Los ciudadanos convierten la 26 en el parqueadero más grande de Bogotá

Los ciudadanos convierten la 26 en el parqueadero más grande de Bogotá

9.731 multas por infracciones se han impuesto este año a lo largo de la avenida Eldorado.

Mal parqueados en la calle 26

Vehículos estacionados sobre la berma de la avenida Eldorado (vía arterial) a la altura de la carrera 92. Este es el panorama a lo largo de esta avenida principal.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Por: Natalia Silva
06 de octubre 2018 , 09:00 p.m.

La calle 26 está enferma. Tiene un mal crónico: la falta de cultura vial. Y al parecer a nadie le importa. “Son solo cinco minuticos”, “no soy el único” y “estoy esperando a alguien pero no se demora” son algunas de las excusas más frecuentes de los conductores que parquean en esta vía pública.

La avenida Eldorado atraviesa la ciudad desde el centro hasta el aeropuerto. Además, por ella cruzan varias avenidas principales, como la Caracas y la Boyacá. Por su ubicación estratégica es una de las más transitadas por los bogotanos, y algunos abusan de ella, la ven como parqueadero público. Una situación que está afectando la movilidad en la ciudad.

Según cifras de la Secretaría Distrital de Movilidad, en lo corrido de este año se han efectuado más de doscientos mil comparendos en la ciudad. Estacionar en sitios prohibidos encabeza el listado de infracciones con 86.178 multas, seguido de transitar en sitios y horas prohibidas (40.871) y no acatar las señales de tránsito (26.999).

El panorama en la 26 no es alentador: más de nueve mil infracciones, lo que corresponde al 11,2 por ciento de la cifra total, fueron impuestas en esta vía.

Y es que no es para menos. Cerca del aeropuerto El Dorado, la situación es preocupante. A pesar de que la Ley 769 de 2002, en su artículo 76, menciona que está prohibido parquear “en vías arterias, autopistas, zonas de seguridad, o dentro de un cruce”.

Mal parqueados en la calle 26

Este tipo de conductas se sanciona con una multa de $ 390.600, equivalente a la mitad de un salario mínimo.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

En un recorrido hecho por EL TIEMPO se pudo observar que en menos de una cuadra es usual encontrar entre 6 y 8 carros estacionados. Este tipo de conductas se sanciona con una multa de $ 390.600 –la mitad de un salario mínimo–.

Desde taxis hasta camiones, allí todo el mundo parquea. A pesar de que el aeropuerto cuenta con tres parqueaderos públicos en sus alrededores, este es el panorama que se vive a diario. Sin embargo, los usuarios se quejan por el costo del estacionamiento.

Esta misma situación se presenta muy cerca de El Dorado, en la zona hotelera.  En ese punto, a pesar de contar con bahías y parqueaderos cercanos, cerca de ocho carros particulares y cinco taxis obstaculizaban la vía.

Y la historia se repite dos cuadras arriba, hacia el oriente, en donde en plena calzada central cinco carros más se parquean en la berma, demostrando el irrespeto a las normas viales de la ciudad de Bogotá.

Camilo Gutiérrez, jefe de riesgos del Hotel Buró, asegura que con la bahía que dispone el lugar, los trancones se evitan, además, el establecimiento cuenta con un parqueadero público con capacidad para 358 carros y un servicio de transporte privado para movilizar a los huéspedes, lo que según él, evita la congestión al ingresar.

Esto dicen quienes se estacionan en la calle
Mal parqueados en la calle 26

Panorama a la altura de la calle 26 con carrera 69, sentido occidente-oriente. Se pierde un carril.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Pedro* es conductor hace 25 años, pero empezó a trabajar hace dos, con una plataforma para el servicio público de transporte. Él, que antes era taxista, ahora es “dueño de su propio tiempo”, motivo por el cual vendió el taxi.

A las 12 del mediodía, se encuentra parqueado en el Centro Internacional de la calle 26 con carrera 69, al igual que 10 carros más y otros taxis, motocicletas, bicicletas e incluso camiones, que encontraron en una vía paralela un parqueadero para esperar “a que salga un servicio”. Una fila que se extiende a lo largo de dos cuadras y que claramente se convierte en un problema para la movilidad.

Este conductor asegura que este punto es estratégico “porque a esa hora es movidito”, además, insiste en que él no se demora mucho parqueado allí, porque hay flujo de personas. Sin embargo, han pasado más de 10 minutos desde que estamos conversando.

Al igual que Pedro, tres conductores más a los que me acerco trabajan para plataformas de viajes en la ciudad. Paradójicamente, estas aplicaciones que aseguran hacer recorridos más cómodos para los usuarios son las que hoy en día, al parecer, están aportando su granito de arena a los problemas de movilidad de la ciudad.

* Nombre cambiado por petición de la fuente.

NATALIA SILVA
Especial para EL TIEMPO@NataliaSilvaCab

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.