Así cayó hombre que abusó de tres menores de su propia familia
no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

Así cayó hombre que abusó de tres menores de su propia familia

Atacó a su sobrino, a su hijastro y a su propio hijo. Investigadores de Mebog lo capturaron.

AUTOPLAY
Más de 62.000 niñas y niños tienen sus derechos vulnerados según cifras del ICBF
Abusos

Policía de Bogotá

Por: Óscar Murillo Mojica | Twitter: @oscarmurillom
24 de julio 2020 , 08:20 p.m.

Ninguno había estado antes en una relación. Él tenía 16 años y ella, 15. El noviazgo entre estos adolescentes era aceptado por sus familias, y todo transcurría normalmente. Sin embargo, tiempo después, en enero de este año, hubo algo que prendió las alarmas. Una tarde, en su casa, el joven invitó a su pareja a jugar un juego: ‘mi tío me toca’.

¿Qué es eso? ¿Quién le enseñó? ¿Su mamá sabe? Esas fueron algunas preguntas que la chica le hizo a su novio. Poco tardó ella en darse cuenta de que su pareja había sido víctima de abuso sexual. Así se lo hizo entender a él y luego lo convenció de decirle a su familia. Su madre, hermana del presunto abusador, los escuchó y empezó a atar cabos.

(Lea también: Capturan a 20 abusadores de niños y niñas en Bogotá)

Todo empezó hace poco más de seis años. En esa época esta mujer, su esposo y su niño de 10 años de edad compartían casa con el hermano de ella, que vivía con su hijo (10 años), su pareja y su hijastro (9 años), en el sector de Bosa Porvenir.

En esa casa había cuatro adultos y tres menores de edades similares. Muchas veces, por el trabajo de los demás, el presunto agresor quedaba a cargo de los niños en casa.
Lo primero en lo que pensó esta madre fue en los otros niños.

Si su hermano fue capaz de atacar a su sobrino, seguramente podría haber hecho lo mismo con su hijo y su hijastro. Empezó a hablar de a poco con ellos, y luego con la esposa de él, hasta que decidieron denunciarlo ante las autoridades.

Uno de los investigadores de la Sijín de la Policía de Bogotá que asumió este caso, que fue radicado en enero pasado, explicó cómo fue la labor para destapar lo ocurrido y enviar a la cárcel al supuesto abusador.

Lo primero que llamó su atención fue que, en las primeras entrevistas que le hicieron a los niños (todos reconocieron haber sido abusados a través del falso juego ‘mi tío me toca’), ellos no tenían un sentimiento de rechazo contra este hombre.

“Uno de los menores manifestó que él quería mucho a su tío, también el hijastro, que quería mucho al que le decía su papá. No era irrespetuoso, lo consentía, les daba cosas, los caprichos que querían, que una paleta, o cualquier juguete, era muy presto para darles regalos”, explicó el detective.

(Le puede interesar: Así cayó quien habría asesinado y envuelto en bolsas a mujer en Bogotá)

Sin embargo, con el paso de las conversaciones, los menores empezaron a dar más información. Se logró identificar que esta persona, que hoy tiene 42 años, agredió a través de tocamientos y otro tipo de abusos a estos tres menores, por cerca de cinco años, y sin que nadie lo notara. Investigadores confirmaron que por lo narrado por las víctimas, esto habría ocurrido más de 100 veces.

También se conoció que, para evitar que ellos lo delataran, comenzó a amenazarlos con hacerles daño. Cuando la investigación estaba avanzada, en una discusión por estos hechos entre la madre del niño violentado y su hermano, ella le dijo que lo había denunciado, y él quedó en alerta, así que desapareció.

Sin embargo, había un problema. Los testimonios de los menores eran de sucesos ocurridos seis años atrás, lo que significaba un reto para los investigadores.

“Recepcionamos la denuncia, iniciamos actos urgentes, restablecimiento de derechos, entrevistas forenses, la denuncia de la mamá. Obviamente en el delito sexual, como ya habían pasado varios años, de todas maneras había que trasladarlos a Medicina Legal para una valoración, así sea solo psicológica, y eso sirve como material probatorio”, explicaron.

¿Cómo lo capturaron?

Él trabajaba como todero, de esos que remiendan edificios, y hacen conexiones eléctricas. Tenía un trabajo en un conjunto residencial en Chapinero, pero una vez enterado de que lo estarían buscando, dejó de ir al lugar, donde era blanco fácil de la Policía.

