Brigadas forestales en los cerros para evitar incendios

Brigadas forestales en los cerros para evitar incendios

El plan se activó con un contrato por $ 1.261 millones para que la Defensa Civil realice recorridos.

Cerros de Bogotá

Por este incendio del 2016 en los cerros orientales tuvieron que restaurarse más de 96 hectáreas de bosque.

Foto:

Diego Bauman - Alcaldía

Por: Redacción Bogotá
10 de diciembre 2018 , 07:56 p.m.

Siete vigías forestales estarán monitoreando, desde terrazas y edificios altos de la ciudad, que en los cerros orientales no se presenten conatos, quemas o incendios entre los siguientes meses, que es cuando llega la temporada seca.

Su labor consistirá en avisar a los organismos de emergencia, para evitar que ocurran casos como los que se presentaron en enero del 2016, cuando cientos de hectáreas de los cerros orientales fueron arrasadas por las llamas, en una temporada que se sumó al fenómeno del Niño de ese año.

Los vigías se distribuirán a lo largo de los cerros, de sur a norte, y su labor se extenderá hasta el mes de mayo. Así lo confirmó el director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), Richard Vargas, quien indicó que para los meses más críticos (de enero a marzo) otros tres vigías entrarán a reforzar la operación, para un total de 10 durante el primer trimestre.

Estas labores son importantes si se tiene en cuenta que el fin de año y el arranque del siguiente tienden a incrementar los incendios, por lo menos en la ciudad. Por ejemplo, este lunes el Cuerpo de Bomberos de Bogotá atendió una quema en la vía a La Calera, que por fortuna no avanzó.

El hecho se registró en la zona de reserva forestal de los cerros de la capital, y ocasionó que durante dos horas (en la mañana) se presentara paso restringido en la vía que comunica con el municipio de La Calera.

Estas labores se incluyen dentro del contrato 382 de 2018, que firmó el Distrito con la Defensa Civil Colombiana, explicó Vargas, “por un monto de 1.261 millones de pesos, que contemplan el personal y los elementos de estas personas, para conformar cinco brigadas forestales”.

Estos equipos, que están conformados –cada uno– por seis funcionarios, incluido su conductor, estarán realizando monitoreos en terreno, en los cerros y en las zonas que son vulnerables a las quemas o incendios.

“Estarán en las zonas, limpiando los senderos, recogiendo botellas que puedan generar incendios, brindando información a la comunidad, haciendo podas, y prestos a atender emergencias que se puedan presentar”, explicó el director del Idiger.

Sus labores también se verán reflejadas de diciembre a mayo, y al igual que los vigías, entre enero y marzo habrá un refuerzo de personal, con dos brigadas más, para un total de siete en toda la ciudad.

A la espera del Niño

Por su parte, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) explicó que luego de los monitoreos que han venido realizando las últimas semanas, hay más de un 80 por ciento de probabilidades de que se presente fenómeno del Niño, durante el primer trimestre del 2019.

Esto indica que la sequía se intensifica y se puede alterar la temporada de lluvias que se presenta con frecuencia en el segundo trimestre del año. Afecta, a su vez, a las fuentes hídricas de la región, lo que obliga a racionalizar el agua en regiones que de por sí ya es escasa, como en los municipios de Apulo y La Mesa, en Cundinamarca.

Desde ya, las autoridades departamentales están haciendo un llamado a los ciudadanos para que se midan a la hora de utilizar el agua, y para que alisten tanques y otros depósitos, para que puedan guardar el líquido para los próximos meses.

Además, Germán Riberos, director de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca, les pidió a los habitantes de zonas rurales del departamento evitar la quema de rastrojo para preparar sus cultivos –una práctica común en el campo– porque puede desencadenar incendios forestales.

A los turistas que visitan los cerros de los municipios aledaños les recordó que deben evitar la realización de fogatas porque los vientos intensos que se presentan en la temporada seca desencadenan conflagraciones.


También, se les pide no arrojar basura en estos espacios naturales, sobre todo si son botellas de vidrio, pues al dejarlas expuestas al sol, estas funcionan como lupas, que intensifican los rayos y ocasionan llamas.

Otro de los fenómenos que en la temporada seca se presenta, según el Ideam, son las heladas. Estas son producto de la escasa nubosidad en los territorios, y el descenso significativo de las temperaturas.

Aunque se acostumbra a dispersar la neblina con fogatas, para evitar que en zonas de cultivos se pierdan las cosechas, las autoridades les pidieron a los campesinos verificar que sean controladas.

1.200 bomberos cuidarán Cundinamarca

El delegado departamental del cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, capitán Álvaro Farfán, recordó que hay alistamiento de primer grado para los 1.200 bomberos que conforman los 85 cuerpos de los municipios, y que ya están tomando medidas preventivas, y realizando capacitaciones, para evitar que los incendios forestales u otras emergencias en la temporada seca ocasionen daños en los territorios.

Realizó un llamado especial para evitar el uso de la pólvora, pues su manipulación ha ocasionado conflagraciones en zonas rurales, en el pasado y recordó que hay que evitar quemas de basura o de otro tipo durante la época seca.

En el 2019 ya hay plata para el Sendero Cortafuegos

Luego de terminar los estudios y diseños técnicos, así como el análisis del impacto ambiental, la Administración Distrital le solicitó el pasado 3 de diciembre a la Agencia Nacional de Licencia Ambientales (Anla) el permiso para la construcción del sendero cortafuegos en los cerros orientales.

Esta será una tubería de alta presión que irá de sur a norte para que en caso de un incendio forestal, los bomberos se puedan conectar y atacar la conflagración.

Además, habrá un sendero ecológico de unos 100 kilómetros de longitud para que los ciudadanos puedan conocer la importancia de las montañas que rodean a Bogotá y las puedan cuidar, proteger y defender.

En el presupuesto para el 2019, aprobado el domingo pasado en el Concejo de Bogotá, se destinaron 230.000 millones de pesos para estas obras que, según el secretario distrital de Ambiente, Francisco Cruz, se realizarán mediante convenio entre esa entidad y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB) como ejecutora.

Michael Cruz Roa
En Twitter: @M_CruzRoa
miccru@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.