‘Hay que aplanar dos curvas: riesgo de muertes masivas y desempleo’

‘Hay que aplanar dos curvas: riesgo de muertes masivas y desempleo’

Claudia López habla de cambios que se avecinan y de cómo nadie estaba preparado para esta realidad. 

Bogotá en cuarentena

Este es el panorama de Bogotá desde el simulacro. Y se mantendrá así hasta el 27 de abril, el fin de la cuarentena.

Foto:

Juan Diego Buitrago. EL TIEMPO

Por: Bogotá
18 de abril 2020 , 10:42 a.m.

La alcaldesa Claudia López duerme poco y también permanece poco en casa. Todos los días debe atender asuntos relacionados con la pandemia en Bogotá, la misma que tiene confinada a buena parte de la humanidad. Dice que ni ella ni nadie estaba preparado para enfrentar este momento, al que asegura le debe la “templanza” y “paciencia” que hoy la rodean. Ríe al reconocer que con su pareja, la senadora Angélica Lozano (quien además cocina), están viviendo como una “familia tradicional”, en donde una de las dos se queda en casa (Angélica) mientras la otra va a trabajar.

Durante la entrevista, hecha como todas las que ha tenido que atender, de forma virtual, López asegura que este año TransMilenio no funcionará de forma normal, pues es posible que lo haga al 35 por ciento de su capacidad, y explica cuál será el futuro del Plan de Desarrollo y de las obras en la ciudad.

Dice que su relación con el presidente Iván Duque es buena, pero que “los medios meten cizaña donde no la hay”, aunque acepta que al comienzo las cosas fueron difíciles. Y sobre el sector privado reconoce que “han sido muy generosos y muy dispuestos a ayudar”. Cuando se le pregunta sobre la disyuntiva de qué es prioritario, atender la pandemia o proteger la economía, la mandataria aclara: “Aquí vamos a necesitar aplanar dos curvas, la curva del riesgo de muertes masivas (...), pero también aplanar la curva del riesgo alto de desempleo”.

¿Cómo se siente en estos primeros 100 días de gobierno? Vemos que usted se encontró con una realidad bastante distinta a la que esperaba...

Me siento agradecida con la vida y con la confianza que nos dieron los ciudadanos y con la que nos dan con el manejo de la pandemia. Recuerdo que cuando comencé les dije que gané en una ciudad y me tocó otra; hoy digo que gané en una ciudad y me tocó otro planeta. Aunque me adapto fácilmente y creo que es algo que necesitamos para concentrarnos en lo esencial.

Se trata de hacer las cosas de la mejor manera. Bogotá es una ciudad maravillosa, con gente extraordinaria que aprende y se adapta.

Los momentos de dificultad siempre dejan alguna lección. Usted, ¿qué aprendió de estos primeros 100 días?

La templanza, la paciencia, la humildad. Es el tener que enfrentar algo sobre lo que uno no sabía nada. Y tengo un doctorado, más estudiada difícil (risas). Pero me enfrento a una cosa totalmente nueva que cambia todos los días. Es tener un monstruo al frente y decir ‘sé tan poquito de él y me podría matar tanta gente’. Es un monstruo que hay que tratar con respeto y templanza.

Claudia López en entrevista con City TV

Claudia López completó esta semana sus primeros 100 días como alcaldesa de Bogotá. El último mes ha tenido que enfrentar la covid-19.

Foto:

Alcaldía de Bogotá

¿Cómo es el tema de las pruebas que compraron en el exterior?

Tendremos 400.000 pruebas. 100.000 las está donando la Universidad de los Andes, nosotros compramos otras 100.000 moleculares desde la Secretaría de Salud y vamos a comprar otras 200.000 que son serológicas. Con eso, la meta es hacer 10.000 pruebas semanales. Eso nos va a permitir identificar quiénes están en riesgo de contagio, quiénes ya están contagiados para poderlos cuidar mejor y pulir el control epidemiológico.

