Bogotá: que vuelva la Vuelta / Opinión

Bogotá: que vuelva la Vuelta / Opinión

Pasar por Bogotá es una buena oportunidad, dónde las dos ganan, la capital y la Vuelta.

Vuelta

Primera etapa de la vuelta a Colombia 2015, contrareloj por equipos con partida en la Av. Boyacá con calle 168 y llegada en el parque El Tunal.

Foto:

Javier Nieto.

Por: Ricardo Montezuma | Director Fundación Ciudad Humana
18 de noviembre 2020 , 01:12 p. m.

Bogotá ha tenido una muy fuerte relación con la vuelta a Colombia, desde que salió de la calle 13 con carrera 6, el 5 de enero en 1951, y regresó una docena de días después. Así como lo hacían las grandes carreras en Europa.

Estas inspiraron a un puñado de emprendedores y amantes de la bicicleta como Donald Raskin, Guillermo Pignalosa, Mario Martínez, Pablo Camacho Montoya y Jorge Enrique Buitrago y al ciclista Efraín Forero, a crear un recorrido nacional a pesar de todos los pronósticos sobre su imposibilidad de éxito. 

EL TIEMPO, en cabeza de Enrique Santos Castillo jugó un papel central en el inicio de la primera vuelta. Era necesario un gran diario para contar las hazañas de 35 osados colombianos que intentarían cruzar un país, en el cual las cordilleras tenían, y tienen aún, condenada a buena parte de la población, a tortuosas carreteras e interminables recorridos.

(Además: Inseguridad: percepción o realidad / Opinión)

Desafortunadamente, la septuagésima edición, evita pasar por la capital de Colombia, las etapas más próximas son el domingo 15 en Guasca y el lunes 16 en Ibagué.

Sorprende que después de haber ocupado los principales escenarios de la capital entre los años cincuenta e inicios de los noventa, como el velódromo, el estadio o el Parque Nacional, la Vuelta no ha vuelto a tener un espacio en nuestra ciudad, como si esta fuera demasiado escenario para un evento venido a menos.

Si bien es muy cierto y lamentable, que una de las carreras más antiguas de América y la de mayor tradición en el país se ha convertido en una simple prueba nacional en la clasificación de la Unión ciclística internacional UCI, no es motivo suficiente para darle la espalda, como lo han hecho las anteriores administraciones de Bogotá.

Pasar por Bogotá es una buena oportunidad, donde las dos ganan significativamente, la capital y la Vuelta. De una parte es un reconocimiento para todos esos patrocinadores, familias, ciclistas e interesados en estas carreras, los cuales las valoran desde las más modestas hasta las más reputadas. Las carreras de ciclismo representan para muchos jóvenes colombianos las únicas escenas para mostrar sus habilidades y, sobre todo, para avanzar en sus sueños de ser ciclistas.

(Lea también: Así fue ataque con machete contra un universitario en túnel de la 26)

De otra parte, para Bogotá es una oportunidad el acoger la Vuelta, puesto que el ciclismo deportivo y de competencia en todos sus niveles es una catalizador para impulsar el uso urbano de la bicicleta, como alternativa uno de sus principales males, la congestión, y el necesario distanciamiento social impuesto por la pandemia.

La bicicleta en Bogotá, es mucho más importante de lo que parece, la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, -SDDE- ha realizado estimaciones de lo que puede representar para la economía de la capital. Esta está relacionada con un mercado y una cadena productiva dónde habría más de 5 millones bicicletas, pertenecientes a 3 millones de habitantes, quienes tendrían en promedio 1,7 bicicletas, alcanzando incluso un promedio 2 bicicletas por propietario en Teusaquillo.

Según informaciones de los principales importadores, en la capital, se venderían más de medio millón de unidades al año, este mercado representa más del 25% de todo el país, más de 5.000 familias trabajan directamente en almacenes, talleres y emprendimientos relacionados con la bicicleta. Además, según las estimaciones de SDDE, en actividades asociadas y con el uso de la bicicleta como instrumento de trabajo habría otras 25 mil personas asociadas formal e informalmente.

Tan solo en la Ciclovía de domingo, más de un millón de personas se recrean semanalmente y varios centenares de comerciantes generan la mayor parte de sus ingresos semanales en este espacio de más de 100 Km.

(Así fue ataque con machete contra un universitario en túnel de la 26)

Bogotá tiene mucho por ganar al contribuir para recuperar la Vuelta. Para la capital, en este sentido la actual administración podría aprovechar la celebración de los 70 años, el próximo año 2021, para reconciliarse con las competencias de ciclismo, para volver e impulsar un deporte que es el catalizador de muchos otros usos de la bicicleta.

Aunque parezca muy alejada la conexión, el ciclismo de ruta y las victorias de nuestros ciclistas hacen tanto por el impulso al uso de la bicicleta, como el mejor de los bici carriles o las mejores de las políticas públicas. El ciclismo para Colombia debería ser mucho más que las estrellas que corren en Europa y las grandes carreras de tres semanas, que tantas alegrías nos han dado en la última década.

Los ciclistas bogotanos y colombianos son muy diversos y todos son muy valiosos, son varios miles los niños y niñas en los clubes de ciclismo y de patinaje en la región, niños y niñas que practican BMX o MTB y sueñan con ser como Mariana Pajón o Leonardo Páez doble campeón mundial de MTB, o las mujeres que practican pista o paraciclismo como por ejemplo la excampeona mundial Jesica Parra. Además, son ciento de miles los ciclistas urbanos que realizan casi un millón de viajes en la capital según la encuesta de 2019.

Esperemos que pronto se vuelva a vivir la Vuelta a Colombia en Bogotá, que se realicen los circuitos del Parque Nacional, los campeonatos nacionales e incluso los Mundiales de ciclismo como se hizo hace exactamente 25 años en Bogotá y Boyacá. Estos son escenario privilegiados para distintas prácticas de ciclismo, esperemos que exista una reconciliación con estas competencias y que, al Igual que muchas otras carreras internacionales, la vuelta a Colombia pueda volver a terminar en la capital y así motivar el turismo nacional relacionado con la bicicleta, el cual comenzaba a ser significativo. De los turistas llegados a Bogotá en 2018, 166.610 realizaron actividades en bicicleta y aportaron a la economía de la ciudad varios millones de dólares.

Aunque este no es el mejor momento para hacer planes, hay que tener en cuenta que, a pesar de las dificultades sociales, sanitarias y económicas, el ciclismo representa un conjunto de usos, comercios, actividades y relaciones socioculturales e históricas, dónde los eventos -por modestos que sean- contribuyen a dinamizar la economía y favorecen muchos sectores, este es un promotor más para la tan necesaria reactivación económica.

Siga leyendo: 

Así fue ataque con machete contra un universitario en túnel de la 26.

En estación Marsella de TM se produjo un nuevo ataque contra usuario.

Ricardo Montezuma
Director Fundación Ciudad Humana

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.