Secciones
Síguenos en:
El golpe del covid-19 al Distrito: van 9.874 funcionarios contagiados
Palacio Liévano

Palacio Liévano, en el centro de Bogotá.

Foto:

Claudia Rubio / ELTIEMPO

El golpe del covid-19 al Distrito: van 9.874 funcionarios contagiados

El virus ha tocado a funcionarios que atienden las necesidades de Bogotá en calle. 

El covid-19 no solo ha golpeado a los habitantes de Bogotá, sino también a los ciudadanos que velan por el funcionamiento de la capital desde las entidades distritales. Un balance oficial del Sistema Distrital de Alertas Tempranas por covid-19, conocido por este diario, indica que hasta ayer 9.874 funcionarios del Distrito se habían contagiado.

Aunque los rostros más visibles de esta historia son los recién contagiados Claudia López y Luis Ernesto Gómez, la pandemia ha tocado al personal de la salud y a empleados y contratistas que han tenido que salir a las calles a atender distintas situaciones sociales.

(Bogotá le pide al Ministerio de Salud vacunas para los profesores)

De acuerdo al reporte consolidado, de los casos positivos de covid, 5.583 han sido de las subredes distritales de salud, y 4.491, de las 48 entidades distritales.

Esto sin contar los contagios de los profesores de colegios públicos, quienes, por tener régimen especial, no están en los consolidados del Gobierno.

Según información de la Secretaría de Educación, en lo que va de pandemia, 3.372 docentes han resultado contagiados. De ellos, 32 han fallecido.

Cifras en detalle

Por estar en primera línea, el personal de las subredes de salud es uno de los más afectados entre las cuentas del Distrito. De sus 4.491 casos, 83 siguen activos y 22, desafortunadamente, corresponden a personas fallecidas.

Sin embargo, no es tan conocido que más del 21 % de los funcionarios distritales, fuera de los de las subredes, han resultado contagiados en lo que va de la pandemia.

De los 5.383 casos acumulados al momento desde las 48 entidades, la mayoría son de la Secretaría de Integración Social (1.109), la Empresa de Acueducto (607), la Secretaría de Salud (596) y la Secretaría de Gobierno (450).

(Además: Claudia López, en reposo y aislada por el covid-19)

Estas entidades son, justamente, las que por su naturaleza social y de servicio deben tener a buena parte de su personal en la calle.

Entre esos funcionarios ‘anónimos’, pero que día a día se exponen en distintos escenarios, están gestores de convivencia de la Secretaría de Gobierno que deben, día a día, atender las masivas manifestaciones en la calle. Esa entidad, por ejemplo, confirmó que en estos 20 días de paro nacional, “15 servidores de la Secretaría de Gobierno, entre ellos el secretario, gestores de Diálogo, gestores de inspección policiva, entre otros”, resultaron contagiados.

También son vulnerables los miembros de la Tropa Social, de la Secretaría de Integración Social, que busca, registra y hace la oferta distrital a poblaciones vulnerables en todos los rincones de Bogotá, y funcionarios del Cuerpo de Bomberos, de la red de atención en los Cade, entre otros.

Una ciudad que no para

Lo cierto es que pese a la contingencia sanitaria, el sector público debió buscar alternativas para sostener su labor y proteger a sus integrantes.
Recién iniciada la pandemia, el Distrito tuvo que implementar un esquema 80-20, en el que en los servicios que fuera posible el 80 % de su equipo trabajaba en casa y el 20 % iba a la oficina y al trabajo en la calle con comunidades.

Además, un sector de alta afectación como el de salud diseñó un plan para mejorar la aplicación de protocolos y la adecuación de infraestructura, pero también para analizar y mejorar su esquema de servicios en UCI y hospitalización.

Sin embargo, con el tiempo, las dinámicas de reactivación y de demanda de servicios llevaron a un aumento de presencialidad. Según cifras de la Secretaría General, para el mes de enero de 2021, mostraban que el 42 % de los servidores distritales se encontraban asistiendo a sus lugares de trabajo.

Un futuro incierto

Buena parte de la esperanza está puesta en la vacunación. Hoy, en la práctica, Bogotá avanza en la vacunación de las poblaciones de etapas I y II del Plan de Vacunación: personal de salud y mayores de 60 años, entre otros. Pero aunque en el papel hay luz verde para la etapa III –que incluye a docentes, población entre 50 y 59 años y población entre 16 y 59 años con comorbilidades–, no hay aún vacunas destinadas para esta etapa. Solo por el lado de los docentes del sector público, se requerían 41.000 primeras dosis.

Por lo pronto, Bogotá, con las vacunas que le han asignado para etapas I y II, ha logrado aplicar 968.171 primeras dosis y 558.381 segundas dosis.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.