Para que vean la dimensión de esto les voy a explicar. Hasta el día de hoy hemos aplicado 25.000 pruebas. Todo este esfuerzo es para que hagamos 400.000 entre abril y mayo. Esto nos orientará: sabremos qué gente va a necesitar tratamiento domiciliario, qué gente requerirá el hospitalario y quiénes deben ir a cuidados intensivos. También estamos monitoreando el número de unidades de cuidados intensivos (UCI) ocupadas por covid-19, porque ese es el recurso más escaso. Estamos hoy en ocupación de menos del 10 %, pero el día que superemos el 70 % estaríamos en riesgo de colapso del sistema hospitalario. Por ahora vamos bien.

El coronavirus es un monstruo que hay que tratar con respeto y templanza

¿Los bogotanos nos estamos portando bien?

Sí, el 75 % de los bogotanos está cumpliendo la cuarentena. El 25 % restante no lo hace por dos razones fundamentales: porque tiene que salir a abastecerse o porque debe trabajar. En el sur es un poco más difícil, pero allí se va a cumplir mejor si los cubrimos. Hasta 262.000 tienen transferencia ya, este domingo alcanzaremos 350.000 y la meta es llegar a 500.000.

También para mejorar el cumplimiento aplicamos el pico y género: es más fácil porque si tenemos que pedir la cédula, hay mucho contacto y eso es riesgoso para el policía y para el ciudadano. Le agradezco a la ciudadanía la paciencia para los ajustes que vayamos teniendo que hacer.

Este es un momento que necesita mucha paciencia, mucha paciencia, llevárnosla por la buena, aprender a convivir

¿Cuál es el paquete de salvamento para la clase media que están tratando de coordinar con el Gobierno Nacional?

Una familia de clase media, estrato 3, se gasta el 70 % de sus ingresos en arriendo, servicios públicos y costos financieros. La comida pesa muy poquito, y eso es lo que tenemos que facilitar. Hay que renegociarles el pago de sus servicios y los costos financieros. Esta clase social tiene tarjetas de crédito o son pequeños empresarios que buscan un alivio. Se trata de cuidar la curva de contagio y cuidar la curva de economía.

La cuarentena ha dejado aumentos en la tasa de violencia de género, por el aislamiento. ¿Qué reflexión hace de esto? ¿Cambia esto su perspectiva de plan de gobierno con enfoque de género?

Pasó que todo lo que propusimos en nuestro Plan de Desarrollo se confirmó como necesario en el manejo de esta crisis. Cualquier política tiene que tener enfoque de género, diferencial, poblacional. En todo el mundo, la cuarentena ha subido la violencia contra la mujer, por eso duplicamos el personal que tenemos en la Línea Púrpura, creamos nuevas duplas de asistencia jurídica y social y trabajamos más de la mano con las comisarías. Ya logramos acabar con la lista de espera que teníamos de 49 mujeres que necesitaban ir a las casa refugio. Bogotá necesita un nuevo contrato social y ambiental y necesita enfoque de género: disminuir la feminización de la pobreza, empoderar la voz de las mujeres y darles más autonomía económica para que puedan resistir y defenderse mejor de la violencia, todo con apoyo institucional.

¿Hay algún mensaje que usted puede dar a las familias donde mujeres y niños están sufriendo violencia física en medio del aislamiento?

Las encuestas nos han mostrado que ha habido más unión familiar. Claro, en la primera semana subieron un poco los conflictos entre parejas, pero ya volvieron a bajar. Fue difícil, pero la gente se está adaptando. Mi principal mensaje es decir que la vida llegó para cambiar, no solo durante la cuarentena, sino para siempre. Este es un momento que necesita mucha paciencia, mucha paciencia, llevárnosla por la buena, aprender a convivir. Es cierto que hay violencia intrafamiliar, pero el sentimiento mayoritario es de unión familiar.

TransMilenio

La ocupación de TransMilenio ha llegado a reducirse en un 80%. El reto es mantener esa poca congestión en el futuro.

Foto:

Héctor Fabio Zamora - EL TIEMPO.

Hemos hablado de cómo las ciudades tendrán que cambiar después de esto. ¿Qué viene para el transporte público? No podemos volver a la ocupación y congestión de antes...

