Secciones
Síguenos en:
Aunque no habrá talas en avenida Guayacanes, sigue inconformismo
Guayacanes

La entidad determinó que existía una alternativa para conservar los árboles.

Foto:

ARCHIVO EL TIEMPO

Aunque no habrá talas en avenida Guayacanes, sigue inconformismo

Pese a que el IDU dice que solo harán bloqueos y traslados, la comunidad se opone a la intervención.

Aunque el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) explicó que preservará los árboles del tramo 5A, correspondientes al grupo 3 de construcción de la avenida Guayacanes, y aclaró que no realizará tala de árboles en el lugar sino bloqueos y traslados de los mismos, la comunidad de la zona sigue manifestando reparos por esta intervención.

(Contexto: IDU solo trasladará árboles en el tramo 5A de la avenida Guayacanes)

Luego de que algunos residentes se quejaron, la entidad realizó un ejercicio de revaluación y determinó que existía una alternativa para conservar en otro sitio diferente al área de intervención 14 árboles de la especie urapán y chilco, autorizados inicialmente para tala. También identificó 34 árboles de diferentes especies que no hacían parte del inventario inicial y que fueron propuestos también para bloqueo y traslado.

Estamos dando cumplimiento a las obligaciones impuestas por la autoridad ambiental para asegurar su supervivencia en su nuevo emplazamiento

Como resultado de este ejercicio se solicitó a la Secretaría Distrital de Ambiente la modificación de la Resolución 4025 de 2018, que avalaba el tratamiento silvicultural, y esta autorizó el cambio de tratamiento para los catorce árboles de tala a bloqueo y traslado, al tiempo que aprobó, de igual manera, el bloqueo y traslado de los 34 árboles adicionales por medio de la Resolución 652 del 18 de marzo del 2021.

La intervención comenzó ayer con el prebloqueo de algunas especies en su preparación para la reubicación. Todos estos árboles serán replantados en el parque Alsacia, en la calle 12 B entre las carreras 71 B y 70.

Posteriormente, explicó la entidad, se realizará el mantenimiento de estos individuos durante tres años. “Estamos dando cumplimiento a las obligaciones impuestas por la autoridad ambiental para asegurar su supervivencia en su nuevo emplazamiento”, dijo el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca.

Agregó que todo esto va en concordancia con las medidas cautelares impuestas por el Juzgado 63 Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá D. C., por cuanto no se trata de actividades de tala o deforestación sino, explica, de tratamientos silviculturales que propenden por la conservación en su sitio de origen de los árboles.

El IDU explicó también a través de un comunicado que habrá varias medidas de mitigación, como la plantación de 312 árboles nuevos, 1.697,46 metros cuadrados de jardinería.

También se contempla que la cuneta verde cuente con una profundidad mínima de retención de agua y una vegetación propia de ecosistemas de humedal, para favorecer así la permanencia y conservación de especies de fauna silvestre.

(Le puede interesar: La tala de la 68 / Voy y vuelvo)

¿Qué dice la comunidad?

Integrantes de las comunidades de la UPZ 113-Bavaria; organizaciones civiles ambientales de los barrios Aloha, Bavaria Techo, Ciudad Alsacia y Marsella: Somos Bosque, Salvemos el Bosque Bavaria, Somos Maleza, Comunidad Cema, La Marcha de los Árboles; agrupaciones y plataformas socioambientales de la localidad de Kennedy; accionantes y coadyuvantes de las acciones populares y las medidas cautelares, como defensoras y defensores de los ecosistemas bosque Bavaria y humedal Madre de Agua, manifestaron su rechazo rotundo a lo que se ha llamado el Pacto Ambiental por el Bosque Bavaria, que se está construyendo en las mesas de concertación que coordina la Secretaría del Hábitat.

Dijeron que estas, supuestamente, tendrían como uno de sus objetivos principales garantizar el derecho constitucional de participación de los colectivos y organizaciones que han cuidado, defendido y protegido el corredor ecológico Bosque Bavaria-Madre de Agua. “No obstante, en este escenario se partía de la premisa de que el Plan Parcial se iba a llevar a cabo con la construcción de miles de unidades de vivienda al interior del predio, reduciendo de antemano las posibilidades de hacer un replanteamiento del proyecto”, dijeron a través de un comunicado enviado a este medio.

Quienes manifiestan su rechazo al proyecto argumentan que este proyecto de vivienda como se plantea actualmente implica unas afectaciones ecológicas, sociales, urbanísticas, de movilidad y esencialmente de injusticia ambiental y climática.

También dijeron que han hecho propuestas asociadas a intervenir el área de influencia con proyectos que aseguren la estadía y permanencia del bosque con “sus invaluables servicios ecosistémicos”. Algunas de ellas son la construcción del segundo Jardín Botánico de Bogotá; la adquisición del predio por parte del Distrito para la construcción de una facultad de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, el desarrollo de un centro cultural y ambiental reutilizando la infraestructura de la fábrica, por nombrar solo unas cuantas. “Estos podrían ser financiados con distintos instrumentos de gestión, pero que ninguno ha sido tomado en cuenta”.

(Además: El billonario déficit que abrió la pandemia en TransMilenio y el SITP)

¿Qué contempla este proyecto?

La avenida Guayacanes, antes conocida como Tintal-Alsacia, tendrá 13 kilómetros de extensión y atravesará las localidades de Bosa y Kennedy, reduciendo los tiempos de viaje de dos horas a cerca de 45 minutos.

Será una vía de 6 carriles, más de 378.700 metros cuadrados de espacio público, una ciclorruta de 11,9 km, arborización y zonas verdes.

Esta nueva vía conectará la calle 13 con la autopista Sur, convirtiéndose en una nueva opción para la salida y entrada de viajeros por el sur de la ciudad.

Guayacanes es una vía paralela a las avenidas Ciudad de Cali y Boyacá, que también se conectará con la avenida Bosa, para salir de la ciudad por el vecino municipio de Soacha. Hoy, los habitantes de barrios como Las Margaritas, Bosa Occidental, El Porvenir y Patio Bonito se demoran hasta hora y media desde el Portal de Las Américas hasta sus viviendas. Cuando finalice la construcción de la avenida Guayacanes, llegarán en menos de 30 minutos.

CAROL MALAVER
SUBEDITORA BOGOTÁ
​Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Siga leyendo
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.