Cerrar
Cerrar
Así es como alias Camilo estaría liderando la guerra de bandas desde la cárcel

Policía Metropolitana de Bogotá

Bogotá

Así es como alias Camilo estaría liderando la guerra de bandas desde la cárcel

Podría estar detrás de algunos homicidios con los que quiere conquistar el microtráfico en Bogotá.

Por:

Los 15 homicidios que se han presentado en Bogotá desde hace dos meses, cuatro de ellos en Kennedy, cuyos cuerpos han aparecido en bolsas de basura, amarrados de pies y manos, torturados y asfixiados, cada vez están más cerca de tener responsables.

Podría tratarse de ‘los Camilos’ y su disputa a muerte contra ‘los Aguaceros’* por controlar las rentas criminales del microtráfico en el suroccidente de la ciudad, desde donde, al parecer, se coordinarían las líneas de microtráfico que impactan otras localidades.

Lo sorprendente es que está banda criminal fue desarticulada desde 2021 y su líder, alias Camilo, está tras las rejas a la espera de una condena por homicidio agravado, concierto para delinquir, fabricación o porte de estupefacientes y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego.

(Puede leer: Se le impuso medida de aseguramiento a Luis Guillermo Gutiérrez )

Sin embargo, los tentáculos de este criminal parecen haberse extendido más allá de la prisión y, a pesar de su arresto, sus cómplices siguen detrás del negocio y el terror en varias zonas de Kennedy y Bosa, como lo detalló uno de los investigadores.

‘Cae una de las tres bandas criminales más peligrosas de Bogotá’, así se leyó en todos los titulares del país el 19 de octubre de 2021, cuando las autoridades lograron la captura de Néstor Aguirre, uno de los delincuentes más temidos de la capital del país, cabecilla de la banda ‘los Camilos’ y quien, según la Fiscalía, hasta ese momento, era responsable de ordenar 20 homicidios a sangre fría en diferentes puntos de Bogotá.

A punta de homicidios, Aguirre lograba apoderarse de la renta criminal de estupefacientes que se venía tomando a la ciudad, asesinando de forma tortuosa a quien intentara adueñarse de su monopolio de las drogas, el cual dejaba ganancias por 2.100 millones de pesos al mes.

(Le recomendamos: Un atraco y la pobreza llevaron a un abuelo a enterrarse en su rancho )

Para expertos en seguridad como Juan Sebastían Jiménez, de la Universidad Nacional, la situación de Patio Bonito no es nueva. “El sector de Corabastos ha sido la joya de corona para la macro y microcriminalidad de Bogotá por el alto flujo de rentas criminales”.

El sector de Corabastos ha sido la joya de corona para la macro y microcriminalidad de Bogotá por el alto flujo de rentas criminales

Juan Sebastián Jiménez, experto en seguridad

Para Jiménez, la captura de Néstor Aguirre obligó a una reacomodación de las estructuras criminales que, a su vez, impulsó una disputa a sangre y fuego por los territorios, principalmente por el control de la puerta 6 de Abastos.

No obstante, el fenómeno delictivo de alias Camilo no empezó ni acabó el día de su captura. Un año atrás, en 2020, las redes sociales se reventaron cuando apareció un video en el que un grupo de sicarios persiguieron y mataron a un hombre en las calles del barrio Amparo, en Kennedy, mientras lo transmitían.

Como desde hace dos meses, en ese entonces, empezaron a aparecer extraños casos de muertes selectivas en los que las víctimas, presuntamente migrantes, eran torturadas, asesinadas a sangre fría en vía pública o perseguidas por sicarios.

(Le sugerimos: Hombre amenazó a sus vecinos con arma de fuego luego de una discusión )

En ese conteo los investigadores de la Fiscalía imputaron cargos a alias Camilo por 20 homicidios, de los cuales 16 se habrían realizado en Bogotá y otros cuatro en Soacha y Flandes (Tolima). Sin embargo, el director seccional de la Fiscalía Bogotá, José Manuel Martínez Malaver, le dijo a EL TIEMPO que sobre este cabecilla se abrirá una nueva indagación por 55 homicidios más que se cometieron en años anteriores en Soacha.

