Bogotá llegó al 50 % de la capacidad de las UCI: ¿qué tan grave es?

Bogotá llegó al 50 % de la capacidad de las UCI: ¿qué tan grave es?

Para los expertos, este es un indicador que se debe monitorear y gerenciar con premura.

AUTOPLAY
Bogotá superó el 50% de la capacidad en Unidades de Cuidados IntensivosBogotá superó el 50% de la capacidad en Unidades de Cuidados Intensivos
UCI - CAPACIDAD

Hector Fabio Zamora - EL TIEMPO.

Por: Carol Malaver - Subeditora Bogotá
12 de junio 2020 , 08:22 a.m.

“Bogotá tuvo una ocupación promedio del 20 al 29% de las unidades de cuidados intensivo (UCI) hasta finales de abril, del 30 al 39 % hasta el 23 de mayo y del 40 al 48% desde entonces. Hoy, por primera vez superaremos el 50 %. Seguiremos monitoreando el fin de semana, y el lunes anunciaremos nuevas medidas con el Ministerio de Salud”. Ese fue el trino de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que confirmó lo que ya se venía previendo: la ocupación del 50 % de estas unidades.

Eso quiere decir que de las 716 disponibles, ya la mitad están ocupadas con un paciente de covid-19. Ahora, lo que espera la ciudad es si el lunes, como lo anunció la mandataria distrital, la capital va a pasar de alerta amarilla a naranja, con las implicaciones del caso.

(Le puede interesar: Bogotá superó el 50% de capacidad en UCI)

Una de estas ya se conoció esta mañana. Según la doctora Clemencia Mayorga, subsecretaria distrital de Salud, es que la Secretaría de Salud asuma la batuta en el manejo de la redistribución de las UCI. “Estamos haciendo un monitoreo diario. Todos los días hay ingresos y egresos, así que la situación es muy variable”. El caso es que la entidad decidiría en qué zonas de la ciudad y en qué instituciones prestadoras se servicios (IPS) públicas o privadas ubica a los pacientes positivos con covid-19 que se encuentren en estado crítico. “Buscamos garantizarles una oportunidad de tratamiento a esos pacientes, que puedan ser llevados a cualquier cama disponible”.

En esta coyuntura, el Distrito recibió una buena noticia: la entrega de 425 ventiladores que el Gobierno Nacional le ofreció a Bogotá. Estos llegarán por tandas: 130 a finales de junio, 250 en julio y 45 en agosto. Con estos artefactos podrían acondicionarse más UCI en Bogotá. Pero, además de la estrategia para tratar a los pacientes, muchos se preguntan qué tan grave es llegar a esta cifra.

Según Carlos Fernando Sefair Cristancho, director hospitalario de Méderi, al llegar a un 50 por ciento de la ocupación, sin duda, la atención comienza a complicarse. “La capacidad instalada es finita y en ese caso, las instituciones hospitalarias tenemos la responsabilidad de disminuir las cirugías que se requieran en las UCI para poder estar preparados y tener unidades disponibles en caso de que esto siga empeorando”, dice.

(Además lea: Van 1.488 muertes en el país por covid-19; recuperados, 17.790)

En opinión del experto, llegar a este porcentaje sí es un indicador importante para poder definir, en cada institución, cómo atender la contingencia. “Esta es una situación que no se debe pasar por alto. Es más, se debe monitorear cada 24 horas, para saber en qué momento puede haber una dificultad en la oportunidad de camas disponibles para la atención de pacientes de cuidado intensivo”.

En cuanto a los ventiladores, conseguirlos en el mercado ha sido muy difícil. Las casas productoras de estos equipos han priorizado aquellos países que tienen ocupaciones de un 80 o un 90 por ciento en UCI. “Por eso, a países como Brasil o Chile han llegado de manera más temprana estos equipos. Hoy podríamos tener una expansión de camas, pero necesitaríamos equipos de ventilación mecánica y monitoría”.

La capacidad instalada es finita y en ese caso, las instituciones hospitalarias tenemos la responsabilidad de disminuir las cirugías que se requieran en las UCI para poder estar preparados

(Le puede interesar: Suspenden a jefe de Asuntos Disciplinarios de la Sec. de Gobierno)

En cuanto a los de producción nacional, Sefair dijo que se pueden utilizar en situaciones de extrema urgencia, pero que, aunque cuentan con tecnología y han sido evaluados de manera concienzuda, “claramente no están hechos para soportar un paciente de manera permanente en una UCI. Pueden ser ventiladores de transporte o para algunos pacientes que no requieren de todos los modos de ventilación posible que requiere un paciente complejo como el de covid-19”, afirma.

Sefair cree que la reasignación que plantea el Distrito sí ayuda a que ciertas instituciones no terminen desbordadas de pacientes graves. “No obstante, esta estrategia requiere una evaluación rigurosa de los elementos administrativos. El pico de la pandemia puede llegar en la segunda semana de julio, según lo advierten algunos estudios, pero esto, la verdad, es un tema del gerenciamiento del día.

