La noche en que la pantalla grande se tomó a Ciudad Bolívar

La noche en que la pantalla grande se tomó a Ciudad Bolívar

Alrededor de 300 personas vieron 'Los Increíbles 2'; muchos asistían por primera vez a un cine.

Ruta 90 en Ciudad Bolívar

El frío y la lluvia no fueron impedimento para que, muchos, vieran por primera vez una película en la pantalla gigante.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

16 de septiembre 2018 , 09:57 p.m.

Llovió, pero no se encogieron de hombros. Pese al roce constante de las gotas de agua en sus rostros, fue poco lo que parpadearon. Eran alrededor de 300, entre niños y adultos. Todos con una sonrisa en su rostro, las pupilas dilatadas y una mirada expectante.

Por increíble que parezca, muchos de ellos nunca habían estado frente a la gran pantalla. Esto explicaba que estuvieran casi inmóviles, cual estatuas, frente al proyector. Tampoco importaba el frío, la experiencia valía la pena.

No estaban en una sala de cine convencional, sino al aire libre, en medio de un CAI de Policía, una iglesia con una cruz azul en lo alto y un colegio distrital, entre esas montañas del sur de la ciudad que muchos ven a través de la ventana, pero que pocos conocen.

Vista Hermosa se llama el barrio, ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar. Su nombre, pensado hace unos 40 años, cuando comenzó a ser poblado de manera ilegal por víctimas del desplazamiento forzado, se debe a la panorámica de esa Bogotá en la que contrasta el verde de los cerros con el multicolor de las casas que los adornan.

Mire, la verdad, nunca he ido a un cine. Por eso, cuando vi la pantalla gigante, fui a la casa por mi hijo y mi sobrino

El ajetreo se sentía. Los pobladores compraban Cheetos, tinto, roscones y gaseosa. A través del voz a voz se enteraron de que algo así como un remolque iba a transmitir una película. Llegaron madres con sus hijos, abuelos con sus nietos, estudiantes con sus parceros y niños con sus mascotas. El cine había llegado a Ciudad Bolívar.

"Lástima el clima, pero vea, con bolsas para la basura y paraguas, aquí estoy con mis hijos viendo la película. Pocas veces se da la oportunidad, por eso es que toca para aprovecharla”, mencionaba Gloria Díaz, una de las habitantes del sector, quien, con los brazos cruzados, le trataba de hacer trampa al viento helado que la tenía tiritando.

Luego de ‘tres, dos, uno’, comenzó la función. Los Increíbles 2, ese era el filme. Quienes más gozaban eran los niños, aunque a sus acudientes se les escapaba más de una sonrisa, a veces no de la película, sino de ver a sus hijos felices.

Los niños eran los más impacientes. No hallaban la hora de ver a la familia Parr en pantalla. Antes de que empezara la función, las chicas jugaban a ser Elastigirl, mientras que los niños imitaban la voz y la fuerza para levantar vehículos de Bob, el padre de familia.

"Siempre me han gustado Los Increíbles, una vez mis papás me compraron el traje rojo de ellos para Halloween. No pensaba que iba a ver la película en un cine”, expresaba, con ansiedad de ver el filme, Andrés González, un pequeño de 11 años.
Muchos de los asistentes estaban emocionados porque, por primera vez, veían una película en una pantalla gigante.

Tal es el caso de Luz Dary Rey, habitante del sector, quien comentaba: “Mire, la verdad, nunca he ido a un cine. Por eso, cuando vi las sillas blancas, el proyector y el tapete azul, fui a la casa por mi hijo y mi sobrino, y me los traje pa’cá. Por la falta de tiempo y de plata no los había podido llevar nunca a un centro comercial. Pero vea que no hizo falta”.

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Con sombrilla en mano, niños y adultos disfrutaron de una noche mágica, junto al CAI del barrio Vista Hermosa.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Los niños recién salidos de uno de los colegios del sector compraron bolsas plásticas para cubrirse de la lluvia y disfrutar de la función.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

La película que proyectó Cine Colombia fue 'Los Increíbles 2'.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Las personas, y los menores en especial, casi ni parpadeaban mientras veían el filme.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Los dueños de las tiendas de los alrededores también se beneficiaron; gaseosa con roscón, entre lo más pedido por los asistentes.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

En medio del regocijo, como en toda función de cine, también hubo tiempo para el romance.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Las mascotas también estuvieron presentes en la proyección. Sombrillas abiertas y todos bien pegados para hacerle trampa al frío.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Ruta 90 Ciudad Bolívar

A falta de sillas, sentarse en el suelo. Que no importe si se ensucia el uniforme, es fin de semana.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

La gente está contenta, no creían que desde un camión como el que está ahí se podría ver una película

Al final de la función, Luz Dary le preguntaba a su hijo cómo le había parecido la cinta, a lo que el menor le respondía: “Estoy muy contento, cuando salga la tercera parte, ¿la podemos ver también en cine?".

Y como toda historia tiene su protagonista, esta, la de la noche en que llegó el cine a Ciudad Bolívar, no era la excepción. Cine Colombia, por medio de su Ruta 90, con la que ha llevado la pantalla grande a las comunidades más pobres del país, se ‘puso la 10’ con el evento. Aunque el Distrito tuvo participación en la jornada.