Los casos de este año

Pero alrededor de los 15 cuerpos torturados en Bogotá parece haber una estructura mucho más poderosa, y los patrones de los homicidios selectivos de 2019 a 2021 dan cuenta de que la historia se estaría repitiendo. De acuerdo con el CTI, en la zona de Kennedy, que abarca todo el corredor de la calle 38 sur y envuelve el conjunto de manzanas de Corabastos, pasando por la puerta 6, se ha concentrado una guerra entre bandas criminales por quedarse con el negocio de ‘los Camilos’.

Rafael Báez, penalista y experto en seguridad de la Universidad Manuela Beltrán, explicó que en las zonas de impunidad, como el sector de Corabastos, los grupos criminales establecen fronteras invisibles que no pueden ser cruzadas. “Cruzar esos límites lleva a guerras que dejan a su paso cadáveres torturados, como los que hemos visto los últimos días en Bogotá. Con esto envían mensajes y delimitan sus terrenos y clientes”.

Por su lado, la Fiscalía dijo que está detrás de la pista de la otra pieza clave para desentrañar la incógnita de los asesinatos selectivos en la capital. “Hay una pugna por el territorio que dejó ‘Camilo’ luego de su captura. Ahí, en Kennedy, operan muchas bandas, pero hay una pelea muy álgida entre lo que quedó de ‘Camilo’ y una nueva banda denominada ‘los Aguaceros’, que se están disputando el control de varias líneas del microtráfico en la ciudad. Estamos muy cerca de dar un duro golpe”, señaló el director seccional de fiscalías.

¿Quién es alias Camilo?

Este es Néstor Aguirre, más conocido como alias Camilo, capturado por microtráfico.

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá

Néstor Aguirre, alias Camilo o el Viejo, pasó años vistiendo una chaqueta azul del Acueducto de Bogotá, pasando desapercibido entre la multitud de los barrios populares, donde operaba su estructura criminal. Sin embargo, llegaba en camionetas de alta gama a Patio Bonito y los sectores aledaños a la central de abastos, verificaba la distribución de las drogas y desde allí ordenaba asesinatos y ajustes de cuentas por toda la ciudad.

De su paradero nadie sabía. Cada vez que se cometía un homicidio en la zona o se sospechaba que era un ajuste de cuentas, el primer nombre que resonaba entre los testigos era el de ‘Camilo’, así lo contó la Fiscalía en la audiencia de su captura.

La ‘Operación Imperio’ de la Policía de Bogotá y la Fiscalía permitió conocer detalles de cómo operaba y quién era. Néstor Aguirre es un hombre de 38 años que nació en Yacopí (Cundinamarca) y que desde hace 17 años consolidaba una de las redes delincuenciales más poderosas de Bogotá. De acuerdo con la investigación, su poder se extendió por las localidades de Bosa, Kennedy, Tunjuelito, el municipio de Soacha e incluso Flandes.

25 homicidios confirmados
¿Cómo operan estos grupos?

En su momento, el comandante operativo de la Policía Metropolitana, Jairo Baquero, explicó que la banda liderada por alias Camilo tenía una estructura organizada en la que se le asignaba un rol a cada miembro y así mismo un presupuesto. Por ejemplo, los administradores de los expendios de droga ganaban cerca de 4 millones de pesos; los surtidores, 200.000 pesos por operación; los vendedores, un millón, y a quienes advertían de movimientos extraños o campaneaban les pagaban con cápsulas de droga para consumo o venta individual.

Sin embargo, los asesinatos selectivos también contaban con una cabeza al mando. Alias el Flaco, de la banda de ‘los Camilos’, era quien ordenaba los homicidios y pagaba entre 4 y 5 millones de pesos por cada líder criminal contrincante que se asesinara, mientras que por la cabeza de distribuidores y administradores, la cuenta de cobro era de 3 millones de pesos, según la Policía

‘Los Pirañas’ también cayeron en Kennedy

Tras las investigaciones de la Fiscalía y la Policía de Bogotá, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a cinco presuntos integrantes de ‘los Pirañas’, una banda criminal que operaba en Kennedy.

Según afirma el ente acusador, el grupo estaría involucrado en delitos de homicidio selectivo por el control territorial de comercialización de sustancias ilegales en varios sectores de esta localidad.
El hecho clave de esta investigación se dio el 25 de febrero, cuando dos mujeres que caminaban por el sector de Patio Bonito fueron asesinadas por unos hombres que les dispararon desde una moto, al parecer, en un caso de ajuste de cuantas.*Se cambió el nombre de la estructura por seguridad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.