Cinco desafíos que le esperan al nuevo esquema de aseo de Bogotá

Cinco desafíos que le esperan al nuevo esquema de aseo de Bogotá

Seis meses le tomará a la ciudad el proceso de transformación del servicio que comienza este lunes.

Recolección de basuras en Bogotá

Se espera que desde agosto circulen nuevos camiones de aseo con tecnología Euro V, con combustibles menos dañinos para el medioambiente.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

11 de febrero 2018 , 12:12 a.m.

Después de diez años de incertidumbre y de una semana llena de zozobra por los actos vandálicos que entorpecieron la recolección de basura en el 52 por ciento de la ciudad, a las 12 de la noche de este domingo comienzan trabajos los nuevos operadores de aseo que prestarán el servicio en cinco Áreas de Servicio Exclusivo (ASE).

Sin embargo, no hay que crearse falsas expectativas. No es que se salga a la calle y se encuentre con una flota nueva de camiones con norma Euro V, ni barredoras y limpiadoras mecanizadas, ni podadoras de última tecnología como tampoco una ciudad llena de contenedores. Para todo esto hay un periodo de transición de seis meses antes de comenzar a evidenciar algunos de estos cambios.

Lo que sí va a pasar a partir de ahora es que se va a cubrir el 100 por ciento de la ciudad, los camiones van a llegar hasta las zonas rurales y además se va a comenzar a aplicar un descuento en la tarifa calculado en 10,5 por ciento y que se va a sentir cuando llegue la factura de mayo.

EL TIEMPO habló con expertos en temas de ciudad, salud y residuos de cara a los retos que le esperan a este nuevo modelo de aseo, que como todos esperan sea una revolución en materia de limpieza urbana.

El primero, quizá el más importante en estos ocho años que dura la licitación, es el reciclaje. De nada vale que se sigan recogiendo residuos en camiones último modelo, que se barran y se laven las calles, los puentes y se limpien las plazas si no aprendemos a separar los residuos aprovechables y no aprovechables desde la casa. Hoy la ciudad produce más de 6.300 toneladas al día que van a parar de forma indiscriminada al relleno sanitario de Doña Juana, en el sur de la ciudad.

En este sentido, el experto en salud pública y profesor asociado de la Universidad de los Andes Luis Jorge Hernández dice que hay que avanzar hacia la gobernanza de la gestión del manejo de los residuos, de la mano de los recicladores, la ciudadanía y las entidades. “El porcentaje de reciclaje es menor al 10 por ciento en Bogotá y lo ideal es que sea superior al 50 por ciento”, sostiene Hernández, quien a advierte que la disposición adecuada de residuos disminuye la contaminación del aire, uno de los problemas ambientales que más afecta a la población.

Un segundo reto que es clave en todo este modelo es el que tiene que ver con la integración entre recicladores de oficio y los concesionarios del aseo. Al respecto, el experto en residuos sólidos, Alberto Uribe Jongbloed, señala que lo más importante “es lograr que la operación entre los operadores de la recolección (concesionarios) y los operadores de aprovechamiento (recicladores) fluya ordenadamente. Y esto depende de la ciudadanía a la hora de la separación de residuos en la fuente”.

El otro desafío está por el lado de la instalación de depósitos de basuras (contenedores) en el espacio público, para que los ciudadanos dispongan allí las bolsas blancas con los materiales aprovechables y en bolsa negra los orgánicos.

El director del programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ (BCV) Ómar Oróstegui Restrepo, llama la atención sobre este periodo de transición y advierte que la Administración Distrital se tiene que anticipar a temas como, por ejemplo, la gestión social que se debe hacer con las comunidades de cara a la instalación de 1.200 de estos contenedores en puntos críticos y 9.000 más en los barrios.

En cuarto lugar, hay una expectativa de los ciudadanos sobre la calidad del servicio. Lo que se espera es que “se cumpla con el barrido, recolección y limpieza con calidad, cobertura del 100 por ciento y que la logística de los concesionarios esté a la altura de las necesidades de los habitantes porque sin importar la hora del día, la ciudad se debe ver limpia”, dice Uribe Jongbloed.

Y finalmente, está el tema de las sanciones a los que sacan las basuras a una hora diferente de la frecuencia, a los que arrojan colchones, muebles y neveras a los caños o a los habitantes de calle que rompen las bolsas y dejan el reguero.

Para el programa BCV no es claro cómo se van a aplicar esas medidas ni qué estrategias de cultura ciudadana se van a utilizar para concientizar a los ciudadanos.

La modernización del modelo de aseo se hizo mediante una licitación pública por 4,8 billones de pesos, en un proceso que se estructuró en los dos últimos años y que se adjudicó el pasado 3 de enero en medio de los reconocimientos de expertos y empresarios por el manejo transparente del mismo.

Precisamente el jueves, la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (Uaesp) adjudicó la interventoría al Consorcio Proyección Capital conformado por Redes y Comunicaciones, Interestudios Ingeniería y Tec Cuatro S.A Sucursal Colombia, por 100.000 millones de pesos.

“La interventoría garantizará que los concesionarios cumplan de manera eficiente con todos los elementos técnicos, financieros y operativos necesarios para la operación del nuevo esquema de aseo”, afirmó Beatriz Elena Cárdenas, directora de la Uaesp.
Se espera que en menos de un año la ciudad esté limpia, aseada y reluciente en comparación con lo que se ve hoy en las calles.

Identifique la empresa que le va a recolectar

Los habitantes de Bogotá deberán familiarizarse con sus operadores de aseo. La firma Promoambiental es la responsable de todo el corredor oriental, desde Usaquén, Chapinero, Santa Fe, La Candelaria, Usme, San Cristóbal hasta Sumapaz. Área Limpia llega a atender a los usuarios de Suba, mientras que la firma Bogotá Limpia le corresponde prestar el servicio en Engativá y Barrios Unidos. Las otras dos empresas, que llevan más de 20 años realizando labores de aseo en la ciudad, son: Ciudad Limpia a cargo de Fontibón y Kennedy y Lime que tiene Antonio Nariño, Bosa, Ciudad Bolívar, Los Mártires, Puente Aranda, Rafael Uribe, Teusaquillo y Tunjuelito.

BOGOTÁ
En Twitter: @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.