Chapinero parece que no estuviera en alerta naranja

Chapinero parece que no estuviera en alerta naranja

En la zona de Pardo Rubio se establecieron desde el jueves vallas, puestos de control y afiches.

Chapinero

Panorama en la UPZ Pardo Rubio, de Chapinero, que está bajo alerta naranja y en donde, no obstante la pedagogía, las personas siguen sin acatar las normas.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Por: Bogotá
16 de mayo 2020 , 09:08 p.m.

La vida en uno de los sectores más importantes de Bogotá cambió por completo en un par de meses; el centro de Chapinero, la localidad de la diversidad, la cultura y la gastronomía capitalina, pasó de ser el corazón comercial de la ciudad a convertirse en una zona de cuidado especial en alerta naranja por el nuevo coronavirus.

Y es que a pesar de no ser la localidad con más casos reportados de covid-19 en la ciudad, sí es una de las que tienen la tasa más alta, pues alcanza cerca de 70 casos activos por cada 100.000 habitantes.

Ante esta situación, y bajo la nueva estrategia de sectorizar la cuarentena, el cuadrante que va desde la calle 60 hasta la calle 67 entre carreras 3A y 10.ª se convirtió, el miércoles pasado, en una de las 12 zonas de alto riesgo por la rápida circulación del virus.

(Le puede interesar: Vigilante que permanecía encerrado en una bodega ya está en su casa)

La nueva normalidad transformó totalmente este sector de la capital. Allí, en donde están reconocidos restaurantes y bares, zonas residenciales de estratos altos y plazas públicas, las calles se llenaron de gigantescas vallas publicitarias con una señal de advertencia sobre la alerta naranja.

EL TIEMPO recorrió la zona y encontró que, no obstante la pedagogía, los transeúntes, contra todo pronóstico, todavía parecieran no haber entendido lo que significa estar en una zona de cuidado especial. La UPZ de Pardo Rubio, el área de Chapinero declarada en alerta naranja, está llena de restaurantes, lo que hace que la afluencia de domiciliarios sea mayor que en otros sectores de la ciudad, y eso se evidencia en sus calles.

Ni todos los avisos, ni los cuatro puestos de control, ni siquiera un camión de bomberos con el parlante a todo volumen para pedir el uso de tapabocas han logrado que dejen de verse peatones con la mascarilla en la garganta, otros reunidos en las esquinas o comiendo helado con total naturalidad, y hasta padres con niños en los brazos o de la mano, o incluso pidiendo dinero.

(Lea también: Hay brote de covid-19 en trabajadores de UCI de clínica Juan N. Corpas)

Pero tal vez lo más preocupante sea que ninguno llevaba puesto el tapabocas como debería: cubriendo nariz y boca.

“Les explicamos los riesgos, les decimos que es por su propia salud, pero ni así hacen caso, es muy complicado”, dice un policía de la zona que pidió no revelar su identidad, mientras hacía un operativo para multar a quienes incumplen la orden de aislamiento.

Chapinero

Alerta naranja en sector de Chapinero.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

Con sorpresa, la respuesta de los desprevenidos es que “no sabíamos que hay que usar tapabocas”, cuando a menos de 2 metros hay un pasacalle con todas las indicaciones.
La preocupación de las autoridades no es para menos, están luchando contra un virus mortal que se propaga muy rápido. En Bogotá ha matado a más de 160 personas.

Según el alcalde local, Óscar Ramos Calderón, “todos los esfuerzos están concentrados en la sensibilización, estos primeros días nuestro trabajo es explicarle a la gente cómo se tiene que cuidar, y a partir de esta semana se inician los testeos masivos”, puntualizó.

(Lea también: Con contenedores fríos, amplían capacidad de cementerios distritales)

Y aunque no hay que desconocer el esfuerzo del Distrito en hacer jornadas pedagógicas, pues hasta la misma alcaldesa Claudia López hizo un recorrido por el sector, megáfono en mano, para concientizar a la ciudadanía, hay que decir que estos despliegues o no parecen ser del todo atendidos, o todavía muchos no creen que puedan contagiarse o aún no se han enterado de las restricciones.

