¿Qué va a pasar con los 1.152 buses de TM que dejarán de operar?

¿Qué va a pasar con los 1.152 buses de TM que dejarán de operar?

Concesionarios deben responder por su desintegración. Se busca que 110 carrocerías sean para aulas.

TransMilenio

Según TransMilenio, los operadores que van terminando su concesión deben asumir la chatarrización de los buses que hoy tienen rodando en la ciudad.

Foto:

Mauricio León Archivo EL TIEMPO

Por: John Cerón
09 de diciembre 2018 , 10:00 p.m.

A diferencia del transporte colectivo tradicional, en el que los buses viejos seguían rodando por las calles después de cumplir su vida útil, o transformados en servicio especial, los articulados de TransMilenio que Bogotá se prepara para reemplazar tendrán que ser totalmente desintegrados.

Así lo confirmó EL TIEMPO, al indagar sobre el destino que tendrán 1.152 articulados (buses rojos) de las fases I y II del sistema, que saldrán de operación desde junio del año entrante, tras la adjudicación de la licitación para reemplazarlos con 1.383 buses nuevos.

Según TransMilenio, los operadores que van terminando su concesión deben asumir la chatarrización de los buses que hoy tienen rodando en la ciudad. “Deben ser totalmente chatarrizados, y nosotros debemos asumir este proceso que es de orden legal. Hay que tener en cuenta que algunos vehículos ya tienen más de 1’400.000 kilómetros de recorrido”, aseguró uno de los operadores que mantuvo su nombre en reserva.

Deben ser totalmente chatarrizados, y nosotros debemos asumir este proceso que es de orden legal

Según la ley, esta chatarrización tiene unos trámites legales antes de que los buses lleguen a la siderúrgica, que es la encargada de su desintegración. Cada concesionario debe hacer la desvinculación del vehículo ante TransMilenio, tener la revisión técnica de la Sijín, los certificados de tradición y la liquidación de la matrícula en la Secretaría de Movilidad, entre otras diligencias.

Los operadores no aportan dinero por la desintegración de cada bus. Marino Vasco Narváez, representante de Importaciones Manizales, una de las empresas dedicadas a la chatarrización, le manifestó a EL TIEMPO que los concesionarios pagan la desintegración con la chatarra que queda.

“Lo primero que hacemos es desbaratar todo el vehículo y separar sus partes: cauchos, llantas, cables, textiles, plásticos, vidrios, fibra de vidrio, y estos componentes son cerca del 50 por ciento del total del bus y son desechados. Esto significa que si un bus pesa 14 toneladas, solo siete se llevan a la siderúrgica, y estos restos tendrían un valor aproximado de 2 millones de pesos, pero hay que descontar el flete, la logística, la desbaratada, el personal, etc.”, asegura.

Sí es obligatorio llevar el bus hasta allá (chatarrizadora) en grúa o andando

El representante del concesionario informó que lo que "sí es obligatorio es llevar el bus hasta allá (chatarrizadora) en grúa o andando”. Uno de los proyectos que le ha planteado la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) a TransMilenio es lograr que 110 de estas carrocerías se conviertan en aulas ambientales, las cuales se ubicarían en igual número de municipios del departamento.

“El fin de esto es que la gente conozca mejor el tema de la contaminación y cómo se debe garantizar que los vehículos deben cumplir una vida útil y ser reemplazados por otros”, aseguró María Consuelo Araújo, gerente de TransMilenio.

Uno de los concesionarios señaló que ellos tienen la responsabilidad de la destrucción de estos carros, y de tomarse la decisión de convertir algunos en aulas, debe hacerse con todas la normas para no generar desechos en cualquier parte del país.

Araújo agregó que además esperan tener una más en Bogotá que sirva para darles talleres pedagógicos a los colados. Pero no solo los concesionarios deben desintegrar los vehículos, según TransMilenio también tienen que entregar saneados ambientalmente los patios. “Por ejemplo, en donde haya habido lubricantes o desechos lo debe sanear el concesionario que va saliendo para entregárselo limpio al entrante”, agregó Araújo.

Sea cual sea la decisión sobre las aulas, lo cierto es que estos vehículos deben ser desarmados y no podrán seguir circulando por la calles de la ciudad.

Estos son los operadores de las fases I y II

Fase I
Express del Futuro: 191 buses. Patio calle 80.
Ciudad Móvil. 187 buses. Patio Norte.
Metrobús: 141 buses. Patio Tunal.
SI 99 S. A.: 254 buses. Patio Usme.

Fase II
Somos K: 171 buses. Patio Américas.
TransMasivo: 220 buses. Patio Suba.
Conexxión Móvil: 209
(incluye 48 biarticulados de
otrosí 12). Patio Sur.

JOHN CERÓN
Redacción BOGOTÁ
johcer@eltiempo.com
En Twitter: @CeronBastidas

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.