Los investigadores lo buscaron en su casa en Bosa, también en la habitación a donde se había trasteado, luego al apartamento al que supuestamente se había ido a vivir en Santa Librada, en Usme. Pero no aparecía.

(Esta historia podría interesarle: La pareja que maltrató hasta la muerte a niño de 3 años)

Los días pasaban y los detectives sabían que en cualquier momento debía volver a donde trabajaba. Era contratista y le pagaban en efectivo, así que era cuestión de tiempo. Contactaron la empresa y una vez apareció, las autoridades fueron informadas.

Los detectives supieron que iría entre el miércoles 4 y el viernes 6 de marzo, pero no sabían la hora. Montaron vigilancia y el jueves 5 de marzo, sobre las 5:30 de la tarde, el presunto abusador llegó, y fue capturado.

“Al tipo, anonadado, se le leyeron los derechos, se le explicó el motivo de la detención, pero el tipo para qué, no usó palabras soeces, muy callado, no opuso resistencia. Con palabras textuales dijo que él más o menos sabía cuál era el motivo de la captura”, explicó un uniformado que estuvo en el momento de la captura.

Este individuo fue cobijado con medida de aseguramiento intramural por un juez de control de garantías que lo consideró un peligro para la sociedad.

“Me impacta como persona, como hombre, ver estos vejámenes. Además, la confianza que deposita un hijo, un sobrino, un hijastro en esa persona, y cómo hace esa persona para empezar a ganarse a los menores y mostrar otra fachada. Porque delante de los adultos era una cosa, cuando los niños quedaban solos, era totalmente distinto”.

‘Los niños no tienen por qué estar guardando secretos’
Diana Rodríguez

Diana Rodríguez, Secretaria de la Mujer

Foto:

Comunicaciones Claudia López

4 preguntras a: Diana Rodríguez, secretaria Distrital de la Mujer.

A propósito de la historia de este abusador de su hijo, hijastro y sobrino, ¿qué reflexión le queda?

Lo más importante es que por favor hablen, que pregunten, que no es normal que los toquen, que no es normal que les digan ‘guarda este secreto, no le digas a nadie’, los niños no tienen por qué estar guardando secretos, ni las niñas, ni mujeres deben guardar secretos. Entre más públicos hagamos estos temas, entre más ayudemos a desnaturalizar el abuso, más vamos a poder hacer.

¿Cómo combatir este delito de abusos sexuales, que se dan principalmente en las casas?

Una posibilidad es que las mujeres puedan llamar y pedir ayuda, puedan reportar en la línea púrpura, donde pueden llamar y decir: ‘he sido víctima’. Pero también puede llamar si tiene dudas, hay profesionales que las orientan. Lo segundo, tenemos los espacios seguros, que son esta alianza con D1, Justo y Bueno, Farmatodo, Ara, Terpel y recientemente Tostao, para que quienes estén sufriendo violencias en el hogar puedan llegar y decir: ‘oigan, necesito que me ayuden’ ”.

¿Qué quedó en el Plan de Desarrollo sobre este tema?

Lo primero es aumentar la eficiencia de la línea púrpura al menos al 80 %, esto significa que tenemos que poder atender 8 de cada 10 llamadas. Dos, vamos a articular parte de la línea púrpura con la línea 123, porque usted sabe que opera de manera separada, pero ahora queremos que sea integrada.

¿Cuál es el apoyo que la Secretaría de la Mujer brinda a las víctimas?

Acompañamiento psicosocial y jurídico, eso significa que las víctimas, incluso a veces toca brindar ese apoyo psicosocial la los familiares, a la mamá (como en el caso del abuso de este informe), entonces justamente es parte de lo que es importante, porque con la intervención de un caso seguramente se está previniendo otro.

'#ContraLaImpunidad así capturan a los violadores' es un especial periodístico que tendrá seis entregas, una cada semana, y que busca poner en evidencia qué está pasando con los delitos sexuales en Bogotá, que si bien entre enero y mayo de este año bajaron un 29,8 %, pasando de 2.492 en el 2019 a 1.749 en 2020, inquieta que la denuncia aún es baja.

Buscamos también advertir a las familias y víctimas sobre síntomas y comportamientos que no son normales y que representan un abuso, e indicar las herramientas e instrumentos de protección con los que cuentan.

Óscar Murillo Mojica
Twitter: @oscarmurillom
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.