Él está dispuesto a pedalearse el mundo para ayudar a los niños

Él está dispuesto a pedalearse el mundo para ayudar a los niños

Gracias a su bici, construyó centro de emprendimiento en la costa y escuela en La Calera.

Él está dispuesto a pedalearse el mundo para ayudar a los niños

Este hombre de 34 años ha recorrido casi todo el país recaudando fondos para reconstruir escuelas. Visite su página web: www.pedalazosqueunenpueblos.org.

Foto:

Archivo Particular

09 de febrero 2018 , 07:49 p.m.

Hace siete años, a Felipe Tamayo lo diagnosticaron con una enfermedad neurológica por cuenta del estrés. El culpable: su trabajo. La solución: su bicicleta.

“Perdí el equilibrio y la memoria, duré tres años sin un peso y entré en depresión”, relató este fotógrafo de 34 años. “Un buen día cogí una bicicleta, me fui a Brasil y empecé a crear una idea. Era como armar un rompecabezas que combinara lo que más me gustaba hacer: viajar, hacer fotos y ayudar a la gente”.

Al regresar a Bogotá comenzó a trabajar en una oficina, porque “se supone que tenía que ser normal”, apunta. Pero al año renunció y con los ahorros planeó casarse. Cuando le pidió matrimonio a su novia ella lo rechazó.

“Me dijo que cómo se iba a casar con un güevón que andaba sin un peso en el bolsillo y que quería salvar el mundo... ¡Y fue lo máximo!, porque ella completó el rompecabezas”.

Así fue como Felipe le dio vida a su fundación ‘Pedalazos que unen pueblos’, con la que ha logrado ayudar a más de 600 personas en toda Colombia, reconstruir una escuela en La Calera, dotar cuatro bibliotecas y formar un centro de emprendimiento en la Costa.

El proyecto se inició hace tres años en Sabanalarga, Atlántico. Empecinado en demostrar que con su bicicleta podía cambiar el mundo cogió carretera, y con $ 100.000 en el bolsillo pedaleó desde Bogotá hasta ese municipio para recaudar fondos, pues conocía que allí había problemas. Llamó la atención del banco BBVA y construyó un centro de emprendimiento en un barrio vulnerable.

Además de donar bicicletas a niños de esta y otras comunidades vulnerables, les brinda alimentación para pedalear sanos, ofrece mejoras en sus escuelas, los dota con útiles escolares, inscribe a sus padres en un programa de emprendimiento y restaura sus viviendas.

Todos los días, el centro recibe a 130 niños para refuerzos escolares, y en las tardes se dictan clases para adultos. El lugar se dotó con una biblioteca, computadores, máquinas de coser, fileteadoras y máquinas planas, con las que madres cabeza de hogar trabajan elaborando mochilas y otras artesanías.

“Lo que intentamos con este proyecto es acabar con la pobreza y no multiplicarla”, explicó el aventurero.

Escuela en Quisquiza

La escuela rural de la vereda Quisquiza, a una hora y media de La Calera, se iba a cerrar por falta de recursos para reestructurarla. Felipe preparó de nuevo sus piernas y su bicicleta para un nuevo viaje que salvara la educación de estos niños.

Además, como caído del cielo le llegó el primer puesto en el premio Travel with purpose, del Hotel Hilton, que premia iniciativas sostenibles en el mundo. Así obtuvo 5.000 dólares para la escuela.

Este hombre, que conserva dos bicicletas y convirtió su casa de Cedritos en bodega de donaciones y taller de ciclas, también logró que los niños de Quisquiza mantuvieran su escuela. Tan solo el año pasado, este pedalista del altruismo acumuló 10.000 kilómetros en su bicicleta, en la que planea seguir montado hasta que ningún niño falte a sus clases.

CAROLINA PAVA
EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.