Prefiero la consulta que el insulto / Voy y vuelvo

Prefiero la consulta que el insulto / Voy y vuelvo

Alcanzar el umbral es difícil, pero si se consigue será histórico.

Tarjetón de la consulta anticorrupción

Para que la Consulta Anticorrupción sea válida se necesita que al menor el 30 por ciento del censo electoral.

Foto:

Archivo particular

Por: Ernesto Cortés Fierro
25 de agosto 2018 , 10:00 p.m.

Votar la consulta anticorrupción hoy bien podría ser ese grito de independencia que emane de la voz de los ciudadanos para elegir su propio destino. Sería tener muy cerca la posibilidad de demostrar que no somos una sociedad indiferente ante uno de los principales cánceres que carcomen el país y que, en lugar de apelar a las armas o a las protestas efectistas, lo hacemos acudiendo a los recursos que nos dan nuestras leyes.

Votar la consulta anticorrupción hoy nos demostraría que, pese a la barbarie de los criminales que asesinan a nombre de cualquier causa o se amparan en las tinieblas de las redes sociales para sembrar odio, confundir y acabar con honras ajenas, tenemos aún algo de civismo y respeto por quienes piensan distinto.

Votar la consulta anticorrupción hoy no nos hará ni mejores ni peores ciudadanos, simplemente nos hará mejores seres humanos, en pro de una causa que nos permita imaginar que un país posible sí está en nuestras manos.

Dicho esto
, no estoy con los que creen que porque hay personas que piensan que la consulta es innecesaria, revanchista, oportunista y que las preguntas que la inspiran ya están en las leyes, deban ser descalificadas, maltratadas o tildadas de corruptas o cómplices de la corrupción.

Están en su derecho, y es posible que tengan razón en que muchos de los postulados efectivamente gozan de buena salud normativa, pero lo cierto es que, a juzgar por lo que devela la realidad, esas normas permanecen en anaqueles o ya encontraron la rendija jurídica para que no se castigue a los manilargos del erario.

Para que la consulta tenga éxito, lo primero que debe suceder, obvio, es salir a votar; lo segundo, que quienes han inspirado todo este movimiento no se sientan de mejor familia ni utilicen la epidemia del robo de los recursos de la salud y la educación como excusa para impulsar causas partidistas o personalistas.

Esta consulta tiene unas cabezas visibles, es verdad, pero son las personas del común, sin distingos, las que harán el cambio a través de su voto.

Alcanzar el umbral es difícil, pero si se consigue será histórico, pues obligará a un Congreso que hoy simboliza lo más malo de la clase política a legislar sobre lo que la ciudadanía pide a gritos para acabar con el desangre.

Si ocurriera que no se alcanzan los votos, si tanto esfuerzo terminase siendo en vano, no hay que darse por vencidos.

Habrá que insistir una y otra y otra y otra vez. Porque si una lección nos ha quedado de este arduo e intenso proceso, es que hemos dejado atrás la indiferencia, que por primera vez los jóvenes, los viejos, los opuestos han encontrado una causa común por la cual luchar. Algunos con mejores argumentos que otros, pero al fin y al cabo, una causa.

Fue esto último lo que me llevó a decidirme a votar: que por fin estamos de acuerdo en algo, lo que no sucede con aquellos políticos que quieren arreglarlo todo a punta de provocaciones populistas trasnochadas.

No: lo que está tomando forma es una ciudadanía que apela a la civilidad para solucionar sus problemas.

¿Es mi impresión o... con la libertad otorgada a los implicados en el atentado al Centro Andino la justicia vuelve a quedar en deuda con las víctimas?


ERNESTO CORTÉS FIERRO
erncor@eltiempo.com
En Twitter: @ernestocortes28

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.