Secciones
Síguenos en:
‘Todavía sueño que Miguel me persigue, que me quiere hacer daño’
Ángela del Pilar Fierro todavía lucha por superar las heridas del brutal ataque propinado por parte de su expareja.

Ángela del Pilar Ferro todavía lucha por superar las heridas del brutal ataque propinado por su expareja.

Foto:

Archivo particular

‘Todavía sueño que Miguel me persigue, que me quiere hacer daño’

NO ES HORA DE CALLAR
No es hora de callar patrocinado

Después del violento ataque que sufrió, Ángela Ferro lucha para que haya justicia en su caso.

Seis meses después de que Ángela del Pilar Ferro sufrió uno de los ataques más violentos conocidos en la ciudad, el proceso en contra de Miguel Camilo Parra, su agresor, se ha venido dilatando.

(Además: ¿Quién es el hombre que casi asesina a su pareja en Fusagasugá?)(Esta entrevista fue publicada el 17 de marzo del 2021)

La defensa de este hombre ha estado exigiendo la recopilación de más testimonios por parte de la Fiscalía General de la Nación, pide aplazamiento de las audiencias, llega tarde a los encuentros y, algunas veces, hasta los cancela a última hora.

Pese a esto, Ángela quiere creer que la justicia hará lo que le corresponde y pronto se sabrá la condena para el hombre en el que alguna vez confió y que terminó por atacarla con un hacha delante de su hijo y con una violencia extrema, en su propia casa, en El Redil, norte de Bogotá.

¿Cómo se ha desarrollado el proceso judicial?

Lo primero fue la captura de Miguel. Primero supimos que permaneció en una Unidad de Reacción Inmediata (URI) hasta enero de este año y luego, que fue trasladado a la Cárcel Distrital. En este momento, cinco meses después, todavía nos encontramos en la etapa de audiencias. El pasado 8 de marzo teníamos una en la que se iban a presentar todas las pruebas, pero los abogados de Miguel solicitaron un aplazamiento. Entonces, nuevamente, reprogramaron la audiencia para el 12 de abril. Eso ha hecho que el proceso no avance, pues sus abogados han venido dilatando y entorpeciendo todo el proceso. Solicitan aplazamientos, llegan tarde a las reuniones o solicitan audiencias y las cancelan el mismo día, eso es básicamente lo que han hecho.

En cuanto a la recopilación de pruebas y entrevistas, ¿todo está en orden?

Sí, la Fiscalía ha sido muy profesional en ese sentido, pero el lunes los abogados de Miguel dijeron que hacían falta unos testimonios, a pesar de que la señora fiscal mostró detalladamente toda la información que se le había enviado. Todo estaba completo, correcto y en orden por parte del ente investigador y de mis abogados.

(Relacionado: Fiscalía acusó a Miguel Parra por ataque con hacha a su compañera)

Lucho todos los días por retomar todas mis actividades

¿Qué sigue en el proceso?

Nos falta mucho recorrido. En la siguiente audiencia esperamos poder mostrar todas las pruebas. Después ya vendrá la audiencia verbal, donde todos vamos a dar nuestros testimonios, incluyendo mi hijo. Los abogados expondrán sus argumentos; creo que esa va a ser una jornada muy dura. Después de todo eso esperamos que se haga justicia y se dicte una condena justa.

¿Cómo avanza su recuperación física?

Físicamente me encuentro mucho mejor. Lucho todos los días por retomar todas mis actividades, pero estoy tramitando controles con un neurocirujano porque los golpes y heridas que sufrí fueron bastante complejos. Tengo que estar bajo revisión médica constante porque sufro de mareos permanentes. Es una señal de alarma y debo estar muy pendiente.


Debo decir que todavía estoy en proceso de superarlo todo

¿Y la salud mental?

Eso es más difícil. En este momento me encuentro en un proceso de acompañamiento por parte de la Secretaría de la Mujer. Se trata de un acompañamiento psicológico. Después de cada audiencia me reúno con un grupo de personas y hablamos del tema, de todo lo que pasó, porque las primeras audiencias me afectaban mucho, salía muy mal.

