Secciones
Síguenos en:
Dos motos y cuatro ladrones armados: así se vive un atraco callejero
AUTOPLAY
Reaparecieron los motoladrones en Puente ArandaReaparecieron los motoladrones en Puente Aranda
Robo

Archivo particular

Dos motos y cuatro ladrones armados: así se vive un atraco callejero

Fui víctima de hurto en Puente Aranda y relato los instantes de angustia que vivimos seis personas.

Eran cuatro en dos motos. Eso no lo supe sino hasta cuando los vi dando vuelta en la esquina, a toda velocidad, por la calle 2.ª con carrera 53, en el barrio Camelia de Puente Aranda. Como flechas se escabulleron por la oscuridad de las 10 de la noche después de poner en riesgo la vida de seis personas, entre ellas dos pequeños de 5 y 11 años, y llevarse celulares y una billetera.

Dos llegaron caminando, mientras que los otros lo hicieron en sus motos con las luces altas encendidas y apuntándonos, uno por delante y otro por detrás, a la espera de escapar. Los motores encendidos. Atacaron justo cuando la puerta del copiloto del carro donde estaban los niños se abrió. Pero yo estaba de pie justo ahí, atravesado, impidiendo que llegaran a su destino, un Nissan Versa 2019.

(Además: Joven asesinado en Santa Bárbara fue víctima de un robo de celular)

A mi lado, en el andén, estaba un amigo, a él le cayó un tipo con un cuchillo. En cambio, el ladrón que me eligió tenía en su mano derecha un revólver. El plateado bien brilladito de esa arma es lo único que recuerdo con absoluta claridad. Me la puso en el estómago y me gritó varias veces que le entregara el celular. Mientras eso ocurría, por fortuna, la puerta del copiloto fue cerrada y bloqueada. Los ocupantes se agacharon y la conductora empezó a pitar.

Yo tenía el teléfono en un bolsillo interior de la chaqueta y se me enredó, no podía sacarlo para dárselo y que la pesadilla terminara. Estaba tirado en el piso, con el aliento de pólvora en el ombligo, y las amenazas y madrazos de mi victimario encima. Le decía que me esperara, que el celular se me había enredado, pero que yo sí se lo iba a dar, que tranquilo. El ladrón era joven. Bogotano.

(En otras noticias: Bogotá entregará 1.825 subsidios de vivienda: estos son los requisitos)

atracpGrabación de una de las cámaras de seguridad sobre el momento del hurto en Camelia.
Robo

Grabación de una de las cámaras de seguridad sobre el momento del hurto en Camelia.

Foto:

Archivo particular.

Por mi demora, me sentenció: “Se hizo matar por un celular”. Empujó el revólver sobre mi abdomen y apreté el estómago como cuando se espera un balonazo, pensé en Dios, en mi novia y en cuál era el hospital más cercano. Usó su arma, pero no para dispararme.

“Trauma contundente con arma de fuego metálica en región temporal izquierda con herida aproximadamente de 4 centímetros de longitud. No es posible valorar profundidad por estigmas de sangrado”, se lee en la valoración que hizo el primer médico que me vio.

Después del latigazo en el cráneo, mi bolsillo escupió el Xiaomi que me acompañaba desde no hace mucho. Se lo pasé y de inmediato se le tiró al carro, que ya estaba cerrado. Le apuntó a la conductora y después atacó la ventana. Tres golpes que no lograron romper el vidrio, por fortuna. Ya había pasado más del tiempo que suelen tener estipulado para estos golpes, así que huyeron. Todo esto pasó en menos de dos minutos, pero para mí fue una eternidad.

(Lea también: Ubicación de celular permitió captura de ladrones de bus intermunicipal)

Huyeron. Los gritos de auxilio de algunos vecinos que presenciaban lo ocurrido, los improperios de los delincuentes y la pitadera del Nissan cesaron de repente. Nos robaron. El pasado sábado 24 de julio nos convertimos en una cifra más del desbordado aumento de hurtos a personas en Bogotá. En el primer semestre de este año hubo un aumento del 17,1 por ciento en el número de casos, pasando de 39.917 en el 2020 a 46.746 en el 2021.

En Puente Aranda, donde ocurrió el atraco de este relato, entre enero y junio del año pasado se presentaron 1.941 denuncias, mientras que en el mismo periodo de este año fueron 2.380, 439 más. Aunque este caso se denunció ante la Fiscalía como un hurto a personas, porque finalmente eso fue lo que ocurrió, lo que quería esta banda delincuencial era llevarse el carro.

Se hizo matar por un celular

Así lo comentaron los dos policías que llegaron 10 minutos después de que ocurrió el hecho y que no hacían parte del cuadrante, por lo que no pudieron hacer más que preguntarme si necesitaba ir a un hospital, darnos indicaciones para interponer la denuncia y llamar a sus compañeros a cargo de esta zona.

Diez minutos después llegó una patrulla de la Policía y escucharon el relato de lo ocurrido, nos acompañaron a hacer un recorrido corto por la zona por si veíamos algo y, finalmente, nos compartieron un teléfono para contactarnos cualquier cosa. Desestructurar este tipo de estructuras delincuenciales hace parte de las apuestas de las autoridades de seguridad. Solo en los primeros seis meses fueron desmanteladas 94 estructuras de este tipo en toda la ciudad.

Por ahora no hay resultados de la investigación, y la sensación de indignación es quizá lo más difícil de superar. Pero esto hace parte de la cotidianidad de hoy en la capital del país. Las autoridades tienen un desafío enorme en el que están comprometidos el nuevo secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, y el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá.

Ojalá las autoridades encuentren a los delincuentes, para que nos devuelvan lo que nos robaron y para que los saquen de las calles. Que este tipo de criminales estén por ahí facilita que se generen casos como el de Juan Pablo Rodríguez, de 27 años, asesinado la noche del 27 de julio en Usaquén, por robarle el celular.

Siga leyendo:

Así estafaron a un cirujano plástico a través de WhatsApp.

Investigan caso de dos auxiliares de policía abusadas sexualmente en Soacha.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.