¿Cómo recibe Bogotá al próximo alcalde en educación y vivienda?

¿Cómo recibe Bogotá al próximo alcalde en educación y vivienda?

EL TIEMPO, con el apoyo técnico del programa Bogotá Cómo Vamos, promueve un debate informado.

vcx
Foto:

ABEL CÁRDENAS / EL TIEMPO

Por: Bogotá
06 de septiembre 2019 , 07:08 p.m.

Además de la reducción en la deserción escolar en el sector oficial, el aumento del porcentaje de colegios oficiales clasificados en las categorías A y A+ en las pruebas Saber 11 y de los logros alcanzados con el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que tiene las calificaciones más altas y el reconocimiento internacional, a la educación le queda un largo camino por recorrer.

Tal y como lo expresaron la mayoría de los expertos en el reciente ‘Foro Ágora Bogotá: empresas por los ciudadanos, vida y ciudad’, la modernización y la calidad son claves a la hora de las transformaciones.

Durante el panel sobre la generación de valor, el llamado fue a la modernización del sistema educativo, facilitar la formación en nuevas capacidades y habilidades, promover la ciencia y la tecnología y su articulación con el sector productivo.

Sobre el tema, Ómar Oróstegui Restrepo, director del programa Bogotá Cómo Vamos (BVC), señaló que persisten retos como la implementación de la jornada única para que los niños estén en formación más tiempo en las instituciones, el bilingüismo, la escolarización de niños, romper las barreras de acceso y reducir las brechas de la calidad.

“En 2016, el 4 por ciento de la matrícula de colegios oficiales se encontraba en esta modalidad y en 2018 llegó al 14 por ciento; la meta a 2020, fijada por la Administración, era del 30 por ciento”, señaló Oróstegui.

Advirtió que las nuevas dinámicas de población y ocupación del territorio tendrán un impacto en la planeación de ciudad y la calidad de vida de los bogotanos.

De otro lado, frente al tema de la vivienda, dijo que el nuevo censo permite concluir que el promedio de personas por hogar tiende a reducirse, mientras los hogares unipersonales se incrementan. “En la práctica, esta nueva realidad nos obliga a repensar la oferta y el tamaño de la vivienda en el corto y mediano plazo”.

Esta dinámica, explicó, obliga a que la demanda de bienes y servicios sea para hogares más pequeños. “Por ejemplo, muchos centros educativos tendrán que adaptarse ante la reducción del número de estudiantes”.

Planteó que las localidades están cambiando su composición demográfica. “Mientras las del borde aumentaron sus habitantes, las del centro perdieron población. Esto significa que tenemos que mirar de nuevo hacia el centro y apostarles a la renovación y revitalización”, explicó.

Por eso, advierte que, de no hacer nada, “la ciudad va a consolidar un modelo de dona, es decir, un centro sin población, rodeado de unas periferias densas. Reconoce que el déficit de vivienda se ha reducido en un 44 por ciento, pero señala que la informalidad en la vivienda continúa.

“Por un lado persisten las ocupaciones ilegales, y por otro, se ven ampliaciones informales en muchas viviendas, en especial en barrios con tratamiento de mejoramiento integral. Es clave continuar con los programas de vivienda social, la titulación de predios y el mejoramiento de entornos”, puntualizó Oróstegui.

REDACCIÓN BOGOTÁ​@BogotaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.