Aumentaron un 47 % las denuncias por extorsión

Aumentaron un 47 % las denuncias por extorsión

Para expertos, este es uno de los delitos con el mayor subregistro. Denunciar es una prioridad. 

Extorsión en cárceles

Muchas de las llamadas extorsivas, las más comunes, salen de las cárceles.

Foto:

Bernardo Toloza / Archivo EL TIEMPO

Por: Óscar Murillo
20 de abril 2019 , 09:30 p.m.

Para no quitarles sus mercancías, alias Juan el Loco les cobraba entre 20.000 y 30.000 pesos semanales a repartidores de alimentos en la localidad de Suba, en el occidente de Bogotá. Quienes se oponían o trataban de denunciarlo, eran agredidos incluso con arma de fuego.

En esta misma localidad, una mujer aprovechó su paso de varios meses por un call center para robarse una base de datos y posteriormente contactar telefónicamente a ciudadanos para exigirles dinero con amenazas de muerte.

Después de una investigación del Gaula de la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog), y gracias a la información suministrada por algunas víctimas, estas dos personas fueron capturadas y están siendo procesadas por el delito de extorsión.

Según manifestó el coronel Luis Sánchez, comandante del Gaula de la Mebog, con la captura de estos dos delincuentes en lo que va del año ya son 30 las personas detenidas por este delito, cuatro más que en el mismo periodo del año pasado.

De acuerdo a cifras de la Fiscalía General de la Nación, las denuncias por extorsión aumentaron en todo el país un 12,5 por ciento, al pasar de 1.140 casos entre el primero de enero y el 6 de marzo del año pasado, a 1.282 en el mismo periodo de 2019.

En Bogotá, el aumento fue del 47 por ciento, ya que de 128 denuncias en el 2018 se escaló a 185 este año. Las llamadas telefónicas son la modalidad que más usan los delincuentes, con un 62 por ciento, seguidas de las intimidaciones que se hacen personalmente, con un 11 por ciento.

Para Andrés Preciado, consultor del Centro de Análisis Político de la Universidad Eafit y de Estrategia y Territorio, estos indicadores no quieren decir necesariamente que este delito esté aumentando en la capital del país.

“En un delito con tanto subregistro, es probable que lo que esté pasando es que los niveles de cifras negras (datos no conocidos) estén en franca disminución, y eso tiene sentido con la puesta en marcha del aplicativo A Denunciar”, argumentó Preciado.

El experto sustenta su hipótesis en los datos que arrojó la encuesta de victimización y percepción de seguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) del segundo semestre del 2018, según la cual solo un uno por ciento de las personas que manifestaron haber sido víctimas de algún delito lo fueron de extorsión.

Un delito que se propaga

De otro lado, Hugo Acero, exsubsecretario de Seguridad de Bogotá, señaló que este delito sí se ha propagado en el país y hace parte de una nueva línea de financiación muy rentable que está utilizando la delincuencia común.

“La extorsión se ha extendido de manera muy fuerte en algunos lugares del país más que en otros, y es víctima gente que tiene recursos y también el que vende chorizos en la calle. Algunos grupos han creado líneas de trabajo adicionales al microtráfico, a los hurtos, para extorsionar”, explicó Acero.

El experto señaló que en el caso de Bogotá, el aumento de las denuncias obedece entre otras razones a la llegada de grupos delincuenciales de otras ciudades. “Hubo traslado de organizaciones criminales, dados los golpes fuertes que han sufrido en Medellín, por ejemplo. Algunas bandas decidieron trasladarse a otras ciudades, incluida Bogotá, y traen sus negocios delictivos completos”, precisó.

Por su parte, Andrés Nieto, experto en seguridad de la Universidad Central, precisó que quienes están detrás de las extorsiones no son grandes grupos o empresas criminales, sino organizaciones pequeñas que recurren al secuestro exprés, el paseo millonario, entre otro delitos, y los esfuerzos de las autoridades deben estar enfocados en identificar estas estructuras.

“La extorsión, según la ley, está dada cuando se obliga a una persona a hacer algo, no necesariamente se relaciona con dinero. También está para no publicar videos o fotos íntimas, los prestamistas gota a gota, las mafias del espacio público”, indicó Nieto, quien agregó que se requiere fortalecer los procesos investigativos.

“La inteligencia tiene que permitir ahondar en estas estructuras delincuenciales que tienen otras dinámicas y están operando en las calles de la ciudad, en el espacio público”, concluyó Nieto.

Llamadas desde las cárceles

El 57 por ciento de las extorsiones en el país se hacen a través de llamadas telefónicas, muchas de ellas provenientes de las cárceles.

Aunque no es un problema nuevo, para Hugo Acero esta situación no va a cambiar por 2 razones: la corrupción en las prisiones y el hecho de que fracasaran los intentos de bloquear las señales, que suelen afectar las comunidades vecinas.

“En las cárceles todo vale; los derechos de los internos son un negocio para una cantidad de funcionarios del Inpec, y no basta con ponerles bloqueadores de señal, de todas maneras van a entrar los equipos porque el que pague puede entrar lo que quiera”, explicó.

Falta pedagogía con la ciudadanía

Para el experto en seguridad Andrés Preciado, el trabajo del Gaula es bueno ya que, según explica, cerca del 90 por ciento de los casos que asumen por extorsión los resuelven. Sin embargo, son muy pocos los que reciben. Por esta razón sugiere que las autoridades deben priorizar estrategias publicitarias que promuevan la denuncia y “no esperarlas de manera pasiva”.

Además, señaló que muchas personas suelen no identificarse como víctimas de extorsión, y que las encuestas de victimización no reflejan la realidad de este delito.

“Cuando usted le pregunta a alguien si ha sido víctima de extorsión, solo el uno por ciento dice que sí, pero cuando usted le pregunta de manera consecutiva si paga por algún tipo de seguridad en el barrio, o en el caso de un vendedor ambulante por un espacio en la calle, esos números aumentan”, considera Preciado. Para el experto, este delito es ampliamente conocido por las autoridades, pero poco por la ciudadanía.

El escaso conocimiento de este delito se explica, por ejemplo, con las llamadas que se han vuelto recurrentes y en las que delincuentes tratan de convencer a alguien de que un allegado suyo está en problemas y que para ayudarlo, debe enviarle dinero.

El coronel Luis Enrique Sánchez, comandante del Gaula de la Mebog, recordó que la línea 165 es la habilitada para recibir denuncias sobre este delito, e invitó a la ciudadana a comunicarse si está siendo víctima de algún tipo de intimidación
“Cuando reciban llamadas de este tipo, de carácter extorsivo, es fundamental que verifiquen cuando se trata de supuestos familiares los que tiene capturados la policía, o que están accidentados, que llamen para verificar si en verdad están pasando por una situación de estas”, solicitó el oficial, quien además pidió no suministrar información, no acceder ante las pretensiones de los delincuentes y denunciar a la línea 165.

ÓSCAR MURILLO
REDACCIÓN BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.