Secciones
Síguenos en:
El costoso cambio de color de los buses del SITP
Buses

Los buses eléctricos que serán pintados de verde están en un patio taller en el suroccidente de Bogotá. 

Foto:

Archivo Alcaldía de Bogotá

El costoso cambio de color de los buses del SITP

Van a pintar de verde los eléctricos y Euro VI. Pero concejales lo ven como un gesto político.

En un patio en el suroccidente de Bogotá se encuentran desde hace varios meses 371 buses nuevos del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Se trata de vehículos eléctricos que no han entrado a operar y que, por solicitud de la Alcaldía, deben ser pintados de verde.

(Le puede interesar: Rompe su silencio la pareja de Javier Ordóñez)

Estos automotores llegaron al país importados de China con el tradicional color azul con el que se ha identificado el sistema zonal desde que empezó a operar en la ciudad. A ellos se espera que pronto se sumen otros 91, que ya se encuentran en Colombia, y otros más a gas de tecnología Euro VI. En total serían 583 los que se cambiarían, en principio, a verde.

Una fuente le dijo a este diario que los buses del SITP llegan azules porque así se ha identificado el sistema y por eso mismo los operadores los piden de ese color al adquirirlos en el exterior. Eso fue lo que pasó en el caso de la flota de eléctricos, que estarían en un patio taller en la zona del frigorífico de San Martín.

Cambiar de color cada bus, de acuerdo con una fuente cercana a un operador, cuesta cerca de 9 millones de pesos. Eso quiere decir que pintar esa flota nueva de buses eléctricos y Euro VI costaría aproximadamente 5.300 millones de pesos. Estos automotores serían del consorcio conformado por las empresas Grupo Expres y Somos K, que no asumirán el costo de la transformación.

Otra fuente le contó a este diario que se espera que en estos días empiecen a ser llevados los primeros vehículos eléctricos a la planta de Marco Polo, ubicada en la vía Siberia-Cota, donde serán nuevamente pintados. De hecho, allí están realizando las adecuaciones y recibiendo personal para empezar esa labor. 

Felipe Ramírez, gerente de la empresa TransMilenio, le confirmó a EL TIEMPO que se va a cambiar la flota de buses eléctricos y a gas Euro VI y aseguró que ese costo no lo va a sumir la ciudad, sino la empresa Enel-Codensa, en principio. Cabe recordar que el Distrito es socio de esta compañía.

"El cambio de color no se va hacer en ninguno de los buses que ya están rodando. Y eso es muy importante porque no tiene asociado ningún costo adicional. Es sobre buses nuevos que van a entrar, los eléctricos y Euro VI", explicó Ramírez.

La idea, según el funcionario, es que los buses eléctricos que se liciten lleguen a la ciudad con el color verde y no azul.

(Banda que delinquía en Guadalupe movía $ 2.800 millones mensuales)

En este debate entró esta mañana el exalcalde Enrique Peñalosa, quien en un tuit dice que "La alcaldesa ha dedicado mucho tiempo a lograr pintar de verde los buses azules eléctricos que compramos a ver si se apropia algo de ellos. Espectáculo".

La decisión del cambio de azul a verde se habría tomado hace algunos meses, sin embargo, no se ha hecho por el costo que le representaba a la ciudad. Por eso mismo, según trascendió, la Alcaldía buscó una empresa que patrocine el cambio de imagen.

Ante esa decisión, la concejala Lucía Bastidas (Partido Alianza Verde, el mismo de la alcaldesa) le envió ayer un derecho de petición al gerente de TransMilenio, Felipe Ramírez, en el cual le solicita “informar si se tiene planeado cambiar el color” de los buses a gas de tecnología Euro VI y los nuevos buses eléctricos.

Incluso, le pide información sobre el color con el que llegaron esos automotores al país, el costo que tendría ese cambio, si esos valores los asumirá el Distrito o los operadores y las “razones técnicas y jurídicas para la modificación del color de los buses”.

(Los 1.600 equipos del SITP que llevan 7 años sin usar en una bodega)

“No estoy de acuerdo. Hay una imagen corporativa y cada sistema tiene su identidad, que en el caso de los zonales es azul”, dijo Bastidas, quien agregó: “El cambio va a costar millonarios recursos que se pueden usar en temas sociales, como empleo, y no por capricho. Ni regalados ni prestados esos recursos se deben destinar al cambio de color de buses”.

La concejala considera que con el color verde la alcaldesa quiere es “poner la impronta de su partido político (el Verde), eso no tiene ningún sentido”.

Sobre el mismo tema expresó su inquietud el concejal Jorge Colmenares (Centro Democrático), quien le dijo a eltiempo.com que es un gasto “innecesario” que no se justifica en la actual coyuntura, y aseguró: “Espero que no sea para incentivar al partido de la alcaldesa. Supuestamente por austeridad ella dijo que no iba a cambiar el logo de la Administración y por eso dejó el institucional”.

“La Alcaldía tiene que explicar por qué y para qué se cambia de color, y qué va a hacer la diferencia”, insistió Colmenares.

(Cómo evitar nuevo pico de contagios de covid-19 en Bogotá)

Sin embargo, el gerente de TransMilenio dice que la explicación del cambio de color no es otra que "la ciudad empiece a ver el cambio de esta flota que está ayudando al medio ambiente y que empiece a ver que en efecto hay un cambio importante para los bogotanos". 

Ramírez dice también que el verde lo que significa es un tema ambiental  y que el cambio de color "se hace alineado y acordado con los operadores, si no fuera así, no se podría hacer".

El gerente también aclara que todo el proceso de adecuación de los buses nuevos del SITP "está dentro del cronograma".

En ese cambio de imagen no estaría la nueva flota de buses a gas Euro VI, de la cual se espera que 48 entren a operar el próximo martes en la localidad de Ciudad Bolívar.

En medio de este debate se conoció que algunos operadores han expresado su preocupación porque Transmilenio no ha ordenado que se empiecen a probar los vehículos y a instalar los equipos necesarios, como torniquetes y cámaras, a fin de que  puedan salir a prestar el servicio de transporte en la ciudad. Esos buses exigen también que se instalen cargadores en patios especiales.

De hecho, como lo denunció EL TIEMPO a principios de marzo pasado, en una bodega de la zona industrial de Puente Aranda continúan guardados equipos nuevos que fueron importados hace varios años para que sean utilizados por los buses zonales que no han podido entrar a operar.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
​Editor de Bogotá
@guirei24
guirei@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.