Así ha sido el desgaste y despliegue de la policía durante el paro

Así ha sido el desgaste y despliegue de la policía durante el paro

Este lunes había 10.061 uniformados entre ESMAD y policía nacional custodiando la capital del país.

POLICÍA METROPOLITANA DE BOGOTÁ

La Policía Metropolitana de Bogotá tuvo que pasar de tres turnos, como opera normalmente, a uno solo durante el paro. Miles de hombres han pasado en vela varios días.

Foto:

Cesar Melgarejo

Por: Bogotá
25 de noviembre 2019 , 11:40 p.m.

A las 3:30 de la mañana del pasado jueves 21 de noviembre, una pareja de esposos ya estaba lista para salir a trabajar. Ella iba para la plaza de Bolívar y él la llevó. Después de dejarla, se fue para el portal de Las Américas, donde debía empezar su jornada.

Ambos son policías y el día anterior fueron notificados de los sitios en donde debían presentarse. Allí recibieron la armadura, el casco y el escudo para contener las posibles alteraciones al orden público durante el desarrollo del paro programado para ese día.

Ellos hicieron parte de los 4.242 uniformados que acompañaron las marchas ese día (2.412 de la Policía de Bogotá, 1.200 de apoyo y 630 del Esmad).

Debido a los brotes de violencia que se apoderaron de algunas marchas durante esa jornada, el anuncio de toque de queda del viernes y la cantidad de personas que se sumaron al paro en los días siguientes, el número de efectivos fue aumentando.

(Además: Jueza niega orden de captura a ‘Epa Colombia’ por vandalismo)

Ayer ya eran 10.061 entre el Esmad, la Policía de Bogotá y de apoyo que fue destinado por la dirección nacional. Para respaldar este despliegue, que ha generado un desgaste en sus hombres, la Policía ha tenido que echar mano de escuelas de formación como la General Santander, de la Policía Fiscal y Aduanera, de la dirección del talento humano, de carabineros, entre otras.

Casi se me sale el corazón cuando me dijeron: ‘No jefe, es que su esposa está herida’. No, esa vaina es tenaz

Incluso, según supo EL TIEMPO, muchas unidades que estaban a punto de salir a vacaciones, y muchas que ya estaban disfrutando de ellas, tuvieron que volver para dar un respiro a los uniformados que han pasado jornadas de trabajo de más de 20 horas seguidas.

“La jornada del jueves terminó como a las 2:30 de la mañana del otro día. Teniendo en cuenta el tema de la protesta, que se tornó violenta, tocaba sostener en esos lugares para que no ocurrieran más daños”, explicó el oficial que, muy temprano, tuvo que irse a al portal de Las Américas.

Este hombre, un capitán de la Mebog, no solo tuvo que acompañar los desmanes en la zona de Patio Bonito, una de la más violentas en estos días de paro, sino que en medio de los enfrentamientos se enteró que su esposa, quien estaba en la plaza de Bolívar, resultó herida.

(Lea también: Abuso policial, a debate de control político en el Congreso)

“Casi se me sale el corazón cuando me dijeron: ‘No jefe, es que su esposa está herida’. No, esa vaina es tenaz, pero gracias a Dios hay buenos canales de información y siempre me tuvieron en contacto, y lo de mi esposa no pasó a mayores. A ella no le pasó nada, en comparación con otros compañeros”, manifestó.

En total, en los cinco días de movilizaciones que se completaron ayer, 28 hombres de la Policía Nacional han resultado heridos. Uno de ellos, el patrullero Walfran Enrique Narváez, perdió el ojo izquierdo.

Ese día, el capitán, quien prefirió no revelar su identidad, volvió a casa a las 2:30 del viernes, y a las 5 de la mañana ya estaba, de nuevo, en el portal de Las Américas. Esta vez, su esposa, lesionada, no pudo volver a salir.

Este oficial, como parte del grupo de vigilancia de la Policía Metropolitana de Bogotá, cumple normalmente un horario de 8 horas en cualquiera de los tres turnos: de 2 a 10 p. m., de 7 a. m. a 2 p. m. o de 10 p. m. a 7 a. m.

Sin embargo, durante estos días, él y más de 2.600 compañeros suyos han tenido que hacer un solo turno, de 2 a 2 de la mañana.

“Mi esposa me decía en estos días: ‘Amor, tú ya pareces un visitante’. Nos vimos en estos cinco días, que uno diga, 35 o 40 minutos. Y la verdad, el tema de no tener hijos me ayudó, pero unos policías me decían: ‘Jefe, colabóreme, déjeme ir antes para conseguir quién me cuide el niño, la niña’; es un tema complejo”, dijo.

El paro nacional ha dejado hasta el momento un desgaste físico en miles de uniformados en Bogotá, decenas de heridos, a más de 13 investigados por posibles excesos de fuerza o malas prácticas durante los procedimientos y una importante inversión económica por parte del Distrito para apoyar su operación.

Según información oficial de la Secretaría de Seguridad, en alimentación (refrigerios y almuerzos) se han invertido más de 1.152 millones de pesos y en combustible, $ 151’426.000, para un total de 1.300 millones de pesos.

REDACCIÓN BOGOTÁ@BogotáET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.