Bronx: tres años después de la toma que erradicó el tráfico de drogas

Bronx: tres años después de la toma que erradicó el tráfico de drogas

Hay logros como la reducción de homicidios, pero residentes se sienten afectados por la inseguridad.

AUTOPLAY
Bronx: tres años despuésJosé Alexander Leguizamón Patiño, de 38 años y un año en tratamiento contra la adicción, ha compuesto “canciones de prevención”.
Así se ve el Bronx tres años después de la intervención

ABEL CÁRDENAS.

Por: Bogotá
28 de mayo 2019 , 11:20 p.m.

Ex habitantes de calle no olvidan que hace tres años, en una madrugada lluviosa, Fiscalía, Policía, Gobierno Nacional y Distrital desmantelaron la olla pública más tenebrosa del narcotráfico, la extorsión, el secuestro, los abusos y la corrupción policial de Bogotá, a pocos pasos del Palacio Presidencial y de la Alcaldía Mayor: el Bronx.

Ese día, al menos 2.500 efectivos ingresaron al sitio, luego de cuatro meses de inteligencia y de investigaciones con agentes infiltrados, y lograron identificar a los jefes de las bandas criminales conocidas como ‘Mosco’, ‘Payaso’ y ‘Manguera’.

Allí tenían sometidos a todo tipo de vejámenes a más de 2.000 personas, y en los locales Tiny Toons, Millos y Billares Hulk se encontraron 140 menores de edad, hombres y mujeres, explotados sexualmente. También descubrieron un túnel de 100 metros por donde movían drogas.

En la fundación La Sopa fueron incautadas 340 armas de fuego, 100.000 dosis de droga, a pesar de que las mafias lograron sacar fusiles y una ametralladora M60. Según la información oficial, había casas de pique, tortura y hornos crematorios para desaparecer a sus víctimas, como lo informó EL TIEMPO en junio de 2016.

Rénder del futuro Bronx de Bogotá

Estas son imágenes de cómo se verá el futuro Bronx de Bogotá.

Foto:

Imagen: Alcaldía de Bogotá

Pero detrás del operativo que hoy arroja resultados como la reducción del 48 % de los homicidios en 400 metros a la redonda, según la Secretaría de Seguridad, y mejoras en un 50 % en la percepción de seguridad, según Fenalco, también se evidencia una problemática que afecta varios puntos de la ciudad: la atomización de los habitantes de calle.

Datos del Distrito señalan que se han iniciado procesos con 2.323 habitantes de calle, de los cuales 618 han logrado reiniciar sus vidas, además, se ha presentado una reducción de los homicidios contra esta población.

La intervención del Bronx evidenció una problemática más compleja. Muchos de los que salieron de esa “república independiente del crimen”, como la llamaba insistentemente el alcalde Enrique Peñalosa, se apostaron, inicialmente, a lo largo de los establecimientos comerciales del barrio La Estanzuela, La Pepita y se desperdigaron por El Vergel, Veraguas y Pensilvania.

Así era la calle del Bronx

Durante años, miles de personas fueron sometidas por las mafias de la droga que los abusaron, explotaron y sometieron a todo tipo de vejámenes,

Foto:

ABEL CÁRDENAS.

La presión de los ciudadanos afectados, sumada a las acciones delictivas y a las mafias que quisieron montar los ‘ganchos’ de expendio en varios puntos nuevos, llevaron a la ciudad a un nuevo debate. Incluso hubo políticos que trataron de sacar provecho de la situación.

A esto se sumó la polémica sentencia T43 de 2015 de la Corte Constitucional, la cual ordena que para que una persona pueda iniciar un tratamiento debe hacerlo de forma voluntaria.

La mayoría de quienes habitaban el Bronx terminaron por permanecer a lo largo del canal Los Comuneros –calle 6.ª con 30–, lo que desembocó en problemas de vecindad: atracos a mano armada, robos de espejos, riñas por el territorio, jardines utilizados como baños públicos y todo tipo de situaciones de inseguridad. Incluso, se habla de poner rejas a lo largo de ese canal.

Ángeles azules

Pese a todo este panorama, la Secretaría de Integración Social se lanzó a la recuperación de los habitantes de calle con los Ángeles Azules. Son 645 funcionarios que las 24 horas del día, los 7 días de la semana, abordan a los drogadictos que están en la calle y les ofrecen los servicios para iniciar sus procesos de rehabilitación.

Tras la caída del Bronx, muchos de ellos, como Natalia Medina Nieto, de 34 años, reconocen que la salida de esa olla fue un golpe que hoy la tiene por el camino de la rehabilitación. Sus papás, Carlos Julio, de 75, y Nohora, de 65, también estuvieron sumidos en el abismo de la “sustancia”, como le llaman al bazuco. “Duré 8 años sin salir. Me prostituí. Allí comía, consumía, dormía. Era mi círculo vicioso”.

Esa madrugada, relata, salió corriendo y se refugió en otras ollas. Llegó a la Fortaleza, se refugió en La Casona, se metió a San Francisco, al Campus, y terminó en las brisas del Guatiquía, la olla de Villavicencio. Ni las balas, ni las puñaladas callejeras ni los abusos la preocuparon tanto como aquel día que le comenzaron a dar hemorragias.

A su lado está Edward Martínez, también en rehabilitación. Sueña con ser mecánico automotriz. “Esta es mi última oportunidad, y la voy a aprovechar”, dice este joven de Duitama, Boyacá.

Y Andrés López, a quien muchos vieron en las mañanas con un palo golpeando llantas y a medianoche atracando borrachos en la carrera 10.ª con 19. Tras varios meses en proceso de recuperación, de la mano de los expertos de la Secretaría de Integración Social, sueña con ser ingeniero mecánico diésel.

Tiene las uñas arregladas, hace ejercicio todos los días, desde las 4 de la mañana, pero aclara que su sanación no es solo dejar la droga, sino también perdonar el pasado, el presente y prepararse para salir a la calle con todas las fuerzas: “No voy a volver a ser un mediocre, no quiero, de eso estoy seguro”, dice Andrés.

A todos ellos, José Alexánder Leguizamón Patiño, de 38 años, que lleva un año en tratamiento contra la adicción y está a punto de salir a la nueva vida, les ha compuesto “canciones de prevención”. Dice que él también tuvo, por compañía y por muchos años, “la cobija y colchón de cemento, cómplices de mi soledad y del sueño mentiroso en el que dormía”.

Así va la renovación urbana en esa zona

La Empresa de Renovación Urbana (ERU) espera abrir, en junio, el proceso de selección de los diseños del edificio del Sena.

Son 9.500 m² para formar a 4.000 jóvenes en 32 programas en industrias y culturas creativas. La inversión es de 82.000 millones de pesos.

El Sena hace parte de las siete etapas que tiene este megaproyecto de renovación, ubicado entre las calles 6.ª y 10.ª, de la Caracas a la 16. Incluye la construcción del edificio de la alcaldía local de Los Mártires y del Bronx Distrito Creativo.

Tres etapas son para construir unas 4.000 viviendas en el sector. El valor total del proyecto es de $ 285.000 millones. De 91 predios, 69 ya se demolieron y 14 se mantendrán.

BOGOTÁ
@BogotaET
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.