Contaminación visual y ruido no dan tregua en la ciudad

Contaminación visual y ruido no dan tregua en la ciudad

Ciudadanos se debaten entre la suciedad de paredes y postes, y el bullicio de carros y parlantes.

Contaminación auditiva en BogotáLa contaminación auditiva es uno de los factores que tiene más insatisfechos a los ciudadanos con el medio ambiente en la ciudad.
Contaminación auditiva

Introduzca el texto aquí

Por: Bogotá
05 de diciembre 2018 , 08:28 p.m.

Puentes peatonales, monumentos y paredes llenos de avisos fijados con pegante que el sol y la lluvia no pueden desvanecer. Barrios y calles en donde vendedores, establecimientos ofrecen con parlantes desde vidrios para celular hasta frutas. Pitos, gritos, avisos, pasacalles: así viven todos los días algunas zonas de Bogotá. Parece ser un problema de nunca acabar.

Según los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana 2018 hecha por el programa Bogotá Cómo Vamos (BCV), la insatisfacción con el nivel de ruido en la ciudad alcanzó el 71 por ciento y en la contaminación visual llegó a 66 por ciento, pese a las campañas emprendidas por la Alcaldía.

Las cifras muestran un panorama desalentador, y hacer un recorrido por Bogotá lo ratifica. Para Ómar Oróstegui, director de BCV, esto “expresa un mal comportamiento ciudadano que termina afectando la manera en que disfruta la ciudad y su paisaje”.

Según datos de la Secretaría de Ambiente, la localidad con mayor número de publicidad visual exterior ilegal es Barrios Unidos, con 20.660 elementos; seguida de Chapinero, con 4.457, y Usaquén, con 2.447.
En la lista también se destacan zonas como Engativá, Teusaquillo y Fontibón.

En cuanto al ruido, sectores como la 85, la zona T, el parque de la 93 y los alrededores de las universidades ubican a Chapinero como la localidad más ruidosa. Sin embargo, Fontibón, Suba, Teusaquillo y Antonio Nariño también están en el escalafón. Esto se explica por el número de establecimientos de comercio como bares, discotecas, clubes y fábricas.

CVISUAL

En zonas como Chapinero es común ver avisos en espacio público.

Foto:

Abel Cárdenas - EL TIEMPO

Un residente* del barrio Castilla, Kennedy, denunció que algunas cafeterías que funcionan en la calle 7.ªA bis con carrera 79C en el día son salones de onces y en la noche se convierten en bares sin ninguna clase de control. El ciudadano le aseguró a EL TIEMPO que las autoridades no hacen ningún tipo de control, a pesar de que en repetidas ocasiones han llamado a la Policía, pues el ruido se volvió habitual todas las noches.

¿Qué está haciendo el Distrito?

En cuanto al aspecto auditivo, la Secretaría de Ambiente realizó en el 2017 los Mapas Estratégicos de Ruido (MER), una representación cartográfica de los niveles por zonas para determinar una Red Urbana de Ruido, que en este momento se encuentra en fase de instalación y pruebas por parte de la Secretaría de Planeación. Respecto al exceso de publicidad exterior, esta dependencia ha retirado este año 173.958 elementos ilegales del espacio público, recuperando un área total de 28.408 metros cuadrados.

Operativos de sensibilización, control y seguimiento e intervenciones en puntos críticos hacen parte de las iniciativas que ha emprendido la administración para recuperar y embellecer las calles, además varias jornadas de limpieza de muros y paredes.

Ruido

Vendedores informales con megáfonos y parlantes se convirtieron en un dolor de cabeza para los bogotanos. F

Foto:

Felipe Caicedo

Aunque en materia de salud la contaminación visual no tiene efectos que se puedan demostrar científicamente, el panorama con el ruido es diferente. Hay consecuencias a corto y largo plazo de tipo psicológico y psicosocial. Irritabilidad, problemas de sueño, estrés, falta de atención, dolores de cabeza y problemas musculares, cardiovasculares y endocrinos son apenas algunas de las consecuencias reportadas por la entidad distrital, que también afirma que cuando una persona se expone por tiempos muy largos a altos niveles de ruido puede incluso perder la audición.

Curiosamente, una de las quejas que más se ha reducido es la que tiene que ver con el bullicio entre vecinos, de acuerdo con la más reciente encuesta de Cultura Ciudadana.

¿Qué dice la norma?

La Resolución 0627 de abril de 2006 establece la reglamentación nacional de emisión de ruido y ruido ambiental, allí se determinan nueve estándares que deben cumplir los establecimientos comerciales: en el día, lo máximo permitido son 80 decibeles en áreas destinadas a espectáculos públicos al aire libre y, en la noche, el límite máximo es de 75 dB en los mismos espacios. En lo que se refiere a contaminación visual, la prohibición más importante es fijar cualquier tipo de aviso en el espacio público, esto acarrea sanciones de hasta 5.000 salarios mínimos.

¿Qué es contaminación visual?

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Ambiente, este fenómeno es entendido como la saturación del paisaje y del espacio público. Ocurre cuando hay fijación excesiva de cualquier tipo de publicidad exterior visual y afecta la calidad de vida de los ciudadanos. En este ámbito pueden ser incluidos avisos, pasacalles, pendones y cualquier tipo de propaganda que incumpla la reglamentación establecida en la Ley 140 de 1994, en el Decreto 959 del 2000 o en el Código de Policía (Ley 1801 de 2016), normas que dictan los lineamientos para esta publicidad.

¿Qué es contaminación auditiva?

a Secretaría de Ambiente dice que hay que distinguir entre ruido y contaminación acústica o auditiva. El primero es un sonido no coherente que, aunque sea molesto, puede no ser considerado como contaminación. Sin embargo, si este llega a generar alguna afectación en el ambiente que sea cuantificable o medible por medio de herramientas como sonómetros y supera los niveles permitidos, pasa a ser contaminación. Un ejemplo es la emisión de sonido producto de las fuentes electroacústicas de un bar. Este tipo de afectación no se acumula ni se mantiene en el tiempo.

* Nota recomendada por un ciudadano residente en Castilla que pidió no publicar su identidad.

REDACCIÓN BOGOTÁ
Ana María Montoya 
Escuela de  Periodismo Multimedia EL TIEMPO@Lacrespaana

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.