Debo decir que todavía estoy en proceso de superarlo todo. Después de estabilizar mis dolencias físicas lo más difícil ha sido retomar mi vida, continuar con mis proyectos. De la mano de mi familia seguimos con este proceso, que es constante.

Todavía tengo pesadillas con Miguel. Sueño que llega a mi casa, que me persigue; en serio, esto es muy difícil de superar. Lo único que me da tranquilidad es saber que Miguel está tras las rejas y que pronto se dé una condena ejemplar.

(También: Familia de Natalia Fernández teme que su asesino quede en libertad)

¿El acompañamiento le ha servido?

Mucho. Tener un grupo que sabe de violencia contra las mujeres, personas que te guían y te apoyan, es un respaldo muy importante en estos momentos. Ellos están ahí cuando me siento triste, cuando quiero olvidarme de todo, hacen todo esto que me pasó más llevadero, porque esta tragedia me acompañará por el resto de mis días.

¿Cómo está su hijo?

Él también sigue en proceso de recuperación. Está muy juicioso con sus responsabilidades académicas. Ha tenido que llevar un tratamiento psicológico. Sin embargo, va a ser muy duro el día en que tenga que dar su testimonio en un juicio. Para eso va a tener un acompañamiento especial, para que no sea un momento tan traumático.

Cuando todo esto pase, ¿qué planea hacer con su vida?

Tengo varias ideas. He considerado irme del país, alejarnos un poco de esta situación. Yo no quiero eso para mi hijo. Me gustaría tener un nuevo comienzo con mi hijo.

¿La frustra ver todos los días noticias de ataques contra las mujeres?

Sí. Durante marzo vi todas las marchas legítimas. Me alegra ese activismo, pero, al mismo tiempo, me siento muy sorprendida y triste de ver a diario noticias de estos ataques en los que las mujeres padecen y viven situaciones horribles. Padecen golpes, acoso y maltrato psicológico, y muchas son asesinadas. Es muy triste lo que pasa en Colombia y con la sociedad en general.

(Le puede interesar: ¿Qué se sabe de la desaparición de Sara Sofía Galván en Bogotá?)

¿Qué hacer?

La violencia se debe desnaturalizar desde todos los hogares. Como madres, hermanas, como seres humanos, debemos ser conscientes de que tenemos los mismos derechos, las mismas oportunidades. Las familias deben enseñar que las mujeres, por el hecho de ser, no tenemos que padecer maltratos ni discriminación. A quienes ya estén viviendo situaciones de violencia les digo que busquen apoyo en redes de mujeres existentes. Pueden encontrar refugio, asesorías jurídicas, apoyo psicológico, etc. En cuanto a las autoridades, también creo que deben desnaturalizar el tema. Los casos de violencia contra las mujeres deben ser una prioridad. Estas llamadas de auxilio deben ser atendidas de inmediato. Se puede hacer mucho para evitar una tragedia.

¿Usted se ha sentido revictimizada en todo este proceso?

Sí. Primero por los abogados de Miguel. Han dicho cosas terribles. Segundo, por la gente del común que hace comentarios terribles en las redes sociales. Muchas mujeres juzgan de forma implacable e injusta. Dicen cosas como que quién me mandó a ser una mantenida o que es normal sufrir golpes por parte de un marido, es decir, normalizan mucho la violencia. Claro, también me he sentido apoyada por muchas personas, y por ustedes, los medios de comunicación, que no quieren dejar en el olvido este caso.

¿Cuáles son las señales de alerta que usted les recomienda a las mujeres no pasar por alto?

Los celos. No es verdad que si no te cela, no te quiere. Si una persona confía en ti y valora lo que haces, como eres, como te vistes, la forma en la que hablas, los gustos, eso es más importante. Cuando tu pareja comienza a criticar todo eso, las señales son clarísimas y hay que parar. Los gritos y las groserías son una señal de que todo anda mal. También cuando te comienzan a prohibir cosas. Hay semáforos en rojo que te indican que hay que acabar con una relación. Cuando una persona es agresiva, difícilmente puede cambiar.

Carol Malaver-Subeditora Redacción Bogotá.
Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Siga leyendo

-Policía procesado por homicidio de Ordóñez pagaría 20 años de cárcel

-Tres asesinatos dejaron en evidencia disputa de disidencias en Sumapaz

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.