Secciones
Síguenos en:
Así cambiaron el consumo y la venta de drogas por la pandemia

Así cambiaron el consumo y la venta de drogas por la pandemia

Este negocio criminal parece estar volviendo a la normalidad. Autoridades responden. 

Durante la cuarentena, el 49 % de quienes usan sustancias alucinógenas han disminuido su consumo, el 28 % lo mantiene y el 23 % lo ha aumentado. Estas cifras se desprenden del ‘Informe sobre el consumo de drogas en cuarentena, así se adapta el consumo y tráfico de drogas en la pandemia’, una encuesta a 1.239 consumidores, de los cuales el 64 % eran de Bogotá.

Échele Cabeza y la Corporación ATS realizaron este estudio entre el 31 de marzo y el 3 de abril pasado, para entender el comportamiento de la compra y el uso de estupefacientes en la ciudad durante el confinamiento.

(Además: Las fotos que banda criminal venezolana en Bogotá eliminó de Instagram)

“La encuesta nos muestra un aumento en el consumo de sustancias legales e ilegales como el café, el té, el alcohol y la marihuana para tener experiencias más individuales que sociales; observando, por el contrario, la disminución de sustancias que regularmente se consumen en espacios de fiesta y ocio en bares, clubes, conciertos y festivales, como cocaína, MDMA-éxtasis, ‘tusibi’ y 2cb-Nexus, entre otras”, explicaron.

Así mismo, han experimentado cambios los mecanismos de compra, venta y distribución de las drogas. Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá, reconoció que en la capital del país hay 441 ollas fijas y móviles que se han adaptado a las nuevas condiciones que ha impuesto la pandemia.

“Los mercados legales e ilegales se adaptan a las circunstancias y, desde luego, la distribución de drogas se adaptó y se hizo en algunos casos a domicilio, y esa distribución de drogas a domicilio pone en alto riesgo a quienes pide estos servicios, porque el jíbaro va a saber dónde vive, qué tiene”, advirtió Acero.

El 73 % de quienes contestaron la encuesta de consumo manifestaron que entre marzo y abril de este año, cuando fue más intenso el aislamiento, fue difícil conseguir las sustancias. A propósito de los precios, el 65 % dijo que hubo un aumento entre el 25 y el 50 %, dependiendo de la sustancia, especialmente el cannabis.

No obstante, Julián Quintero –director e investigador de la Corporación Acción Técnica Social (ATS)– manifestó: “Al contrario del covid, el pico de la escasez y de la abstinencia ya pasó y la curva ya se aplanó. La mayoría de las cosas ya volvieron a la normalidad, pero unas pocas cosas quedaron para no cambiar”.

Una de esas cosas podría ser justamente la forma como se adquieren los alucinógenos. La encuesta arrojó los siguientes resultados frente a esto. El 43 % de los consumidores adquieren la sustancia en un punto de encuentro, el 14 % hace las compras en ollas o en la calle, el 11 % recibe al vendedor disfrazado de domiciliario de alguna app, el 9 % por aplicaciones de mensajería como Picap, el 5 % a través de servicio de mensajería tradicional y el 2 % por mensajería de darknet.

(Le puede interesar: Encuentran dos depósitos con poderoso material de guerra en Bogotá).

Atentos a estas transformaciones de la dinámica criminal, principalmente del microtráfico, las autoridades de seguridad de la ciudad han establecido nuevas acciones para ir tras las bandas delincuenciales que se lucran con las drogas.

Una de estas es un plan especial de allanamientos en coordinación entre la Policía y la Fiscalía, en lo que será una ofensiva contra el tráfico de alucinógenos en las 441 ollas ubicadas en siete localidades, y que están ubicadas en sectores en los que justamente están aumentando los asesinatos.

Con estrategias como esta, en lo que va corrido del año van 3.209 kilos de sustancias incautadas, lo que equivale en términos económicos para los criminales a unos 8.890 millones de pesos de pérdidas.