Algunos estudios dicen que estamos en el 86 por ciento del pico, pero todo eso depende de tres cosas: distanciamiento social, uso del tapabocas y lavado de manos”.
Para el investigador Diego Rosseli, neurólogo y profesor de epidemiología de la Universidad Javeriana, llegar un 50 por ciento en la ocupación de las UCI no es lo más preocupante. “Lo grave es que este es un indicador de lo que ha de venir. En el momento en que se saturen las UCI vamos a tener un gravísimo problema porque vamos a tener que decidir qué pacientes tiene acceso y qué pacientes no, quiénes tienen necesidad de ventiladores u otros equipos. Ese es el verdadero dilema”

(Además: Bogotá no sufrirá escasez de agua, pero tiene que ahorrar)

Más vigilancia

Según el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, en este momento todavía se adelantan acciones para determinar cuál es la ocupación real de las UCI en cada territorio, incluida la capital.

Esto responde a que en algunas regiones se han encontrado inconsistencias, es decir, diferencias entre lo que le reportan al Ministerio de Salud y lo que le reportan al ente de control.

Aristizábal explicó que una noche en UCI puede costarle al sistema de salud entre 1’700.000 y 2’500.000 pesos, de acuerdo con la medicación que reciba el enfermo. “Eso vale la estancia de un paciente, en promedio, en estas unidades”, sostuvo.

Por eso advirtió que en caso de constatarse irregularidades, como que, por ejemplo, se deje a pacientes más tiempo del necesario para cobrar mayores sumas, “se ejecutarán son severidad las sanciones del caso”.

El superintendente no descartó que se encuentren centros asistenciales que no estén reportando camas de UCI para no ponerlas al servicio del sistema de salud público.

Señaló que en el marco de las investigaciones preliminares que se adelantan en ese sentido, ya requirieron a los entes territoriales, las EPS e IPS, para que aclaren la información sobre el número de servicios que se han autorizado en unidades de cuidados intensivos (UCI) con los distintos prestadores de salud, y anunció que esta semana iniciaron nuevas visitas de control.

Iniciamos con Bogotá, donde visitamos el Centro de Regulación de Urgencias y Emergencias. También mandamos equipos a hospitales como la Clínica San Rafael, Méderi, Colsubsidio de Roma y Centenario”, precisó.

Lo que contemplará la alerta naranja en Bogotá

El reporte del Observatorio de Salud de Bogotá, ‘Saludata’, del 11 de junio de 2020, reveló lo que ya evidenciaban las cifras: el porcentaje de ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) para la atención de covid-19 superó el 50 % con el corte al mediodía de ayer. Es un dato que va a estar cambiando en las últimas horas por los ingresos y egresos nuevos, pero, a partir de este momento, la Secretaría Distrital de Salud comienza un monitoreo permanente de 24 horas, es decir, hasta las 12 del día del 12 de junio de 2020, de la ocupación de las UCI en la ciudad.

A la fecha, la capital cuenta con 1.180 camas de UCI, de las cuales 716 están dispuestas para la atención de covid-19.

Según el secretario de Salud, Alejandro Gómez López, si el indicador sigue subiendo, se decretaría alerta naranja y con esta, la puesta en marcha de varias medidas.

Una de ellas es el control de la oferta y disponibilidad de camas e intermediarios de la red pública y privada del sistema de salud de Bogotá. La idea es garantizar la prestación de los servicios de salud a toda la población, evitar complicaciones de casos y posibles muertes por el virus y hacer un uso inteligente y eficiente de las camas para cuidados críticos.

(Le recomendamos: Así fue el rescate de la familia que estuvo perdida en los cerros)

Cuando la medida entre a regir, el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) coordinará el proceso de traslado, definiendo el prestador a dónde deben remitirse los pacientes que requieran atención en salud para cuidados críticos e intermedios por coronavirus.

alejandro g

Secretario de salud Alejandro Gómez López.

Foto:

Archivo particular

Es decir, la entidad entrará a gestionar la cooperación entre las instituciones prestadoras de salud (IPS) en temas de talento humano y equipos biomédicos en calidad de respaldo o préstamo durante la operación del manejo integral de unidades de cuidados intensivos, cuidados intermedios y camas de hospitalización general.

Por otro lado, también se definirá cuáles son las entidades administradoras de planes de beneficios que, según su número de afiliados, tengan más casos positivos para covid.19, lo cual busca intensificar la gestión individual del riesgo en toda la población, pero especialmente en aquellas de mayor vulnerabilidad.

Otra de las medidas que contempla la alerta naranja en materia de salud será el seguimiento estricto de aquellas personas que siendo positivas para covid-19 sean sospechosas de portarla o tengan indicaciones de aislamiento preventivo y no estén acatando la normativa. De ser así, las entidades correspondientes impondrán las sanciones a que haya lugar.

Estas medidas empezarán a regir una vez se decrete la alerta naranja en la capital del país y se sumarán a aquellas adoptadas por las demás entidades del Distrito a partir de ese momento.

CAROL MALAVER
Subeditora Bogotá
EL TIEMPO
carmal@eltiempo.com@CarolMalaver

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.