Balances de fin de año / Voy y vuelvo

Balances de fin de año / Voy y vuelvo

Pueda ser que muchas entidades estén haciendo cosas que no vemos, pero de otras se esperaba más.

Ancaldía

López ha debido lidiar con la pandemia, con el invierno, con las protestas, con las emergencias ambientales, y todo en su primer año de gestión.

Foto:

Héctor Fabio Zamora

Por: Ernesto Cortés | Editor Jefe de EL TIEMPO
27 de diciembre 2020 , 02:06 a. m.

El final de cada año suele ser también el del corte de cuentas, el del balance de lo que se hizo y se dejó de hacer, el de mirar con retrospectiva lo que salió bien y lo que es susceptible de mejorar.

(Además: ¿O se compran buses o se atiende la emergencia? / Voy y Vuelvo)

Hacer un balance del 2020 sobre lo que fue el gobierno de Claudia López no deja de ser un acto de malabarismo, teniendo en cuenta que estuvo atravesado casi de principio a fin por la pandemia causada por el coronavirus. El solo hecho de administrar semejante crisis obliga a tener dos miradas: la de la gerencia de la emergencia y la del plan de gobierno.

Mucho de lo segundo se aceleró por culpa de lo primero. Pero vamos por partes. De la alcaldesa podrán decirse cualquier cantidad de cosas. Ciertamente no es una ‘perita en dulce’, como se dice coloquialmente, y así como ha conseguido cultivar una imagen favorable que ronda el 65 %, en promedio, también ha provocado recelo y animadversión entre opositores políticos y sectores ciudadanos que no le perdonan su tono regañón, esa especie de ‘sirirí’ que adopta en ciertas circunstancias o el hecho de que haya estado en constante controversia con el Gobierno Nacional.

López ha debido lidiar con la pandemia, con el invierno, con las protestas, con las emergencias ambientales, y todo en su primer año de gestión. ¿Y el equipo? Ha sido opacado por ella, por esa extraña estrategia de ser la única voz en la crisis, en las revueltas de septiembre, en los temas de movilidad, en el rescate económico, etc. No quiere decir que esté mal, pero hace difícil evaluar con mayor rigor el papel de sus coequiperos.

(Lea también: La rebelión de los pupitres / Voy y Vuelvo)

El periodista Manuel Salazar solía hacer una encuesta entre comunicadores a cargo de los temas de la ciudad para calificar la gestión de la mandataria y sus funcionarios de primera línea. Este año, por razones ajenas a él, ese proceso se frustró. Pero no voy a quedarme con las ganas de contarles cuál fue mi percepción.

Atender la emergencia sanitaria ha sido una labor de gobierno y por ello sectores como Salud, Educación, Movilidad, Hacienda, Gobierno o Integración Social tuvieron mayor protagonismo. De este grupo, los secretarios que lograron romper el círculo cerrado y dejaron ver ejecutorias fueron, sin duda, Educación y Movilidad.

Ambos, desde orillas distintas, se destacaron en lo que les correspondió de la pandemia, al punto de que son los que tienen más claro para dónde vamos, aunque en el caso de Educación gravite el fantasma sindical y su intención de evitar que los niños vuelvan a clases en enero. Pero haber mantenido a raya la deserción, concluir colegios y diseñar una política para que más jóvenes ingresen a la educación superior, no es poca cosa. Con movilidad, ya sabemos a qué atenernos los del carro particular, se sabe qué ciclorrutas vienen y, aunque es solo un proyecto, ya hay pistas de lo que será el corredor verde, así muchos sigamos defendiendo con el último aliento la opción de un TransMilenio por la 7.ª.

En el balance global, los sondeos indican que la alcaldesa pasa el año. No sé si pueda decirse lo mismo de todo su equipo

Otras entidades aún están en deuda o no encuentran la senda. Es el caso del IDRD, que arrancó con impulso su propuesta de cultura del deporte en el confinamiento, pero después no hemos vuelto a saber en qué anda o qué ha pasado con los parques o cómo se les ha sacado provecho. Algo similar ocurre con Cultura o con Ambiente. Esta última, junto al Acueducto, siguen sin decirnos cuándo habrá humo blanco para zanjar las diferencias en torno a intervenciones en los humedales.

(Puede interesarle: La promoción 2020 / Voy y vuelvo)

Y el Ipes no ha podido con el tema del espacio público. Pueda ser que muchas entidades estén haciendo cosas que no vemos, pero de otras se esperaba más. Del POT se nos dijo que iban a hacerle ‘ajustes’ a lo que había dejado la pasada administración y el año se nos fue sin plan.

La tarea más compleja le ha tocado a la Secretaría de Seguridad. No solo debe soportar los embates de una oposición que pide su cabeza, sino que a pesar de que los números muestran reducción en la mayoría de delitos, la percepción de la gente indica todo lo contrario. Es una ecuación que no hay cómo resolver, excepto seguir insistiendo con golpes contundentes a la delincuencia a ver si los ciudadanos empiezan a ver mejoras en este sector.

En el balance global, los sondeos indican que la alcaldesa pasa el año. No sé si pueda decirse lo mismo de todo su equipo porque buena parte de él sigue siendo desconocido para el ciudadano de a pie. Lo cual resulta contraproducente para un gobierno que se la viene jugando por la participación ciudadana. Pues bien, parte de esa participación debe ser el conocimiento de las personas que están al frente de la ciudad, de sus entidades, de lo que hacen y de cómo sus decisiones afectan nuestras vidas.

Para finalizar, déjenme hacer una reflexión acerca del Concejo. Creo que es, de lejos, uno de los mejores que hemos tenido en décadas recientes. No sé si son sus caras nuevas, no sé si es por cuenta del estilo de gobernar que ha impuesto Claudia López, pero la verdad es que el trabajo del cabildo ha sido, en esencia, meritorio. Con debates serios y profundos, aunque sigue sin erradicarse esa vieja manía de algunos de citar funcionarios para sacarse clavos.

Nota: esta columna volverá a mediados del mes de enero. A todos los lectores les deseo un muy feliz año 2021, que ojalá podamos superar estos tiempos tormentosos y podamos mirar con más optimismo el futuro.

Ernesto Cortés Fierro
Editor Jefe de EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.