar sus respectivas actividades.

(Le puede interesar: Colombiana en Rusia pide poder regresar al país a tratarse un cáncer)

Fue así como José David Días, director de Café a Ciegas y de la asociación Integrarte RD, y además, músico y compositor; Marisol Vega, diseñadora gráfica y voluntaria de la Red De Amigos Sirius, quien fue la encargada empacar y organizar los mercados que fueron entregarlos; Alexander Rodríguez, ingeniero electrónico, también voluntario de la Red de Amigos Sirius y diseñador del formulario de inscripción y Cristina Días, recolectora de datos y representante de la Red de personas con discapacidad visual que laboran en el transporte público, pusieron su tiempo y su  voluntad para poder cumplir con esta misión.

Junto a ellos también estuvo la psicóloga Claudia Rubio, quien con ayuda de familia y amigos, crearon un grupo de madrinas y padrinos y donaron 83 mercados, mismos a los cuales se les agregaron tres productos más, también pañales y pañitos húmedos.

Fue muy oportuna la generosidad y se logró penetrar en un importante grupo de personas que están pasando necesidades

“Se logró este primer sueño gracias a la ayuda de mucha gente que puso su granito de arena para ayudar en este momento tan complicado. Fue muy oportuna la generosidad y se logró penetrar en un importante grupo de personas que están pasando necesidades. En esta causa también trabajaron amigos periodistas y productores de cine y televisión, por ejemplo, que nos ayudaron editando audios de agradecimiento y un video”, destacó Tatiana Yelena Rodríguez, de la Fundación Sirius.

Labor a varias manos

La también comunicadora social adelantó que la fundación viene trabajando en otros proyectos como el de adaptar equipos portátiles para que niños con discapacidad visual puedan participar de las clases virtuales de educación y en alianza con Café a Ciegas están laborando en el diseño de máscaras para poder emplear en dicho trabajo a personas con discapacidad visual.

(Lea también: Cómo han cambiado los hábitos de compra en una ciudad en crisis)

Los mercados fueron entregados en las localidades de Usme, Usaquén, Engativá, Kennedy, Suba, San Cristóbal, Tunjuelito, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe, entre otras, a personas con discapacidad visual, física, psicosocial, intelectual y múltiples.

Fue determinante la ayuda de Picap, que puso su capacidad logística y operativa a través de los servicios de mensajería de Pibox para entregar los mercados a familias vulnerables”, agregó la líder de la fundación.

En efecto, Picap, a través de su línea de negocio Pibox que comenzó sus servicios desde que se inició el aislamiento preventivo, atendió la necesidad de la Fundación Sirius de encontrar una empresa de mensajería que repartiera mercados a la población y con cinco carrys logró cumplir con las rutas de distribución para entregar la ayuda.

“El aporte de los empresarios y emprendedores en esta situación es utilizar nuestra capacidad de reinvención para adaptarnos a lo que requiere el mercado y apoyar al Gobierno en crear los elementos necesarios”, aseguró Héctor Neira, cofundador de la App colombiana que está comprometida con acciones que beneficien a la sociedad en medio de esta dura crisis.

Este apoyo a la gente, como a Vanessa, es otro ejemplo de generosidad por parte de grupos, asociaciones, agremiaciones y empresas con el fin ayudar a las familias más vulnerables.

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.