Cómo hacer para reducir el impacto del turismo en zonas naturales

Cómo hacer para reducir el impacto del turismo en zonas naturales

Expertos evalúan cómo mitigar esta actividad en las joyas ecológicas. Esto han hecho en Costa Rica.

Actividad turística en Costa Rica

Aumentar la franja marítima para evitar la privatización de las playas fue una de las estrategias en Costa Rica.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Por: MICHAEL CRUZ ROA
23 de octubre 2018 , 04:43 p.m.

La actividad turística no solo recae en operadores privados, ni la vigilancia únicamente en el Estado. La clave está en articularse en Alianzas Público Privadas, conocidas también como APP, aseguran expertos de Costa Rica.

Jackeline López, asesora del Instituto Costarricense de Turismo, y Glenn Jampol, director de la Red Global de Ecoturismo hablaron con EL TIEMPO sobre dos temas claves en torno al turismo: cómo combatir la sobre ocupación y la formulación de APP para el desarrollo local.

“Los años 80 marcaron un hito para Costa Rica, porque recibimos una cantidad de turistas que antes no habían llegado, en parte por el proceso de Paz con los Sandinistas o por el nobel que recibió el presidente Óscar Arias Sánchez (en 1987), y otros hechos. La prensa fue la primera que se preguntó dónde quedaba nuestro país y qué podíamos ofrecer. Ese fue nuestro primer gran reto”, relató Glenn.

La articulación de privados que ofrecían servicios turísticos y la voluntad política de los gobiernos fue clave para organizar al sector, en ese entonces, para llegar a ser un referente de América Latina. Así lo recuerda Jackeline López, quien hoy es asesora al Instituto Costarricense de Turismo.

“Una muestra del éxito de las iniciativas de APP fue la creación del Certificado de Sostenibilidad Turística (CST), que planteó la operación del sector desde tres áreas: lo social, lo ambiental y lo económico”, reseñó López.

Aunque en principio el CST planteaba ítems que las empresas debían cumplir, luego fue reformado para que no solo tuvieran que incluir en sus actividades estos parámetros, sino además, deben hoy evaluar cuál es el impacto que tienen sus tareas.
La comisión evaluadora que otorga el Certificado de Sostenibilidad Turística está integrado por Universidades, empresas privadas, entidades públicas, gremios, entre otros, lo que permite articular las acciones de todos los sectores y reducir los impactos en comunidades o áreas naturales.

La sobreocupación

El boom turístico en Costa Rica fue atajado por acciones privadas y gubernamentales para evitar impactos negativos, como la sobreocupación de áreas naturales que puede llegar a poner en peligro ecosistemas.

Jackeline López explicó que una de las acciones que se tomaron en Costa Rica fue el solicitar visas de turismo, con estancias limitadas; el controlar el número de visitantes en los Parques Naturales, y allí ha jugado un papel clave el Ministerio de Ambiente y Energía; así como la inversión en infraestructura para los atractivos, que cumplan con estándares de calidad.

Una de las estrategias fue ofrecer paquetes de turismo de aventura para perfiles muy específicos.

A su vez, Glenn Jampol, quien tiene un hotel boutique y ha sido premiado por sus esfuerzos en el desarrollo de la industria desde la sostenibilidad, explicó que más que volumen, lo que su país ofreció fue experiencias para un público muy específico.

“Lo que se hizo en el país fue dividir el turismo en dos áreas: Una, la de negocios, que se enfoca más que todo en San José, la capital, y la segunda, la de un turismo de aventura en atractivos naturales, pero de experiencias más bien rústicas, a las que solo se le miden los verdaderos apasionados de la naturaleza”.

Este enfoque sirvió, por decirlo así, de filtro para que no se visitaran lugares en masa, sino para que un público específico llegara a estos lugares, y así evitar el impacto negativo en los atractivos de interés.

Otras acciones que se han tomado, recordaron los expertos en medio del Primer Congreso Latinoamericano de Sostenibilidad, Ecología y Evolución (SEE) celebrado en Costa Rica, han sido reformar la declaratoria de la frontera marítimo-terrestre en las costas de este país centroamericano.

Es decir, la zona donde da la marea alta, y de allí hasta 50 metros a tierra se incluyó en esta frontera, lo que evitó que se privatizaran las playas, y con ello, se reguló el desarrollo de proyectos hoteleros, que debían cumplir ciertas características, como alturas moderadas, entre otros.

MICHAEL CRUZ ROA
Periodista de EL TIEMPO
@M_CruzRoa

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.