Por otro lado, Johan Avendaño, experto en seguridad, cree que las actuales circunstancias están abonando el camino para llegar a un aumento crítico en el consumo y circulación de sustancias alucinógenas.

“Estudios mundiales demuestran que en condiciones de crisis como la del 29, o las pandemias que han ocurrido, cuando se generan condiciones emocionales complejas, han repercutido, además del impacto social y las quiebras económicas, a la ansiedad que en algunos casos lleva a la vinculación de estas personas a las drogas, porque lo ven como un refugio”, sugirió Avendaño.

Sobre esto, la encuesta de consumo de Échele Cabeza y ATS les preguntó a los usuarios de alucinógenos si estas sustancias los había ayudado a sobrellevar la cuarentena y el hecho de estar en una pandemia. El 91 % respondió que sí: “me han ayudado a estar más tranquilo y entender la dimensión del problema”.

Ante esto, Avendaño advirtió que las estructuras delictivas son conscientes del alto nivel de riesgo que hay entre los ciudadanos de caer en las drogas, y que han buscado la manera de aprovecharlo para extender sus rentas ilícitas.

“Ya no tienen el mercado abierto de las universidades y colegios, donde la congregación de población es como el caldo de cultivo, y están buscando esas crisis de ansiedad en las familias, en los barrios”, señaló el experto.

Finalmente, Hugo Acero explicó que en el primer semestre de este año se desarticularon nueve bandas dedicadas al tráfico de drogas y homicidios, y que hay identificadas 13 más que están operando en siete localidades de la ciudad.

¿El virus cambió la forma de drogarse?

La encuesta de Échele Cabeza y ATS indagó sobre un aspecto clave en esta época de pandemia. El consumo de estas sustancias se da principalmente en contextos sociales, y los elementos que los usuarios emplean suelen compartirse, lo que se puede convertir en un transmisor del covid-19. “Estas manifestaciones de solidaridad con las sustancias aumentan los riesgos de contraer el covid-19 y otro tipo de enfermedades contagiosas. Es por esto que a través de la encuesta quisimos conocer qué tanto las personas usuarias de sustancias psicoactivas han implementado prácticas de reducción de riesgos”, explicaron los realizadores de este estudio. Más del 65 por ciento de las personas que llenaron la encuesta manifestaron no haber compartido cigarrillos de marihuana, llaves o jeringas con otras personas durante la cuarentena, así como desinfectar las sustancias después de recibirlas.

(Le puede interesar: Polémica por procedimiento policial en Tocancipá)

Un 75 por ciento indicó que no comparten sustancias con varias personas en el mismo lugar de vivienda y un 72 por ciento que no mezclan con diferentes sustancias. Otro aspecto importante dentro de la reducción de daños es que las personas no consuman para evadir problemas o responsabilidades. Frente a esto, el 72 por ciento de los encuestados dijeron no hacerlo para este fin”.

*Ficha técnica: La encuesta sobre el consumo de drogas en cuarentena se realizó virtualmente entre el 31 de marzo y el 3 de abril, apoyados  en redes sociales y plataformas virtuales del proyecto 'Èchele cabeza' y otros proyectos de la Corporación ATS que cuentan con cerca de 120.000. EL 95% de quienes respondieron son de Colombia; y de ellos el 64% de Bogotá, y los restantes de ciudades como Medellín, Cali, Bucaramanga, Tunja, Manizales, Pereira, entre otras. El 63% de las personas encuestadas se reconocieron con género masculino, el 35% con el género femenino y el 2% con otro. El 83% de quienes respondieron tienen entre 18 y 29 años de edad, lo que concuerda con el grupo poblacional de mayor consumo, según los estudios epidemiológicos de consumo. 

OSCAR MURILLO MOJICA
Redacción Bogotá 
EL TIEMPO 
En Twitter: @oscarmurillom

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.