Ante todo esto, las autoridades sanitarias insisten en que los ciudadanos deben ser más conscientes del riesgo que están corriendo y que depende de ellos que el virus no lleve a Bogotá a una situación aún más crítica.

Ahora bien, es importante destacar que el problema no está en la zona residencial, pues allí las calles, en su mayoría, se ven vacías y los pocos peatones están paseando su mascota o mercando, cumpliendo las normas; el lunar son, sin duda, los domiciliarios. “Las campañas de pedagogía han sido muy buenas, pero la gente no entiende; me preocupa que salen sin tapabocas, uno ve hasta amigos reunidos en las calles y no puede decir nada, necesitamos más presencia de la Policía en toda la zona; si esto no se hace, el coronavirus se va a salir de control”, afirma Jaime Ramírez, residente del sector.

Las campañas de pedagogía han sido muy buenas, pero la gente no entiende; me preocupa que salen sin tapabocas, uno ve hasta amigos reunidos en las calles y no puede decir nada

Pero el cuadrante de Pardo Rubio no es el único que está en alerta naranja. Bajo estas mismas condiciones hay otras once UPZ en la ciudad, ellas son: Britalia, en Suba; Puente Aranda, en Puente Aranda; Quiroga, en Rafael Uribe Uribe; Bosa Occidental, en Bosa, y Bavaria, Calandaima I y II, Patio Bonito, Kennedy Central, Corabastos y Américas, en Kennedy.

Cabe aclarar que estas zonas han recibido cinco tipos de intervención del Distrito, todas están sometidas a vigilancia epidemiológica para evaluar el comportamiento del virus y tomar medidas. Además, las autoridades de salud realizan pruebas masivas para detectar contagios, esto debido al alto número de pacientes asintomáticos.

Pero esto no es lo único, la Alcaldía Mayor hará actividades pedagógicas y de cultura ciudadana, adicionalmente, para garantizar que las personas puedan cumplir la cuarentena, y la Secretaría de Integración Social entregará ayudas a los hogares en condición de pobreza.

Qué se puede hacer o no en una zona en aislamiento

Las ‘Zonas de cuidado especial’ estarán bajo vigilancia epidemiológica permanente, y sus habitantes serán sometidos a testeos y pruebas diagnósticas, pero estas no son las únicas indicaciones de funcionamiento porque, además, hay ciertas normas que se deben cumplir.

Cuarentena obligatoria

Las UPZ que están bajo alerta naranja tendrán aislamiento obligatorio por 14 días, es decir, las personas que residan en estas zonas solo podrán salir de sus casas por motivos de fuerza mayor o de primera necesidad.

Autocuidado

El uso de tapabocas es obligatorio, y este debe utilizarse cubriendo nariz y boca; además, el lavado de manos y cara debe hacerse cada dos horas, y en caso de salir de la vivienda, la recomendación es bañarse al regresar.

Actividad física

Aunque con la reactivación de algunos sectores las autoridades flexibilizaron la posibilidad de hacer actividad física al aire libre, en las UPZ que tienen cuidado especial esto no está permitido en ningún horario ni bajo ninguna circunstancia. Así mismo, las niñas y los niños no pueden salir de sus casas hasta nueva orden.

Teletrabajo

En caso de que su empresa haya entrado en operación bajo las medidas de reapertura del Gobierno Nacional, y usted resida en una de las 12 UPZ en alerta naranja, su empleador debe garantizar que, por los 14 días de cuarentena estricta, usted pueda hacer teletrabajo para evitar que entre y salga de la zona.

Los domicilios

Aunque el servicio de domicilios está permitido en las zonas que se encuentran bajo la orden de aislamiento, los usuarios solo podrán pedir este servicio a los establecimientos exentos y que se encuentren dentro del mismo cuadrante, con el propósito de evitar el flujo de personas que salen y entran a la zona demarcada. En el mismo sentido, los locales comerciales deben controlar la entrega de domicilios para seguir dicha indicación.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.