Secciones
Síguenos en:
¿Qué pasa con obras contratadas al inicio de la pandemia?
TransMilenio

Mediante la figura de urgencia manifiesta fueron contratadas obras de ampliación en 15 estaciones de TransMilenio.

Foto:

Cesar Melgarejo

¿Qué pasa con obras contratadas al inicio de la pandemia?

IDU habla de las obras por urgencia manifiesta, como la ampliación de estaciones y nuevas ciclovías.

Al principio de la emergencia sanitaria por la pandemia del covid-19, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) contrató de manera directa, mediante la figura de urgencia manifiesta, la ampliación de estaciones de TransMilenio y el suministro de elementos para los nuevos tramos de ciclovías permanentes.

La decisión sorprendió en su momento por cuanto esta entidad maneja al año cerca $ 1,5 billones en obras de infraestructura, estudios y diseños que han sido contratados en licitaciones. De hecho, en el proyecto de cupo de endeudamiento que hace trámite en el Concejo hay asignados 1,2 billones para proyectos del Instituto.

(En otras noticias: Jardines y colegios privados de Bogotá vuelven a las aulas)

Las obras entregadas por invitación directa superan los $50.000 millones, se contrataron en junio pasado y están programadas para que se empiecen a entregar entre diciembre y marzo próximos.

El director del IDU, Diego Sánchez, asegura que la contratación mediante urgencia manifiesta “no se hizo para evitar un proceso de selección abierto” y que la decisión se tomó por la necesidad de evitar aglomeraciones en el sistema de transporte masivo, que tenía una restricción del 35 % de su capacidad –hoy está en el 50 %–, y brindar alternativas de movilidad de menos riesgo de contagio.

(Además: Segunda temporada de lluvias ya llegó a Bogotá y la Sabana)

¿Cómo se identificaron los proyectos?

En mayo, dado que se había declarado el estado de emergencia, con la Administración Distrital se estableció que era necesario identificar qué tipo de intervenciones había que ejecutar de manera expedita para ayudar al aislamiento social, que contribuye a reducir el riesgo de contagio.

El reto era que todo el sistema de transporte público tenía una restricción y hacía necesario pensar en qué oferta de infraestructura íbamos a darles a las personas que necesitan movilizarse en la ciudad.

Revisando con la Secretaría de Movilidad, TransMilenio y la Alcaldesa se definieron dos intervenciones que eran importantes: una, ampliar la red de ciclovías para generar corredores sobre la calzada, como la 7.ª, la 9.ª, la calle 13 al occidente, que empezaron siendo temporales. Y la otra fue la ampliación y construcción de 15 estaciones de TransMilenio.

(Le recomendamos: La cruel red de trata que torturaba a niñas con herramientas en Bosa)

¿Por qué no una licitación?

Lo importante era hacer eso pronto. Si se abre un concurso de méritos, una licitación publica, se tarda tres o cuatro meses para tener firmado el contrato. A mediados de mayo, a través de una resolución se declaró la urgencia manifiesta, porque había las condiciones por la emergencia por covid-19.

¿Se justifica la urgencia manifiesta si las obras serán entregadas en diciembre y el otro año?

Antes de comenzar estos proyectos consultamos a la Secretaría Salud si era verdad que el distanciamiento social contribuye a reducir el contagio, si la ampliación de estaciones podía funcionar y en cuánto tiempo iba a volver la normalidad. Nos dijeron que no va a haber normalidad antes de un año o más.

El ejercicio no se hizo para satisfacer una contratación directa y evitar un proceso de selección abierto. Se hizo un proceso muy objetivo, transparente y riguroso, que fue acompañado por la Veeduría y auditado por la Contraloría, y los resultados se van a ver cuando todavía no se ha acabado la pandemia.

¿Cómo fue lo de las ciclovías?

Identificamos las empresas que había en Bogotá con capacidad de proveer maletines, bordillos y elementos de separación y New Jersey (maletines de concreto), y a todas se les pidió información jurídica, financiera, experiencia, capacidad de producción y medidas de bioseguridad, y fuimos a mirar fábrica por fábrica y a todas se les pidió cotización.

El precio más bajo era el que íbamos a contratar. Luego, en el comité de gestión precontractual del IDU se recomendaron dos para suministrar los bordillos, a una para los hitos plásticos y otra para los New Jersey. Son cuatro contratos por $ 2.187 millones.

(Podría interesarle: Así puede pagar para no tener pico y placa en Bogotá)

¿Qué avance tienen?

En uno estamos casi en el 100 %, en otro en un 80 % y en el de las barreras solo falta que nos digan en qué avenida se van a instalar.

Y las estaciones...

TransMilenio definió cuáles tenían más riesgo de congestión y nos pidió ampliar unos vagones o poner nuevos o que las taquillas las traslademos al andén. Le pedimos que las que se definieran debían tener estudios y diseños, porque si no, nos íbamos a demorar 6 o 7 meses para arrancar. Se cruzó la información y se escogieron 15.  Esas estaciones exigían que las empresas tuvieran experiencia en infraestructura metálica y capacidad de producción.

En Bogotá, solo hay cinco y a esas se les pidió credenciales y fuimos a visitar las fábricas. En el Comité se evaluaron y se vio que tres tenían capacidad, disponibilidad y experiencia. La recomendación fue distribuir entre las tres las 15 estaciones. A una se le asignó seis; a otra, seis, y a otra, tres. Los valores son muy parecidos. Con la interventoría fue muy parecido. En total son $ 49.000 millones.

¿Cómo van las obras?

Se firmaron los contratos en junio y las actas de inicio a finales de junio. De las 15, ya empezaron 9 y otras 6 no. Esas demoras son porque en esos sitios existen redes y ha tocado empezar con las empresas a gestionar el traslado. Eso se está terminando.

Esos contratos tienen plazos de 6, 7 y 8 meses; es decir, estaremos entregando en diciembre, enero, febrero y lo último en marzo. En diciembre se entregarán las taquillas externas en El Virrey, Pepe Sierra y calle 127, sobre la Autonorte. Las otras estaciones implican traer el vagón de la fábrica, montarlo y cimentarlo, instalar redes, energía y comunicaciones. Esas estarán entre enero, febrero y marzo.

Más noticias de su interés: 

- Así ven los expertos el regreso del 'pico y placa' en Bogotá

- Este año han cerrado 37.000 empresas de Bogotá y la región

El duro pulso entre Enel-Codensa y Cajicá por el alumbrado público

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Editor de Bogotá​@guirei24

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.