Alumnos del profesor Hermosilla enviaron avalancha de mensajes

Alumnos del profesor Hermosilla enviaron avalancha de mensajes  

Muchos lo recuerdan por la forma en que dictaba sus clases.

Los alumnos del profesor Hermosilla enviaron avalancha de mensajes de cariño tras nota de EL TIEMPO

El profesor Jean Baptiste Hermosilla, leyendo feliz el artículo publicado por EL TIEMPO.

Foto:

Archivo particular

Por: Bogotá
05 de agosto 2019 , 10:11 a.m.

Luego de la crónica publicada por la sección Bogotá de EL TIEMPO titulada: ‘El profesor de la Nacional cuidado por extrabajadoras sexuales’, decenas de quienes tuvieron el honor de tomar clases con Jean Baptiste Hermosilla decidieron escribirnos para contar más anécdotas acerca de su querido docente.

El resultado, mil historias más acerca de la particular forma en la que este extranjero se ganó el cariño de sus alumnos, muchos de los cuales lo recordaban en charlas de exalumnos mientras se preguntaban: ¿Qué será del profesor Hermosilla?

Hoy decidimos publicar algunos de estos correos en homenaje al profesor que aunque nunca fue titular en su universidad, sí lo fue en el corazón de sus estudiantes.

‘Ya somos más de 100 alumnos del profesor que lo vamos a visitar’

Mi nombre Raúl Junca, soy el Presidente de la Asociación de Ingenieros Mecánicos y Mecatrónicos de la Universidad Nacional.

Interesante crónica. Tan interesante, que en un corto sondeo ya hay más de 100 alumnos del profesor que vamos a asistir al lanzamiento de su libro

.Quisiera, por su intermedio, ponerme en contacto con Nohora para ver cómo las asociaciones de egresados podemos unirnos y ayudarle en este lanzamiento homenaje a nuestro profesor.

‘Recuerdo cuando hizo una apuesta con un alumno para subir a Monserrate’

Buenos días periodista Carol Malaver. Muchas gracias por el reportaje que le hizo al profesor Hermosilla, el profesor de la universidad Nacional cuidado por extrabajadoras sexuales.

Yo tuve el honor de asistir a las clases de matemáticas especiales de quinto semestre de ingeniería, en 1975. El profesor siempre fue un gran maestro y un formador de personas para la sociedad.

Muchas anécdotas hay sobre este gran personaje: Cuando explicó qué era una línea recta, cuando hizo una apuesta con un estudiante para subir a Monserrate, cuando los estudiantes sacaban malas notas.

Vamos a comprar el libro ‘Un paseo por la vida’ del maestro Jean Baptiste Hermosilla, pero muy seguramente tenemos la obligación de escribir sobre las anécdotas de este gran hombre.

Muchas gracias.
Julio César Álzate Herrera

‘Yo fui la mujer que no se quiso para ante el profesor Hermosilla’

Me encanta tener noticias del profesor Hermosilla.

Soy, Aura Rodríguez de Lorente (entonces soltera) la alumna que no se puso de pie en una de sus clases. En verdad en dos cursos: Matemáticas III y Matemáticas IV.

Tal vez era el año 1964, yo estudiaba Ingeniería Química, tomé con él, Matemáticas III, y ya me había sorprendido su exigencia de que me pusiera de pie cuando él ingresara al salón.

Y me extrañó porque durante el bachillerato (U. Pedagógica Nacional) tuve muchos profesores hombres, incluso el Dr. Juan Hercrart (alemán), por entonces Decano de la Facultad de Ciencias en la UNal (quien pudo ser el que le impidió pensionarse mejor). Las alumnas nunca nos pusimos de pie cuando ingresaban los profesores.

Pues bien, solucioné el problema durante ese curso de Matemáticas III entrando al salón detrás del profesor Hermosilla.

Pero fui reincidente, porque al semestre siguiente me inscribí en Matemáticas IV con él, esta vez, con Ingeniería Civil, un curso muy numeroso donde no era fácil tener una buena silla. Un día llegué muy temprano y me senté en primera fila. Llegó el profesor y al momento sentí todo el estruendo de golpes al piso y a los pupitres de madera, porque todos los alumnos (que eran hombres), se pusieron de pie. El profesor vio que no me había levantado y me dirigió un gran discurso (2a edición del que me había dado en Matemáticas III). En verdad, olvidé este pequeño detalle, simplemente me inscribí con él porque era buen profesor. ¿Qué hacer? Tomé mis bártulos y salí de clase, para nunca regresar. Pedí cambio de curso, y tomé Matemáticas IV con otro profesor.

