En centros como La Selva se investiga efectos del calentamiento global

En centros como La Selva se investiga efectos del calentamiento global

En la reserva se reúnen cientos de investigadores al año. Estudian el bosque tropical húmedo.

estación biológica la selva

Estación biológica la selva, en Costa Rica. Centro de investigación

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Por: MICHAEL CRUZ ROA
17 de octubre 2018 , 07:54 p.m.

A 50 metros sobre el nivel del mar, y ubicado en el norte de Costa Rica, se encuentra la Estación Biológica La Selva. Este es un centro de investigación que reúne a más de medio centenar de empresas, universidades e instituciones gubernamentales, y allí se investiga, entre otros, sobre los efectos del cambio climático.

EL TIEMPO recorrió este laboratorio a cielo abierto -que pertenece a la Organización de Estudios Tropicales (EOT) y en el que convergen al año cientos de investigadores, o sus asistentes- en medio del Primer Congreso de Sostenibilidad, Ecología y Evolución, que se realizó en Costa Rica.

La Selva es una reserva privada de 1.600 hectáreas, pero que está junto al parque Braulio Carrillo, por lo que allí se genera un corredor ambiental, que asciende hasta el volcán Barva, que está a 2.800 metros sobre el nivel del mar.

Estación Bilógica La Selva

Centro de investigaciones Estación Biológica La Selva, ubicado en Costa Rica.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

La Selva es una reserva privada, de 1.600 hectáreas, ubicada en el norte de Costa Rica.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

Estudio de orquídeas, desarrollado en La Selva. Cuando florecen, se analizan y sus resultados se cuelgan en un archivo digital

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

Se desarrollan investigaciones en flora y fauna.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

En la reserva se pueden encontrar animales como el saíno.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

También hay una colección de animales que han muerto por diferentes causas, y que son disecados para que sirvan de estudio.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

También hay una colección de animales que han muerto por diferentes causas, y que son disecados para que sirvan de estudio.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Estación Bilógica La Selva

También hay una colección de animales que han muerto por diferentes causas, y que son disecados para que sirvan de estudio.

Foto:

Michael Cruz. EL TIEMPO

Su importancia

Al año se producen cerca de 240 artículos de investigaciones que realizan en La Selva. Las temáticas son diversas, pero tienen una red de indicadores tan amplia, que su importancia es vital, cuando se habla de indagar sobre las consecuencias del cambio climático.

Y por la importancia ecológica con la que cuenta, es el hogar de una infinidad de fauna y flora. Por ejemplo, solo en sus instalaciones se han registrado más de 72 especies de murciélagos.

La selva es uno de los mayores centros de estudio del bosque húmedo tropical del continente.

La Selva arrancó en 1958 cuando el doctor Leslie Holdridg compró la finca para dedicarse a la investigación. En 1963, la Organización de Estudios Tropicales (EOT) compró el predio para dedicarlo a lo que es hoy: uno de los mayores centros de conocimiento sobre el bosque húmedo tropical.

Por los 64 senderos que tiene La Selva es común ver saínos, también conocidos como pecaríes o puercos de monte. Hay culebras, ranas, murciélagos, decenas de especies de pájaros, entre otros.

Otra de las facilidades del centro de investigaciones es que crea una red de conocimiento, y una especie de base de datos, cuya información puede ser divulgada y compartida por estudiantes y profesores del mundo. Es decir, el conocimiento no queda en una biblioteca, sino que se utiliza en otros estudios.

Monitoreos de décadas permiten identificar cuánto carbono captan ciertas especies de árboles, dependiendo su edad.

Por ejemplo, allí se adelantan investigaciones por años, para ver cómo se regeneran los bosques, o cuánto carbono capturan diversas especies de árboles, a medida que van creciendo. “La Selva es una reunión de la diversidad, los climas y las alturas que tiene Costa Rica”, señalo Amanda Wendt, gerente de Investigación y Educación del centro de investigación.

Ella es doctora en ecología, con especialidad en restauración de bosques, y precisamente cuando estudiaba en Estado Unidos, realizó sus pasantías e investigación en La Selva. Su tesis fue sobre murciélagos, allí pudo analizar cómo se comportan, por qué unos se alimentan de insectos y otros de frutas.

“Investigaciones nos permitieron identificar cómo, por ejemplo, usan hojas de algunas plantas para crear una especie de camas, donde duermen.
También, que se pensaba que ellos se ubicaban a través de ecolocalización, pero estudiamos cómo estos sonidos les sirven para comunicarse entre las madres y las crías”, reseñó la experta.

MICHAEL CRUZ ROA
Periodista de EL TIEMPO
Miccru@eltiempo.com
En Twitter: @M_CruzRoa

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.