El negocio bogotano que le da la vuelta a la ropa de segunda

El negocio bogotano que le da la vuelta a la ropa de segunda

La Garajería, un marketplace que busca hacer de la moda un consumo responsable con el medioambiente.

La Garajería

La Garajería es una empresa bogotana que vende ropa de segunda para lograr un consumo responsable con el medio- ambiente.

Foto:

Cortesía 'La Garajería'.

Por: Ana María Montoya - Redacción Bogotá 
24 de julio 2020 , 10:36 p.m.

¿Sabía que para producir un jean se gastan 7.500 litros de agua? ¿Y que para procesar un kilo de algodón son necesarios hasta 20.000 litros de agua?

La industria de la moda sin duda es una de las más contaminantes. Según la ONU, la producción de ropa y calzado causa el 8 por ciento de los gases de efecto invernadero del mundo.

¿Qué pasaría si al comprar nos detuviéramos por un segundo a pensar en estas cifras? Pues bien, ya hay personas que han puesto sobre la mesa la discusión de la moda rápida y la reutilización.

Este es el caso de Laura Orozco y Juan David Alfonso, una pareja bogotana que tras un viaje a la costa oeste de Estados Unidos decidieron emprender en la cultura de la ropa de segunda mano.

“Encontramos cosas increíbles, lo más costoso que pagamos fue de 20 dólares, incluso había cosas tan nuevas que todavía tenían la etiqueta original”, cuenta Orozco.

En ese viaje nació la idea de La Garajería, una tienda que funciona como un espacio de consumo responsable y sostenible de ropa de segunda en Bogotá.

“En enero empezamos a reunir ropa de segunda mano con nuestros familiares y amigos, en ese momento todavía no había llegado la pandemia y no sabíamos lo que iba a pasar”, describe Juan David.

Luego, en marzo, cuando se inició el simulacro de aislamiento y, con él, un encierro que se ha prolongado por más de cinco meses decidieron lanzarse al agua con un marketplace en Instagram y Facebook para empezar a vender.

El proyecto, que nació con la idea de crear conciencia sobre el consumo responsable de la ropa, creció rápidamente y en tres meses cambió para apostarle al cambio social desde la moda. “Acá en Colombia aún no vemos la ropa de segunda mano como una opción para todos sino como para unos pocos, pero afortunadamente ya hay gente en la onda de la Sostenibilidad y el medio ambiente que ha empezado a adoptar este hábito de consumo”, afirma Laura.

(Le puede interesar: La viajera que ha recorrido tres países en bicicleta).

¿Cómo funciona?

La Garajería tiene dos sistemas operación. El primero, de donación para recolectar la ropa de segunda mano, y el segundo, de venta online.

Si usted tiene una prenda que ya no utiliza, está en buen estado y la quiere donar, el proceso es sencillo: solo debe enviar un mensaje en el marketplace de Facebook o Instagram.

Laura y Juan David irán a recoger la prenda hasta la puerta de su casa, y los requisitos son tres: no puede estar rota, manchada o dañada.

“Al donar, la idea es que la persona piense si esa ropa que está entregando está en el estado en que a ella le gustaría encontrar o comprar una prenda de segunda”, dice Laura.

En ese momento se iniciará la fase de venta. La prenda que usted donó será llevada a una lavandería. “El objetivo es que quien la compre se lleve algo limpio y en buen estado”, dice Juan David.

Luego será publicada en el marketplace con indicaciones de talla, precio y estado de la prenda, y finalmente será vendida a la primera persona que separe el producto.

La Garajería

Sus creadores son Juan David y Laura.

Foto:

Cortesía 'La Garajería'.

(Además: El tejo, un deporte nacional que ahora se puede jugar en el celular).

¿Y el precio?

El costo de las prendas tiene diferentes variables. La primera es que por regla general en La Garajería no hay nada que cueste más de 50.000 pesos, luego viene verificar el estado y la marca y definir el costo.

Cabe mencionar que las ganancias de cada prenda tienen una distribución específica, el 25 por ciento está destinado a la Fundación Hogar Esperanza, una casa refugio para niñas y niños vulnerables. El 15 por ciento se devuelve a quien donó la prenda en forma de crédito para que adquiera otro producto, y el 60 por ciento restante es utilizado en lavandería, empaque y transporte.

“Queremos ir más allá de la venta de ropa de segunda mano, la idea es crear una cultura de moda circular en donde no tiremos a la basura lo que ya no nos gusta. Hay otras alternativas, reparar, reutilizar, reciclar, donar”, reflexiona Juan David.

Con este objetivo, la pareja busca que las personas puedan dimensionar el efecto de la industria de la moda rápida en el medioambiente (ver gráfico) y abrir las puertas al consumo sostenible de ropa en Bogotá.

“No se trata de hacer de la moda algo aburrido, podemos estrenar, cambiar de look y ayudar al planeta al tiempo; no solo debemos comprar y botar”, puntualizan.

Ana María Montoya Z. 
Redacción Bogotá - EL TIEMPO
anamon@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.