Este año no vamos a poder tener un TransMilenio normal, sino uno que opere máximo al 35 % de pasajeros, porque si no, se vuelve una fuente de contagio enorme. Para eso, todo nos tendrá que quedar más cerca, dar las formas de trabajo en casa, virtualizar todo lo posible, bajar el uso de un carro por persona… Quizá tengamos que dedicar esfuerzos a implementar el carro compartido, más bici, mejores estructuras para el peatón. Es un cambio drástico.

¿Cuáles son las obras que se van a parar, específicamente que va a pasar con el metro, con la 7.ª y con las nuevas troncales de TM?

La ciudad está adelantando un plan entidad por entidad para que cada recurso que se ejecute de las obras que ya están contratadas y de las que se harán más adelante esté vigilado especialmente tanto por la Veeduría Distrital como por los demás entes de control.

Bogotá puede estar tranquila, las obras que ya están contratadas se harán y tendrán un plan y una vigilancia especial en temas de cronogramas y recursos, porque sabemos también la fuente de empleo que significan para la ciudad y lo vamos a cuidar.

Estamos en permanente comunicación y coordinación diaria con el gobernador de Cundinamarca. ¡Yo digo que Nicolás García es como mi segundo novio!

¿Qué tanto se van a tener que redireccionar los recursos para atender la crisis?

Medio billón de pesos de las alcaldías locales se destinarán para Bogotá Solidaria en Casa, así como a ayudas monetarias y en especie para la población más vulnerable de la ciudad.

El 80 por ciento de los recursos para infraestructura en las localidades (parques, malla vial y otros proyectos) se ejecutará en 2021, mientras que el restante 20 por ciento se mantendrá para este año, en la misma línea de inversión. Estos recursos representan 500.000 millones de la vigencia 2020, más 45.000 millones de excedentes financieros de vigencias pasadas, lo que representa un total de 545.000 millones de pesos.

Es importante aclarar que no se le va a quitar dinero al funcionamiento de las alcaldías locales ni a los programas sociales que existen hoy financiados por los fondos de desarrollo local; ni tampoco al subsidio tipo C para el adulto mayor, el apoyo a las poblaciones con discapacidad ni a los proyectos y programas de seguridad.

El 27 de abril es la fecha límite de la cuarentena. ¿Usted está tranquila con esa fecha?

Yo le había mostrado al Presidente los estudios epidemiológicos y lo que nos daba era que era mejor ir al hasta el 3 de mayo, o sea, una semana más. Pero lo que yo quiero realmente es que la gente entienda que no es que el 27 de abril va a poder salir todo el mundo; el mundo no volverá a ser igual nunca.

¿Qué cosas en específico cambiarán para siempre en la capital?

Hay que prepararse para hacer una nueva Bogotá en la que TransMilenio opere todos los días, pero con el 35 % de los usuarios, en la que haya carro compartidos, en la que se hagan más ciclorrutas, en la que todo sea más local y cerca. La Bogotá del futuro es una Bogotá que no necesita de estratos, no sirven de nada, son la peor fuente de información y no nos dicen lo que realmente se necesita. Vamos a tener que hacer una encuesta, como un censo de hogares, una multipropósito.

El trabajo en equipo ha sido parte de la experiencia. ¿Cómo le ha ido con la región?

Estamos en comunicación y coordinación diaria con el gobernador de Cundinamarca. ¡Yo digo que Nicolás García es como mi segundo novio!

En articulación con el Gobierno Nacional, la gobernación de Cundinamarca, la alcaldía de Bogotá y Corferias realizamos la adecuación de este centro de eventos como un nuevo hospital que inicialmente contará con 1.200 camas para atención de mediana y baja complejidad, permitiendo que ampliar las unidades de cuidados intensivos en los hospitales.

Bogotá no puede planear y actuar pensando solamente en Bogotá, sino en la otra parte del país que atiende, y así lo hemos hecho. En Bogotá estamos preparados para atender no solo a pacientes de Bogotá, también pacientes de Cundinamarca y de otros departamentos de nuestra Región Central que tradicionalmente utilizan nuestros servicios, como Boyacá, Meta, Tolima y Huila.

De esto vamos a salir bien, vamos a pasar por un momento difícil, por un año muy difícil, pero vamos a salir siendo mejores seres humanos

¿Le ha gustado el papel que ha desempeñado el Presidente?

