La resurrección del colegio vecino al Bronx y a Cinco Huecos

La resurrección del colegio vecino al Bronx y a Cinco Huecos

El Agustín Nieto soportó por años la presencia de habitantes de calle y el consumo de drogas.

colegio Agustín Nieto cerca a las desmanteladas ollas del Bronx y Cinco Huecos

El colegio Agustín Nieto, desde que desaparecieron las ollas de Cinco Huecos y el Bronx, ha mejorado en su calidad educativa.

Foto:

Secretaria de Seguridad.

Por: Bogotá
06 de septiembre 2019 , 08:00 p.m.

Pequeños estudiantes con sus maletas en la espalda y presurosos para iniciar sus clases, padres de familia que se despiden con un beso en la frente de sus hijos mientras les dan el dinero para sus onces. 

Ese es el panorama que se vive a diario frente al colegio Agustín Nieto Caballero, una institución educativa a la que tres años atrás tan solo la separaba una pared de Cinco Huecos, una de las peores ollas de Bogotá, junto con lo que fue el temible centro del crimen del Bronx, que estaba a tres cuadras.

Olores pestilentes mezclados con humo de drogas es el peor recuerdo que tienen de esa época estudiantes, profesores y padres de familia porque los adictos les tenían la entrada del colegio prácticamente como un baño, sobre la carrera 19 entre las calles 12 y 11 en el centro de Bogotá.

“Tocaba que lavaran la puerta. Era necesario pedirles a los habitantes de la calle que se fueran de ahí porque no se podía ingresar. Es que no era uno ni dos, eran 15 o 20, que no permitían el acceso, ni de los directivos, ni de los profesores ni de los estudiantes. Hoy es un entorno totalmente diferente”, contó Jairo Orlando Rodríguez Ravelo, el rector del colegio.

Los problemas de inseguridad afectaban especialmente a los estudiantes. “Hace unos cuatro años, uno llegaba con miedo de que lo robaran. Y en la Plaza España, donde queda el césped, se hacía un grupo muy grande de habitantes de calle; a uno le daba cosa ir allá y que ellos reaccionaran mal por recoger un balón que llegara a donde ellos se acostaban”, contó un estudiante que está por concluir su bachillerato en ese colegio.

Sin embargo, fue hasta que se acabó con esos expendios a cielo abierto que se logró que comenzara la resurrección de esa institución de 43 años al servicio de la educación.

La deserción se redujo ostensiblemente, pero, además, volvimos a tener 1.000 estudiantes

“Es increíble que hayamos tenido a Cinco Huecos en la pared contigua de un colegio”, afirmó Jairo García, secretario de Seguridad.

La recuperación de ese entorno se llevó a cabo en un trabajo en conjunto del colegio con el apoyo de las secretarías de Seguridad, Educación, Integración Social, Idiprón, la Personería Distrital, entre otras, que de lunes a viernes designan a funcionarios para que hagan el acompañamiento de los estudiantes a la entrada y salida de sus clases.

Y luego de tres años, los resultados académicos han mejorado en esa institución. “La deserción se redujo ostensiblemente, pero, además, volvimos a tener 1.000 estudiantes”, aseguró el rector.

Los padres de los estudiantes también se sienten más tranquilos. “Me parece un trabajo muy bueno porque ya no tenemos esa preocupación de que los niños entren y vean a los habitantes de calle consumiendo drogas”, señaló Diana Puentes, quien tiene a dos hijos en la primaria del Agustín Nieto.

Otras intervenciones

Un total de 137 colegios han sido intervenidos con el Programa Integral de Mejoramiento de los Entornos Escolares en los últimos tres años, en Bogotá. De esta forma, explican, se han mejorado los resultados académicos y se ha generado bienestar en la comunidad educativa.

Estas Instituciones han mejorado en las pruebas Saber 11, pues se duplicó el número de ellas en la categoría A, pasando de 12 en 2015 a 25 en 2018.

“De otra parte, en lo que respecta a la categoría C, en el 2015, 40 de las IED intervenidas estaban en esta categoría; y para el año 2018, el número de ellas disminuyó en un poco más del 50 %. Sumado a este logro está la reducción significativa de la deserción escolar, que pasó de un 4 % en 2015 a un 1,7 % en 2017, en los colegios intervenidos”, explicaron desde el Distrito.

Finalmente, la Administración Distrital está implementando, desde 2017, una estrategia de vigilancia que vincula guardas de seguridad acompañados de caninos antinarcóticos como una medida de disuasión y barrera de ingreso de SPA a los centros educativos.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.