La casa del Bronx que no demolerán y se volverá un museo

La casa del Bronx que no demolerán y se volverá un museo

Todavía no hay fecha de apertura de ese nuevo espacio. Allí estrenaron una galería de arte.

Casa del Bronx convertida en museo

Este es el edificio que EL TIEMPO tuvo la oportunidad de recorrer. Allí es donde se ubicará un museo para recordar lo que ocurría.

Foto:

Yuliana Narváez. EL TIEMPO

Por: Yuliana Narváez
10 de junio 2019 , 04:04 p.m.

En el Bronx todavía quedan algunos edificios por demoler, pero hay uno que no se derribará, sino que se convertirá en museo. Mientras definen la fecha de su apertura, en el primer piso recrearon una tienda, como muchas de las que había en esa zona, y que hace parte de una exposición organizada por el Distrito.

Recorrer las otras plantas de esa casa no está permitido por ahora para el público, por el impacto del lugar, pues parece un laberinto y hay pertenencias de las personas que vivieron allí. Sin embargo, EL TIEMPO pudo visitarla en su totalidad.

Son tres niveles con muchas habitaciones, cada una con un número que la identifica. La mayoría de ellas tiene piso de madera vieja con aberturas de hasta 20 centímetros. Las escaleras están raídas por el tiempo. El polvo y el olor a moho impregnan todo el lugar. Hay diplomas, recibos, juguetes, fotos, pinturas en las paredes, ropa, incluso una ecografía. Parece un edificio de nunca acabar.

Pisar este sector tres años después de su intervención –para quienes nunca estuvimos allí– es chocar con la imaginación, porque del lugar se desprende una sensación de nostalgia, como si de repente estuvieras presente en cada escena y en los zapatos de cada una de las personas que entraron allí y no volvieron a salir.
Sin embargo, la exposición ‘Bronx, tres años de vida’ es una reflexión, un llamado a entender el valor del otro y un homenaje a todos aquellos que vivieron degradaciones, que murieron o que probablemente siguen en las calles buscando saciar un vicio o encontrarles sentido a sus vidas.

Hasta el 11 de junio estará disponible esta primera muestra que narra la intervención de mayo del 2016 y la recuperación personal de muchos habitantes de calle.
Estará abierta al público, en la carrera 15 bis con calle 10.ª, desde las 10 a. m. hasta las 4 p. m. Los visitantes podrán observar objetos que ayudan a recordar cómo era ese lugar: imágenes religiosas, notas, y también encontrarán actividades sensoriales y relatos de personas que se rehabilitaron después del operativo.

Estará abierta a todo público y busca que los ciudadanos sean conscientes de los horrores que allí ocurrían, honren a aquellos que hicieron parte de esta historia, a quienes perdieron su vida, a quienes el Bronx les arrebató a sus seres queridos y a todas esas personas que hoy tienen una nueva oportunidad gracias a esta intervención”, aseguraron desde la Alcaldía.

Por su parte, la adecuación del museo en esa casa, que podría abrir sus puertas en el 2020, hace parte de los planes de la Alcaldía en ese sector de la ciudad, los cuales incluyen varias intervenciones.

“Actualmente se adelanta la estructuración técnica, legal y financiera por parte de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño que permitirá abrir el proceso de licitación para la construcción y operación del Distrito Creativo en agosto de este año. Se espera que el próximo año arranquen las obras, con una inversión cercana a los 178.000 millones de pesos”, explicaron.

Museo del Bronx

En el lugar se recrea una tienda con objetos de quienes vivieron allí.

Foto:

Archivo particular

Así fue el operativo

En la intervención de mayo del 2016, fueron recuperados 76 menores de edad, ocho de ellos tenían menos de 13 años y eran explotados sexualmente e incitados al consumo de estupefacientes.

Las autoridades salvaron 101 animales, que se dieron en adopción. También se atendieron 2.053 habitantes de calle, de los cuales 608 terminaron con éxito su rehabilitación personal y otros 1.000 siguen en tratamiento.

Algunos de los que iniciaron un proceso con el Distrito están recibiendo formación en carpintería, artes visuales, inglés, etc. Una de las beneficiadas es Isabel Robayo, de 21 años.

Ella se incorporó a un programa del Idiprón por su voluntad; en los hogares que ellos tienen dispuestos para los habitantes de calle no se les obliga a nada. “Su filosofía es el amor y la libertad”, explicó. En esta institución le han enseñado a explotar sus habilidades audiovisuales y ahora sueña con ser fotógrafa.

Ella presenció varios hechos que la marcaron y que en muchas ocasiones no la dejan dormir, siente dolor por todas las víctimas y reconoce que la idea del museo es fundamental para la ciudad, porque es importante “recordar a todas las personas que murieron y que fueron torturadas allí”.

YULIANA NARVÁEZ
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.