Secciones
Síguenos en:
Matan a conductor de Uber en la Avenida Boyacá
Juan Sebastián Salcedo

Juan Sebastián Salcedo en compañía de su madre, Nancy Balceros.

Foto:

Facebook.

Matan a conductor de Uber en la Avenida Boyacá

Hasta diciembre hizo parte de la Fuerza Aérea Colombiana. Trabajaba para ser piloto comercial.

Nancy Balceros pasó en vela la madrugada del pasado sábado. A la 1:30 a.m. un joven que se identificó como Camilo la llamó y le dijo que su hijo estaba tirado en plena vía pública, en la avenida Boyacá, a la altura de la calle 74. Le dijo que estaba malherido, apenas podía hablar y en cualquier momento podía perder el conocimiento.

Minutos después la llamada se repitió. La Policía ya había llegado al lugar, en el occidente de Bogotá, desde donde decidieron trasladar a la víctima al hospital de Engativá. Así se lo informaron a Nancy por teléfono. Su nombre era Juan Sebastián Salcedo Balceros, tenía 25 años y trabajaba como conductor asociado a la plataforma Uber.

“Le dolían las piernas”, contó Nancy en entrevista con la W Radio. Según la Policía, Juan Sebastián estaba desesperado en la patrulla. Se quejaba sobre todo de los pies. Había sido herido, al parecer, tras recoger un servicio de Uber en la Boyacá con calle 53. Le robaron el carro. Para Nancy, la explicación lógica es que quienes tomaron ese último servicio le hicieron daño.

Ella llegó al hospital de Engativá pasadas las 2:10 a.m. Allí la recibió una agente de Policía, quien le dijo que los médicos estaban estabilizando a Juan Sebastián. Entretanto, le pedía a la madre del joven cualquier información que pudiera ayudar en la investigación. En ese momento era poco lo que ella sabía sobre las últimas horas en la vida de su hijo.

Sí sabía de los últimos meses. Sabía, por ejemplo, que el 2 de diciembre se había ganado el Volskwagen negro de placas EFK 180 que conducía este sábado fatal. Fue el premio de un bingo que jugaron ese día en el club de oficiales de la Fuerza Aérea, a la que perteneció hasta el pasado 31 de diciembre, ya que había pedido la baja para seguir tras otro de sus sueños.

Nancy cuenta que Juan Sebastián quería ser piloto comercial. Su carrera en la Fuerza Aérea no lo estaba conduciendo hacia allá, por lo que decidió retirarse. Su plan inmediato era irse para Buenos Aires, donde vive su papá y donde le iban a practicar una cirugía en un brazo. Después de eso, volvería a encauzar el objetivo de ser aviador. Pero antes, necesitaba dinero.

Recibió el carro el 9 de enero, y desde entonces se puso a trabajar en él como conductor asociado a Uber. Pese a los historiales de persecución a estos, Nancy no tiene claro qué fue lo que pasó en el caso de su hijo. “No lo sé”, dice, preguntada sobre si pudo ser esa la razón. “Lo que dicen es que Sebastián recibió el último servicio a la 1 de la mañana”, asegura.

A las 3:55 de la mañana del día sábado murió mi gran hijo

A las 3:00 a.m. de este sábado, la misma Policía que la había recibido le dijo que, al parecer, lo habían logrado estabilizar. Unos 20 minutos después fue una médico “muy joven” la que se le acercó y la explicó que Juan Sebastián estaba grave, que ya pasaba por el segundo paro cardiorespiratorio y que aunque llevaban media hora reanimándolo, no podrían hacerlo mucho más. “Me dijo que, por favor, estuviéramos preparados para todo”.

Pasaron otros 10 minutos cuando le dijeron que lo habían podido estabilizar, pero que todavía no encontraban la razón de los paros. Pasadas las 4:00 a.m. la médica volvió a salir y le explicó que habían encontrado una herida que no habían visto antes, debajo de una axila. Los atacantes le punzaron el pulmón. Los médicos le hicieron una traqueotomía, pero “no lo habían logrado salvar”.

“A las 3:55 de la mañana del día sábado murió mi gran hijo”, cuenta Nancy, todavía conmocionada.

Uber emitió un comunicado en el que reconoce que Juan Sebastián fue herido de muerte “durante un viaje solicitado por medio de la plataforma Uber”. Y aunque aseguran que “desde el momento de los hechos” han estado “en contacto con la familia para brindarle nuestro apoyo y acompañamiento”, Nancy dice que no es así.

Otros familiares sí se acercaron a la empresa. Aunque no les dieron información directamente a ellos, fue gracias a la información de la plataforma que la Policía supo la hora y lugar donde Juan Sebastián recogió el último servicio. “Estamos en contacto con las autoridades con el fin de brindarles la información con que se pueda contar”, dice el comunicado oficial.

Durante el fin de semana, los familiares de Juan Sebastián pidieron ante distintos medios de comunicación que se esclarezcan los hechos en los que este fue asesinado. La próxima pista que dé luces sobre lo sucedido la madrugada del pasado 27 de enero puede estar en el vehículo robado, el que ganó hace dos meses y donde lo hirieron de muerte.

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.