Estos son los cambios para solicitar una ambulancia en Bogotá

Estos son los cambios para solicitar una ambulancia en Bogotá

A partir de julio, todas las emergencias que requieran atención médica deberán solicitarse al 123.

En caso de emergencia debe pedir una ambulancia al 123

En Bogotá operan 759 ambulancias, de las cuales 568 son privadas y 181 son del Distrito. Cortesía: SDS

Foto:

SDS

Por: Bogotá
29 de abril 2019 , 10:31 p.m.

Para acabar con la guerra del centavo entre tripulaciones que se pelean los pacientes de los accidentes de tránsito, evitar que utilicen el carril de TransMilenio cuando no están de servicio, mejorar los tiempos de respuesta a la atención y en general para que no se desplacen todas al mismo tiempo a atender la misma emergencia, desde el próximo 1.° de julio las ambulancias serán despachadas desde el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), de la Secretaría Distrital de Salud.

Esto significa que los ciudadanos deberán solicitar el servicio a la línea 123, desde donde se realizará la coordinación de la prestación del servicio.

Así lo establece el Decreto 793 de 2018, que mete en cintura a las ambulancias públicas y privadas de la ciudad y busca, entre otras cosas, acabar con la llamada guerra de los ‘caza- Soat’ que existe entre los operadores de este servicio.

Hoy, lo que sucede es que cuando hay un accidente de tránsito, la tripulación enciende la sirena y las luces para abrirse paso, por ejemplo, por los carriles exclusivos de TransMilenio, en muchos de los casos sin pedir permiso para utilizar esas vías, con el único propósito de poder cazar el paciente herido. De allí lo llevan a la clínica de su preferencia, donde les pagan una comisión por cada cliente que trasladan a ese centro asistencial.

Esa maroma –cuestionada y denunciada en varias oportunidades– obedece a que el Seguro Obligatorio para Accidentes de Tránsito (Soat) es más rápido a la hora de pagar por el servicio frente a las EPS.

Esto se ha convertido en una práctica en la que los más perjudicados son los otros pacientes de las aseguradoras, que cuando sufren, por ejemplo, una fractura al caer en un hueco en la calle o los que tienen un ataque cardiaco en sus casas, no son atendidos con la misma rapidez ni eficiencia, en detrimento de la prestación del servicio de salud.

También son conocidas las denuncias de las ambulancias utilizadas como servicio de taxi para pasajeros que iban para el aeropuerto para evitar los trancones.

La entrada en vigencia del Decreto 793 busca cumplir la resolución 926 de 2017 del Ministerio de Salud y Protección Social, que reglamenta el desarrollo y la operación del sistema de emergencias médicas.

Según informó la Secretaría Distrital de Salud, a partir de ahora “todos los vehículos de emergencia, sin excepción, que se encuentren habilitados en el Distrito, durante el tiempo que estén en servicio activo, deberán tener un sistema de georreferenciación y geolocalización encendidos, para estar siempre en comunicación directa con el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue)”.

También se establece que los integrantes de las tripulaciones de las ambulancias, tanto públicas como privadas, deberán estar entrenados y capacitados con las recomendaciones internacionales actualizadas para el manejo y evaluación de pacientes con patologías traumáticas o médicas, en el ámbito hospitalario y prehospitalario.

En Bogotá hay 759 ambulancias, de las cuales 568 son privadas, 181 del Distrito y 10 son departamentales y nacionales.

Según la Secretaria de Salud, con la implementación del Sistema de Emergencias Médicas (Sem), estos vehículos serán monitoreados a través de pantallas que les permitirán establecer no solo el punto exacto de su ubicación, sino también si tienen permiso de usar el carril de TransMilenio, si va con paciente, si va a recoger o si, por el contrario, están cometiendo alguna irregularidad.

Anabel Arbeláez, subsecretaria de servicios de Salud, dijo que desde hace varios años existía la expectativa de organizar el sistema para responder de forma eficiente y eficaz a las urgencias, emergencias y los desastres. “Lo que se les ordena a la entidades territoriales es que se vuelvan operativas”.

También informó que la inspección, vigilancia y control del cumplimiento de este decreto “estará a cargo de la Superintendencia Nacional de Salud y de la Secretaría Distrital de Salud en el marco de sus competencias”.

En cuanto a las sanciones por irregularidades en el cumplimiento de la ley, irá desde amonestación hasta multas sucesivas hasta por una suma equivalente a 10.000 salarios diarios mínimos legales, al máximo valor vigente en el momento de dictarse la respectiva resolución y el cierre temporal o definitivo del servicio respectivo, informó la Secretaría de Salud.

Cifras oficiales señalan que una de cada dos llamadas a la línea 123 no corresponde a la situación real, sino que son bromas, acosos o falsa alarma. En 2018, de cada 100 llamadas 54 fueron efectivas.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.