Además de una noche de cine, en medio de las montañas del sur de Bogotá, se llevó a cabo la gala de premiación de los ganadores de la convocatoria Filminutos TransMiCable, en la que participaron TransMilenio, Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte, junto con Proimágenes Colombia.

Con la convocatoria, en la que hubo 51 participantes, se buscaba generar participación ciudadana, a través de un cortometraje, en torno a TransMiCable, que comenzará a funcionar el próximo trimestre y con el que se pretende mejorar la calidad de vida en la localidad.

La gente está contenta. Yo, al menos, no sabía que desde un camión como el que está ahí se podría reproducir una película

"La gente está contenta. Yo, al menos, no sabía que desde un camión como el que está ahí se podría reproducir una película. Nos han pasado cosas muy bonitas, la seguridad en el barrio ha mejorado, ya casi que nos subimos al TransMiCable y ahorita nos traen cine”, expresaba Agustín Castro, uno de los fundadores de Vista Hermosa.

Según contaba, llegó a este lugar hace poco más de cuatro décadas. Resulta que hizo un trabajo como maestro de obra y no tenían cómo pagarle, entonces le dijeron: le podemos dar un revolver o un lote en la loma.

“Y me quedé con mi lote, donde construí mi casa y saqué adelante diez hijos, seis mujeres y cuatro hombres. Escogí bien, a mí las armas no me gustan, me dan miedo”, relataba Agustín.

Él, en particular, fue uno de los que más se benefició con la jornada. Aprovechó la afluencia de gente para vender las boletas de una rifa de una olla arrocera, cada una a 2.000 pesos. Tiene 84 años, razón por la que no le dan camello, y como la cuestión es de plata, decía: “La llegada del cine fue como caída del cielo”.

Las calles de la loma, como le dicen sus habitantes –con apropiación y sin el acento despectivo que en otras partes se le da–, permanecieron llenas el viernes que pasó. En las casas, tiendas y buses, el tema de conversación fue el cine.

El séptimo arte sacó de los quehaceres diarios a decenas de asistentes, de los cuales una buena cantidad confluía en una afirmación: “Es la primera vez que veo una película en una pantalla así de grande”.

ciudad bolivar

Sonrisas dibujadas en los rostros de niños al ver la película que, al cine colombiano, llegó el 14 de junio.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Los premios Filminuto, la otra cara de la noche

Además del teatro itinerante de la Ruta 90, en Ciudad Bolívar se llevó a cabo la gala de entrega de premios a los ganadores del Premio Filminutos TransMicable, en la que participaron TransMilenio, Secretaría Distrital de Cultura y Proimágenes Colombia.
En el evento se reconoció a los seis ganadores de la convocatoria que abrió el Distrito meses atrás para que los habitantes de Ciudad Bolívar, a través de un corto cinematográfico, expresarán cómo les cambiaría la vida con la llegada del TransMicable.

A cada uno de los ganadores se le dio un incentivo de 5 millones de pesos, pues, el premio Filminutos está incluido en el Portafalio Distrital de Estímulos para la Cultura Ciudadana, en el Marco de la Estrategia Integral de Cultura Ciudadana de TransMilenio.

Ruta 90 Ciudad Bolívar

Fabián Chávez y Sebastián Jaimes, ganadores, junto a Mariela Echavarría, una de las actrices de los filminutos.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

“Lo que buscamos con estos productos es cambiar los estigmas de la localidad y que los habitantes se apropien de ella, se apropien del TransMicable, pues, aunque es un proyecto del Distrito, somos nosotros los que lo usamos y muchos de nuestros vecinos son los que trabajarán en él”, explicó Jonatan Bermúdez, comunicador social y uno de los ganadores, quien destacó en su video el trabajo de la comunidad en torno al tema de los murales, de las expresiones artísticas.

En la gala, hubo espacio para todos. No solo hablaron los directores y productores de los ‘filminutos’, sino los actores, personas que salieron de su realidad, como vendedores de tintos o maestros de obra, para participar en las convocatorias.

Me sorprendí gratamente con la calidad de los productos, tenemos que difundirlos y aprovechar todo este talento que hay en Ciudad Bolívar

La gerente de TransMilenio, María Consuelo Araujo, estuvo presente en el evento, entregando los premios, y expresando su alegría al ver los productos comunicativos tanto de los seis ganadores como de los 51 participantes.

“Me quedó con la magia que produce la creación artística para interpretar los sueños de las personas. Creo que definitivamente la cultura mueve montañas (…) Me sorprendí gratamente con la calidad de los productos, tenemos que difundirlos y aprovechar todo este talento que hay en Ciudad Bolívar”, manifestó Araujo con respecto a los filminutos.

Nueve de la noche, cansados, con frío, pero felices, mucho los asistentes se despiden de la función, con un anécdota nueva para su vida: "La primera vez que fui a un cine".

CARLOS ANDRÉS CUEVAS
Redacción EL TIEMPO ZONA
Correo: andcue@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.