Quiero aclarar que el profesor Hermosilla no me echó de la clase, en ninguno de estos dos desencuentros. Sólo me dijo que él exigía que todos sus alumnos se pusieran de pie cuando él ingresara al salón. Y, al grupo de Ingeniería Civil le comentó, que yo había sido muy buena alumna en su curso anterior, pero que tenía que acatar su voluntad.

Me gustaría que me diera el teléfono de la señora NOHORA ESPERANZA CRUZ BOLIVAR, para tratar de acercarme al profesor Hermosilla, antes del evento del 22 de agosto 2019.

Anticipo mis agradecimientos a la atención de mi solicitud.

Cordial saludo,
Aura Rodríguez de Lorente

‘Acaba usted de perder una buena oportunidad de quedarse callado’

Que buen recuerdo de un profesor fuera de lo común. Me dio Matemática avanzada para ingenieros. Cuando respondíamos mal decía: “Acaba usted perder una buena oportunidad de quedarse callado". Me alegra saber que está pasando bien

David Genaro Orozco

‘Maravillo artículo’

Mil gracias por ese maravilloso artículo, estaré en el lanzamiento del libro y tengo muchos y maravillosos recuerdos de Juan B.

Un abrazo

Gabriel Sánchez Sierra

‘El profesor Hermosilla me hizo meter a la cárcel por equivocación pero luego me sacó: gran hombre’

He tenido conocimiento de la existencia del doctor Jean-Baptiste Hermosilla. Como usted es una persona allegada a tan ilustre personaje, me atrevo a formularle la siguiente solicitud, basada en un hecho que le voy a comentar:

Deseo que le pregunte al destacado profesor –ya que su memoria permanece intacta—si recuerda un episodio ocurrido en 1962. Esa vez el doctor fue abordado en el ascensor del edificio donde vivía (creo que en la calle 20 entre carreras 5 y 7) por un muchacho que lo despojó de su cédula de extranjería y una pequeña suma de dinero.

El día siguiente, o pocos días después, el profesor creyó encontrar al joven delincuente en las oficinas del correo de Avianca, en la carrera 7a.,  cerca de la calle 16. Logró que un agente de la policía detuviera al presunto atracador, quien fue trasladado a la estación permanente de policía. Era la tarde de un sábado. Posteriormente el detenido fue enviado a la Cárcel Modelo, en Puente Aranda.

El martes siguiente el doctor Hermosilla se presentó a la cárcel para liberar al detenido, pues el día anterior había encontrado al verdadero atracador precisamente en el correo de Avianca.

El doctor Hermosilla, arrepentido, logró la libertad del joven arrestado por equivocación.
Ese muchacho era un estudiante universitario de provincia que el día del incidente había ido a revisar su apartado aéreo por tercera vez con la esperanza de que le llegara algún dinero de su familia, residente en la Costa Atlántica.

Hoy, cuando me enteré de la calidad humana del doctor Hermosilla, he revivido ese hecho y me interesa saber si el ilustre catedrático lo recuerda. Ese ‘antiguo’ joven se llama José Alejandro Vanegas Mejía y es hoy licenciado en Idiomas de la Universidad Nacional, magister en Educación de la Universidad del Valle, especialista en Literatura de las Universidades de Pamplona y del Magdalena, especialista en la Enseñanza del Francés de la Universidad de Besançon, Francia, profesor de Español y Francés en la Universidad del Magdalena y disfruta de la anhelada pensión de jubilación.

Doctora: Todo lo anterior solo tiene el propósito de que el doctor Hermosilla retroceda en el tiempo y diga: “Oh, sí. Recuerdo ese episodio de hace 57 años”.

Ojalá el Señor guarde al profesor por unos años más y reciba, de la mejor manera, los reconocimientos que merece por su labor humanitaria con sus “cuidadoras”. Lamento no estar en el lanzamiento del libro “Un paseo por la vida“. Pero algún día lo leeré con verdadero interés.

Espero su respuesta, doctora Nohora Esperanza Cruz. Gracias por su atención.

José Alejandro Vanegas Mejía

CAROL MALAVER
SUBEDITORA SECCIÓN BOGOTÁ 
Escríbanos a carmal@eltiempo.com 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.