Esta fue la cruda historia de un intento de feminicidio en el El Redil
no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

Esta fue la cruda historia de un intento de feminicidio en el El Redil

Ángela Ferro va bien en su recuperación y agradece a Fiscalía por tener a su agresor en la cárcel.

AUTOPLAY
Mujer fue agredida con un hacha por su parejaLa víctima, quien está en delicado estado de salud, tiene lesiones en el cráneo y las extremidades.
La cruda historia de un intento de feminicidio en el norte de Bogotá

Archivo particular

Por: Carol Malaver
06 de noviembre 2020 , 06:21 a. m.

Desde hace seis meses, Ángela del Pilar Ferro Gaitán y Miguel Camilo Parra vivían juntos en una casa ubicada en la calle 174 n.º 8-31, del barrio El Redil. Él tenía un trabajo en un call center bilingüe y vendía productos de mascotas a través de Instagram, y ella comercializaba a través del internet.

Ya venían teniendo graves problemas de convivencia. Ocho días antes, ella y su hijo habían sido agredidos y fue por esta razón que la joven tomó la decisión de separarse de su pareja.

(Lea también: Un mes duró el cuerpo de una mujer oculto en su baño)

Eso ocurrió el 10 de octubre de 2020. Camilo estaba iracundo, fue víctima de un robo muy cerca de la estación de TransMilenio de Toberín. “Ese día empezó a gritarles horrible a su madre y a su tía. Ángela tuvo que intervenir, pero ni así logró controlarlo. Ese día, los ánimos estaban tan calientes que un policía tuvo que intervenir y hasta le dio el contacto a las mujeres por si alguna eventualidad”, contó Claudia Yaneth Díaz Gaitán, hermana de Ángela.

Ese día, Miguel Camilo regresó en la madrugada con una actitud que asustaba. Madre e hijo dormían juntos y eso desató otra vez la ira del hombre. “La sacó con violencia de la cama y el niño fue víctima y testigo de esa agresión”.

Una vez más, Ángela le dijo a su pareja que esa relación no tenía sentido y que deseaba irse con su hijo a un lugar más tranquilo, pero por alguna razón siempre supo cómo manipularla. “Ella sentía miedo, se sentía amenazada”, contó su hermana.

(Le recomendamos: Violencia de género no está en la agenda de medios)

La familia de la joven también acusa a algunos consultores de pareja de la iglesia Fow Rebaño de Lobos de interferir en la relación a favor de Miguel Camilo. “Ellos les inculcaron ideas falsas de lo que debe ser un hogar. Incluso lograron un cambio en el comportamiento de Ángela, ella terminó por alejarse mucho de su familia y de sus amigos”, dijo Claudia.

Esta iglesia se promociona en Facebook como una iglesia cristiana y una organización comunitaria sin ánimo de lucro. “Pero para nosotros es una secta que le hizo mucho daño a Ángela”.

El sábado 17 de octubre, esta joven ya no aguantaba más. Estaba tan desesperada que llamó a sus amigos Jonathan Alejandro Tuta Balcarcel y Óscar Alberto Salazar a decirles que tenía que irse de su casa lo más pronto posible. “Nosotros les ofrecimos nuestra casa a los dos. Sabíamos que los problemas de genio y agresividad de su esposo podían terminar en tragedia”, dijeron.

(En otras historias: Rompe su silencio la pareja de Javier Ordóñez)

Ellos también le contaron a EL TIEMPO que Camilo era una persona homofóbica. Incluso fue capaz de ofenderlos por hacer parte de la comunidad LGBTI.

Pero, otra vez, algo evitó que esta mujer acudiera a sus allegados y amigos para resguardarse de la amenaza. “Creemos que ella tenía miedo de que nos hiciera algo malo a nosotros o a su familia”.

Creemos que ella tenía miedo de que nos hiciera algo malo a nosotros o a su familia y por eso no se dejaba ayudar

La tragedia

Como se veía venir, el día de la tragedia llegó y lastimosamente fue un niño el primer testigo. “El hijo de Ángela nos llamó suplicando ayuda. Nos dijo: mi mamá ha recibido un hachazo en la cabeza”.

Óscar y Jonathan salieron corriendo a socorrer a la familia. “Cuando llegamos a la casa de ellos ya estaba la Policía. El piso estaba ensangrentado. La mamá y la tía de Camilo hablaban de lesiones personales. Eso nos pareció insólito porque Ángela se estaba debatiendo entre la vida y la muerte en la clínica”.

Mientras ellos estaban en el lugar de los hechos, la joven había sido llevada al hospital Cardioinfantil llena de heridas y completamente inconsciente.

