La verdad sobre ventiladores para atender a pacientes covid en Bogotá

La verdad sobre ventiladores para atender a pacientes covid en Bogotá

El Gobierno esperaba que este miércoles quedaran habilitados 305 de 430 que prometió para julio.

AUTOPLAY
Coronavirus en Colombia: ¿Cómo es la calibración de los ventiladores?La calibración es una práctica común que depende de varios factores, incluso se deben tener aspectos como la presión atmosférica de las ciudades.
Estos son los hospitales en rojo por ocupación de UCI

Momento en el que la alcaldesa Claudia López y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, revisan uno de los ventiladores entregados a Bogotá. Foto: Ministerio de Salud.

Por: Guillermo Reinoso Rodríguez
09 de julio 2020 , 12:19 p.m.

La alcaldesa Claudia López sorprendió el martes en la noche con un tuit en el que lamentaba que 206 de los 305 ventiladores entregados por el Gobierno Nacional no se pudieran instalar por “fallas en el software”, porque “no cumplen con los requisitos”, y dijo que “no sirven”. Incluso, señaló que estaban trabajando en una mesa para que el proveedor los arregle o los cambie por otros.

Ante este mensaje, Luis Guillermo Plata, gerente de la estrategia para la atención de los efectos de covid-19, respondió también a través de la misma red social: “Decir que los ventiladores que se le dieron a Bogotá no sirven no es cierto”. Y explicó: “Los equipos de alta precisión tienen que ser calibrados para operar a más de 2.600 metros”.

Y ayer, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, también discrepó de la mandataria bogotana y precisó que solo 26 ventiladores deben ser calibrados.

“Apreciada Alcaldesa: a todo tenemos que darle su justa dimensión. No son 206 equipos con necesidad de calibración. Son solo los 26 equipos en instalación en el Hospital Militar”, dijo Ruiz, quien hizo un llamado a “construir” y manifestó que “la pugnacidad no suma. Cuente con nosotros @MinSaludCol @infopresidencia”, concluyó el jefe de la cartera de Salud en Twitter.

(Le sugiero leer: Claudia López explica cronograma para poner a operar más UCI en Bogotá)

En esta discusión entró el presidente del Concejo, Carlos Fernando Galán, quien afirmó que “para que el país supere la pandemia y la crisis necesitamos mejor coordinación y comunicación entre los gobiernos Nacional y Distrital. Las recriminaciones públicas no ayudan en ese propósito. ¡Trabajen en equipo!”.

Luego de esta nueva diferencia entre el Gobierno Central y la Alcaldía por los ventiladores para unidades de cuidados intensivos (UCI), López aseguró que “no es un choque” y aclaró que “es una dificultad técnica, que todos estamos trabajando en equipo para superar”.

La semana pasada, por el mismo asunto de los ventiladores, se presentó una diferencia entre el Distrito y la Nación, la cual se aclaró luego de que el ministro Ruiz y López se reunieron y precisaron que se había presentado un mal entendido con las cifras. El Gobierno se comprometió con 722 dispositivos y no 1.000, y que la entrega iba de acuerdo con el cronograma pactado.

Pero más allá del debate, la pregunta que surge es si sirven o no los ventiladores que ha entregado la Nación a la ciudad y cuántos realmente han presentado fallas y qué tipo de problemas tienen.

Las recriminaciones públicas no ayudan en ese propósito. ¡Trabajen en equipo!, por favor.

Primero que todo hay que aclarar que un ventilador es un dispositivo de alta tecnología, que es fabricado por pocos países –de hecho, en Colombia hasta ahora se están produciendo prototipos que deben pasar por una serie de pruebas–. Este instrumento es utilizado para brindarles soporte respiratorio a aquellos pacientes en estado crítico y cuya vida se puede encontrar comprometida.

EL TIEMPO consultó a varios expertos sobre las dificultades que se pueden presentar con los ventiladores al momento de instalarlos en una UCI, y todos coincidieron en que el problema más frecuente es calibrarlos. Incluso, algunas IPS se han enfrentado a esa situación y la han logrado resolver. Es el caso del Hospital Universitario Mayor-Méderi, donde, según Plata, los 23 equipos enviados quedaron calibrados.

Fabio Varón, neumólogo e intensivista y director de Cuidados Intensivos de las fundaciones Cardioinfantil y Neumológica Colombiana, consideró que ajustar estos aparatos a la altura de Bogotá “es un procedimiento habitual” y explicó que esa variable hay que probarla previamente para evitarles riesgos a los pacientes, toda vez que dichos dispositivos generan cambios de presiones en el pulmón.

“Si ese es el problema, se puede resolver en un plazo de 48 horas o una semana máximo, dependiendo del número de dispositivos”, aseguró, y agregó que cuando hay dificultades en el software “estas se controlan desde las empresas que los fabrican”.

(Le sugiero leer: Iglesias de Bogotá tendrán que esperar más tiempo para abrir)

Luis Jorge Hernández, coordinador del área de salud pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, señaló que un ventilador es un instrumento “muy sofisticado y de alta tecnología” que puede presentar problemas de calibración y que por eso mismo lo debe manejar personal con alto nivel de especialización.

“Es una máquina que respira por la persona y son muchas las variables que están influyendo, por eso no puede haber errores”, insistió el experto, quien explicó que, de hecho, se fabrican en Europa, particularmente en Alemania, Estados Unidos y China.
Un directivo de una reconocida EPS que prefirió no publicar su nombre le dijo a este diario que a ellos les han funcionado “perfectamente” los ventiladores.

“Cuando nos llegaron los nuestros, los técnicos y nuestros ingenieros se pusieron de acuerdo y los instalaron (...). Son dispositivos que toca adaptarlos, mirar los manuales y que funcionen bien”, señaló el médico, que insistió en que por eso la instalación puede tomarse varios días.

Sobre el tema, el secretario de Salud, Alejandro Gómez, dijo que los ventiladores se han venido instalando en la medida que los proveedores los han entregado y anunció que hay un plan B del Ministerio de Salud para reemplazar los dispositivos que hasta ayer no se habían podido calibrar.

En efecto, Luis Guillermo Plata recordó que la Nación ofreció entregarle en julio a Bogotá 430 ventiladores y que en la tarde ya se habían instalado 262 y quedaban pendientes 43 –entre ellos los 26 que no habían podido ser calibrados–, y esperaba que 305 quedaran ayer totalmente habilitados; con ese fin, si era necesario, se iba a disponer de otros que tiene el Ministerio de Salud.

“La mayoría de ventiladores vienen calibrados para entre 0 y 2.000 metros y la presión en Bogotá es distinta a muchas de ciudades del mundo, esa es la complejidad”, explicó Plata, quien recordó que el contrato de compra incluye instalación, calibración, entrenamiento y mantenimiento, y que ese alistamiento toma un tiempo.

Después de los momentos de tensión producidos por el nuevo choque entre la Alcaldía y la Nación, lo cual generó llamados de diversos sectores a evitar la pugnacidad, ayer todo parecía aclararse y la instalación de ventiladores continuaba en la carrera contrarreloj de las últimas semanas.

Guillermo Reinoso Rodríguez
Editor de Bogotá
@guirei24

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.