El Concejo de Bogotá y el inédito estatuto para la oposición

El Concejo de Bogotá y el inédito estatuto para la oposición

La declaratoria de independencia de algunos partidos y los temas que marcarán la agenda del cabildo.

Concejo de Bogotá

La mesa directiva del Concejo analiza vías jurídicas ante la nueva sindicalización.

Foto:

Abel Cárdenas / Archivo EL TIEMPO

Por: Bogotá
30 de diciembre 2019 , 08:10 p.m.

Con 23 concejales nuevos, una coalición de gobierno (los ‘verdes’ y el Polo) que ocupa 16 curules, con algunos movimientos políticos declarados en independencia a la Administración Distrital y con un estatuto de oposición inédito, el Concejo de Bogotá será protagonista del devenir político y administrativo de los próximos cuatro años en la ciudad.

La alcaldesa electa, Claudia López, en su visita al cabildo distrital el pasado lunes 9 de diciembre, en medio de lo que se denominó como un empalme institucional, dio las primeras pinceladas de lo que será su relación con esta corporación.

“Se lo manifesté a la mesa directiva, tuve la oportunidad de reunirme con todas las bancadas electas del Concejo y a todos les manifesté el interés de mantener una relación respetuosa, transparente, por encima de la mesa”, dijo ese día López.

Sin embargo, esta relación estará mediada por el nuevo estatuto de la oposición, un instrumento que si bien ya ha sido aplicado por el Concejo saliente en algunas oportunidades, entrará en plena vigencia a partir del 1.º de enero próximo.

“El estatuto incorporó una figura nueva, y es que quien quedara segundo en las elecciones a gobernación y alcaldía tiene derecho a entrar a las corporaciones respectivas para hacer oposición. De eso se trata el estatuto, que sea un derecho de hacer oposición”, explicó Ómar Oróstegui, director del programa Bogotá Cómo Vamos.

En este punto, para el caso de la capital del país, el llamado a ocupar ese lugar fue Carlos Fernando Galán, quien fue el segundo en la contienda electoral por la alcaldía con más de un millón de votos.

No obstante, al asumir su curul en el Concejo de Bogotá, y en contravía a lo que establece el estatuto que enuncia que este cargo debería ser para ejercer una franca oposición, Galán decidió asumir un rol de independencia.

Para Oróstegui, esta situación plantea una dificultad para la aplicación de ese artículo del estatuto. Sin embargo, para la Administración Distrital significa una oportunidad para el diálogo entre el Concejo y la Alcaldía.

Luis Ernesto Gómez, designado como secretario de Gobierno y quien tendrá dentro de sus funciones armonizar los lazos entre el cabildo distrital y la Alcaldía, impulsó desde el Ministerio del Interior el estatuto de la oposición que surgió con los acuerdos de paz.

“El escenario es inédito porque el llamado a liderar la oposición básicamente tiene un liderazgo constructivo. Creo que es muy bueno para Bogotá. Tenemos que demostrarle al país que una nueva forma de hacer política es posible y que la diferencia no nos hace enemigos necesariamente”, expresó Gómez sobre Galán.

Otro escenario poco usual tiene que ver con la declaratoria de independencia de algunos movimientos y partidos políticos, como Colombia Humana y el Centro Democrático, que sumado a la mayoría que tiene en el Concejo la alcaldesa electa, parece plantear un panorama despejado para los proyectos que presente.

“No es un tema menor que hasta el momento ningún partido haya manifestado un interés en declararse en oposición, eso de nosotros demanda es humildad, porque competimos contra ellos y perfectamente pudieron decir ‘vamos a llegar a oponernos a todo’. Los que se declaran en independencia demuestran que serán independientes para oponerse a lo que consideren que no comparten”, afirmó Gómez.

Sobre quienes se han declarado en independencia, Oróstegui opinó que lo hacen porque les da un mayor margen de negociación política. “Si están en la oposición, claramente se sitúan en la contraparte del gobierno, y en la mayoría de iniciativas estarían en oposición, siendo independientes estarán por momentos a favor”, expresó.
Sin embargo, otra de las nuevas disposiciones que plantea el estatuto de la oposición es que garantiza a quienes se declaren en contra del gobierno hacer parte de las mesas directivas de las comisiones y plenaria.

Al no haber una bancada opositora, hasta el momento, este beneficio se estaría perdiendo. Es por esta razón que desde el Distrito algunas voces creen que partidos como el Centro Democrático y Cambio Radical podrían decantarse por declararse en oposición y asegurarse estos espacios de privilegio.

Mientras eso se define, los desafíos del nuevo cabildo distrital empezarán a plantearse desde el 1.º de enero. La discusión del plan de desarrollo, la financiación del mismo, la presentación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y la revisión al avance de los objetivos planteados en el otrosí con los operadores del SITP serán algunos temas que marcarán la agenda del nuevo Concejo de Bogotá.

BOGOTÁ
Twitter: @BogotáET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.