El niño, testigo del intento de feminicidio, dijo que ambos se habían dormido y que a eso de las 2:30 de la mañana escuchó un fuerte ruido en la puerta de su casa. “Él bajó y vio a Miguel Camilo agrediendo a su mamá”, contó la familia. El agresor lo obligó a entrar en su habitación en contra de su voluntad. Ante la angustia y los gritos de auxilio pudo romper la puerta, pero el panorama que encontró fue escalofriante.

El hijo de Ángela nos llamó suplicando ayuda. Nos dijo: mi mamá ha recibido un hachazo en la cabeza

Su madre estaba tendida en el suelo. La sala de su casa y el cuerpo de Ángela estaban llenos de sangre. “Como si fuera poco, cuando Miguel Camilo lo vio levantó el hacha y lo amenazó para que no avisara a nadie. Le dijo: ‘no diga nada o vea lo que le espera’ ”, contó su tía.

Después de eso le entrega el celular de su madre con el número 123 y le dice que lo perdone y sale corriendo con la filosa arma en sus manos. “En ese momento, él escapa y a los pocos minutos llegan los policías a llevarse a mi hermana”. El niño le dijo a su familia que intentó tomar fotos de todo, pero que personas cercanas al atacante no se lo permitieron.

Luego de ser testigos de semejante escena, Óscar y Jonathan se dirigieron al hospital a enterarse del estado de salud de su amiga. “Nos dijeron que requería de una cirugía en su cráneo, pues había recibido siete golpes contundentes con una hacha”. Miguel Camilo Parra tenía una colección, la cual presumía con regularidad en sus redes sociales.

Nos dijeron que requería de una cirugía en su cráneo, pues había recibido siete golpes contundentes con una hacha

Además, la joven tenía signos de intento de asfixia mecánica, maltrato y muchas lesiones a causa del forcejeo. “Uno de sus senos estaba lleno de hematomas, al igual que su brazo. Una de sus uñas quedó desprendida de la carne”, contó su hermana.
Agregó que uno de los golpes fue tan severo que le fracturó a la joven la parte occipital del cráneo. “El otro golpe estuvo a tres milímetros de perforar la vena dorsal. Ella estuvo a muy poco de morir”.

Otro problema del que se enteraron a raíz del suceso fue que Miguel Camilo había cancelado la afiliación de Ángela a la EPS Famisanar el 14 de octubre de 2020, dejándola sin cobertura activa al momento del acto delictivo.

Al cierre de esta edición, el atacante seguía desaparecido. “Nosotros esperamos que las autoridades actúen rápido porque toda nuestra familia tiene miedo de las posibles retaliaciones”.

(Le sugerimos leer: Ella era Mayerly Díaz, la mujer que murió en tragedia aérea de Ubaté)

La denuncia ya fue instaurada en la Fiscalía General de la Nación por parte de la familia de Ángela, y la Secretaría de la Mujer ya está en contacto con ellos y a su total disposición.

“Desde la entidad hacemos un llamado a la sociedad a desnaturalizar las violencias contra las mujeres y a buscar nuestra orientación y acompañamiento gratuito 24 horas al día, los 7 días de la semana, a través de la Línea Púrpura 01 8000 112 137”, dijo la secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez Franco.

Cifras alarmantes

Según Salud Data, la violencia intrafamiliar incluye diversas expresiones como la violencia física, económica, emocional, el abandono y la negligencia. La tasa estimada en el año 2019 fue de 397 casos por cada 100.000 habitantes, según lo captado por el Subsistema de Vigilancia de Violencia Intrafamiliar, Maltrato Infantil y Violencia Sexual (Sivim). De marzo a septiembre de 2020 se han recibido un total de 16.019 llamadas por violencias contra la mujer en la Línea Púrpura de la Secretaría de la Mujer, el 49 % para atenciones psicológicas, el 25 % por agresiones físicas, el 22 % por económicas y el 4 % por sexuales.

Si usted es mujer y víctima de violencias...

Recuerde que la Secretaría de la Mujer ofrece atención por varios canales para protegerla.

En principio, usted puede comunicarse con la Línea Púrpura (01 8000 112 137), que atiende todos los días de manera gratuita, 24 horas.

O también puede escribir al WhatsApp 300 755 1846.

Descargue aquí, además, el directorio completo para que pueda ser atendida según su localidad.

Otras notas de interés: 

Pastor se defiende de acusaciones por ataque a mujer con hacha.

Mujer atacada por su pareja con un hacha en Bogotá lucha por su vida.

Hombre que asesinó a sus hijos en Zipaquirá envió fotos de sus cuerpos.

‘Con deudas y sin trabajo en eventos las ganas de vivir se me fueron’.

Bandas se están disputando barrio El Amparo a sangre y fuego.

CAROL MALAVER
REDACCIÓN BOGOTÁ
Escríbanos si usted ha sido víctima de intento de feminicidio a carmal@eltiempo.com 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.