Con el Presidente de la República tengo una muy buena relación. Los medios, con todo respeto, se inventan y meten cizaña donde no la hay. Yo con el Presidente tengo una buena relación y una buena comunicación. Claro, tengo desacuerdos, hay que entender que uno no tiene que estar de acuerdo en todo para coordinar. Al principio fue difícil, para nadie es un secreto que Bogotá decidió hacer cuarentena antes que el Gobierno Nacional. Nosotros teníamos que ir a una velocidad y ellos se demoraron un poquito en empatar, yo creo que eso se ha venido reduciendo.

¿Qué opina del papel de los empresarios?

Todos han sido muy generosos y han estado dispuestos a ayudar. Unos van a estar muy afectados, otros, algo menos.

Así como tenemos un equipo de expertos epidemiólogos, tenemos un equipo de expertos económicos que nos está ayudando a formular un plan. Necesitamos aplanar la curva del riesgo de muerte masiva que nos trae el coronavirus, pero también tenemos que aplanar la curva del riesgo de alto desempleo que viene.

¿Qué tanto va a cambiar el Plan de Desarrollo de cara a esta nueva realidad?

En enero estaba convencida de que Bogotá necesitaba un nuevo contrato social y ambiental del siglo XXI. Hoy, tras un mes de pandemia, estoy aún más convencida de que eso es lo que necesita la ciudad. Y si algo positivo podemos sacar de esta emergencia, es que nos tocó anticipar parte de ese contrato social. No había manera de pasar por esta cuarentena sin ese contrato que les diera sustento a las familias más vulnerables y con el que nos organizáramos para poder ayudar también a la clase media (estratos 2, 3 y 4).

El contrato social lo estamos viviendo hoy en vivo y en directo, dejó de ser una discusión teórica y empezamos a organizar recursos y acciones para hacerlo realidad.

Se volvió una discusión práctica de quién pone, cuánto pone y de quién toma y cuánto toma. Para hacerse una idea, Bogotá tiene cerca de 500.000 hogares entre población pobre y vulnerable y casi 1 millón de hogares de estrato medio, hoy nos enfrentamos a este desafío universal que nos exige pensar en cómo atendemos a los que más lo necesitan en nuestra ciudad.

El pasado 31 de marzo recibimos los comentarios del Consejo Territorial de Planeación, los tomamos y seguimos avanzando en el proceso para que el Plan de Desarrollo Distrital sea una realidad; pero como lo mencioné antes, el covid-19 nos permitió empezar a implementar parte de ese contrato social allí propuesto, y que estaba pensado para cuatro años, en menos de dos meses de emergencia.

Entrevista Claudia López

Claudia López atendió a la sección Bogotá en una entrevista virtual desde su casa.

Foto:

EL TIEMPO

Usted hizo ese contrato basándose en cartas que le enviaron los niños sobre su Bogotá soñada, ¿qué reflexión hace de eso?

Eso es conmovedor. Es la simpleza del trabajo, ellos piden algo tan sencillo como sembrar los árboles y cuidar el agua. Los niños son los grandes maestros del siglo XXI, son los que nos van a enseñar qué hacer.

Para despedirnos, ¿cómo ha cambiado la vida de la alcaldesa en esta cuarentena?

En mi casa parece que cuando acabe todo Angélica va a ser una gran ama de casa (risas). Ella me decía el otro día, ‘parecemos una familia tradicional: tú te vas al trabajo, y yo aquí en la casa’. ¡Ha sido muy chistoso! Ella está en casa, cocinando y peleando para ver si el Congreso trabaja.

Por otra parte, yo he permanecido muy poco en casa. Como soy autoridad sanitaria estoy afuera la mayoría del tiempo, toca estar en la jugada. Me elegí alcaldesa y he estado prácticamente de subsecretaria de Salud y de Integración Social, que son las entidades que más necesitan apoyo ahorita.

Un mensaje final a los bogotanos...

Yo lo que tengo es gratitud, gratitud infinita y confianza en que de esto vamos a salir bien, vamos a pasar por un momento difícil, por un año muy difícil, pero vamos a salir siendo mejores seres humanos y mejores ciudadanos.

REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO
En Twitter: @BogotaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.