Brahaman, el niño que murió al caer de un sexto piso por un ascensor

Brahaman, el niño que murió al caer de un sexto piso por un ascensor

El menor falleció en un conjunto en Kennedy. Las autoridades investigan el caso.

ASCENSOR

Brahaman Jhusep Guevara Pabón, estudiante de quinto de primaria, y de 11 años, murió tras caer por el ducto de un ascensor el pasado 2 de noviembre.

Foto:

Archivo Particular

Por: Bogotá
06 de noviembre 2019 , 11:05 a.m.

Brahaman Jhusep Guevara Pabón cumplió 11 años el domingo 20 de octubre pasado. Era un niño tierno, detallista, de un corazón grande y que, según su mamá, Luz Marina Pabón, odiaba las injusticias. No obstante su corta edad, soñaba con ser doctor y comprarle una casa y un carro a su madre.

Le encantaba jugar fútbol, era hincha del Real Madrid y fan de James Rodríguez. De hecho, el día que murió, tras caer en extrañas circunstancias por el ducto de un ascensor en un edificio residencial en Kennedy, la tarde del sábado 2 de noviembre pasado, estuvo entrenando porque tenía un campeonato al otro día.

Por estar jugando fútbol fue que le pasó esto. Él estuvo hasta las 5:30 de la tarde allá, en la cancha del conjunto, y cuando subía para el apartamento con un amiguito que iba para el piso 11 fue que se frenó el ascensor”, contó Luz Marina durante el funeral de su hijo.

Esta mujer, que vivía con Brahaman y Fiona, una schnauzer que era la mejor amiga de su pequeño, ha tenido que soportar varias pérdidas recientemente. El año pasado murió su madre y también el papá de su hijo.

“El niño todavía estaba afectado por el duelo de la abuela, no lo podía asimilar”, confiesa. Sin embargo, Luz se arma de valor para tratar de entender qué fue lo que ocurrió y pedir que la muerte de su pequeño no quede impune.

El día del accidente, a las 8 de la noche, se preocupó porque su hijo no llegaba a la casa, así que fue a buscarlo. La gente murmuraba que un vigilante había caído desde el piso sexto de uno de esos ascensores que tanto habían estado fallando desde hace meses.

“Yo llevo viviendo dos años ahí, y ese ascensor siempre ha fallado; hubo un tiempo que duró un mes sin funcionar, siempre el mismo problema, y no solo era en mi torre, igual sucedía en las otras torres de apartamentos”, explicó Luz Marina.

Nadie le avisó, cuando llegó al primer piso supo que la persona que había caído era su hijo. La ambulancia y los bomberos se demoraron cerca de una hora en llegar, según denuncia ella. La Policía fue la primera autoridad que arribó al lugar.

ASCENSOR

Este fue el elevador que tuvo fallas y en el cual iban los dos niños que quedaron encerrados. Justo en este lugar fue donde se hizo la maniobra fallida para tratar de sacarlos.

Foto:

Archivo Particular

“Cuando los niños se quedaron atrapados, fue un vigilante nuevo a ayudarlos, yo nunca había visto a ese señor. Eso era normal, cuando alguien se quedaba en el ascensor iban a sacarlo. El guardia quiso subir y hacer todo solo, no pidió ayuda, ni auxilio ni nada”, relató la madre de Brahaman, y dijo que, aparte de la ayuda con los gastos funerarios, la administración del edificio Gerona del Porvenir 2, en el barrio Tierra Buena, de Kennedy, no ha brindado la información suficiente para determinar lo que pasó exactamente.

El otro niño, de 7 años, sí fue rescatado sin ningún inconveniente, lo que genera muchas dudas acerca de lo que sucedió con Brahaman, quien cursaba quinto de primaria en un colegio del barrio Carvajal.

Según información revelada por la alcaldía local de Kennedy, a los ascensores de este conjunto residencial ya se les había hecho una visita de seguimiento y control en septiembre de este año.

“Los mantenimientos preventivos y correctivos van de acuerdo con la programación que asigne la administración del conjunto, y es su responsabilidad mantenerlos al día”, aseguraron en la alcaldía menor.

Las investigaciones de las autoridades para determinar las responsabilidades en este hecho están avanzando, y unas pruebas fundamentales para esclarecer el caso son los videos de las cámaras de seguridad que están en el elevador y en el piso donde se llevó a cabo el rescate fallido.

En honor al desprecio que su hijo les tenía a las injusticias del país, su madre jura que no permitirá que su muerte quede en la impunidad, porque la considera una inmensa injusticia.

“Si pudiera decirle algo, le diría que lo amo y lo adoraré por siempre. Es que es un amor tan diferente el que nos dábamos. Como madre, uno a veces falla, pero es algo incondicional; fui, cómo le explico, una excelente mamá; nunca le faltó nada. Era muy maduro, no le gustaba que lo educara porque quería tener la razón en todo, pero él siempre obedecía. Le quisiera decir muchas cosas, que me perdonara, que no me deje sola porque teníamos muchos sueños”.

Esta tragedia se da por un mal procedimiento de rescate. En estos casos existe un protocolo que solo manejan los expertos

Van 217 atenciones por emergencias en ascensores en Bogotá este año

Solo en lo que ha corrido de este año, el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá ha atendido 271 emergencias en ascensores en Bogotá por diferentes causas.

EL TIEMPO habló con el Instituto Distrital de Gestión del Riesgo y Cambio Climático (Idiger), que explicó que la certificación anual que se le expedía al dispositivo del caso en mención se había vencido ocho días antes del accidente. La última certificación la había dado la empresa Oitec, certificada por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (Onac), pero un año antes de la tragedia. Ya había que renovarla. En este caso, la responsabilidad recae en la administración del edificio, la cual debía velar por que los ascensores estuvieran al día con esta certificación e inhabilitarlos si estos presentaban algún daño en su funcionamiento. También debían contratar el posible arreglo con personas naturales y o jurídicas calificadas.

Otro vacío que queda al descubierto en este caso es la falta de información para proceder en este tipo de emergencias, es decir, para actuar cuando una persona o varias se quedan encerradas en un ascensor.

Lo primero es mantener la calma, tranquilizar a las personas que se encuentran atrapadas, no manipular el ascensor ni intentar abrir las puertas, pues pone en peligro la integridad de sus ocupantes. Es muy importante llamar a la línea 123, ya que son los expertos en emergencias, los que saben abrir las puertas y rescatar a los ciudadanos disminuyendo los riesgos de caída.

“Esta tragedia se da por un mal procedimiento de rescate. En estos casos existe un protocolo que solo manejan los expertos”, dijo Alejandro Giraldo, director ejecutivo de la Onac, quien confirmó, además, que desde el 2016 se han reportado nueve muertes por incidentes en ascensores. Por último, son las alcaldías locales las encargadas de sancionar con sellamientos o multas a las edificaciones que incumplan con lo establecido normativamente.

“Yo llevo viviendo dos años ahí y ese ascensor siempre fallaba; hubo un tiempo que duró un mes sin funcionar, siempre el mismo problema”, señaló Luz Marina Pabón, madre de Brahaman.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.