Alerta roja por niños quemados con líquidos hirvientes

Alerta roja por niños quemados con líquidos hirvientes

Entre el 2016 y 2018 se reportaron 1.162 casos de los cuales 46 por ciento fueron menores de 4 años.

Niños quemados con agua caliente

El cirujano plástico Jorge Luis Gaviria pasa revista a pacientes, con Patricia Ortiz y Laura Sánchez Bonilla.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Por: Hugo Parra Gómez
08 de enero 2019 , 08:10 p.m.

Por los pasillos de la unidad de cuidados intensivos del hospital Simón Bolívar que atiende a los niños y adultos que resultan quemados con pólvora se siente un ligero alivio. Las camas, sobre todo las pediátricas, están vacías.

Ni un solo paciente de Bogotá fue atendido de gravedad por utilizar de forma ilegal pitos, volcanes, totes, mechas y otros de esos artefactos pirotécnicos que en años anteriores cercenaban dedos, mutilaban manos y dejaban ciegos o desfigurados, con secuelas de por vida. Antes, en un diciembre normal, entraban más de 300 niños con sus cuerpos destrozados. Hoy no.

Detrás de esta buena noticia que se viene cocinando desde hace varias administraciones que decidieron restringir la pólvora, hay una realidad igual o peor a lo que pasaba con los pirotécnicos: los niños quemados con líquidos hirvientes. Ollas con agua en ebullición, sopas, avenas, chocolate, tinto, leche y todo lo que se deja en la estufa mientras los padres o cuidadores se descuidan y en un santiamén dejan que los niños entren a la cocina, que se arrimen a la estufa y que les caiga sobre su humanidad.

El primero de enero una mujer llegó con su hijo de 2 años a la sala de urgencias de ese centro asistencial que tiene reconocimiento nacional e internacional por tratamiento de quemaduras. Al pequeño le cayó una olla hirviendo y le afectó el 17 por ciento de su cuerpo.

En un recorrido que hizo EL TIEMPO por el piso 7.º de esa institución, se encontró que en cambio de afectados con pólvora había seis niños que pasaron la Navidad y el Año Nuevo en la sala de observación por ese tipo de accidentes caseros.

Antes de entregar cifras oficiales, el cirujano plástico de la Unidad de Quemados del Simón Bolívar, Jorge Luis Gaviria, advierte que todas las quemaduras se pueden prevenir. “Todas”, insiste el galeno al hacer un llamado a los padres de familia, a cuidadores, a profesores, tíos, abuelos y ciudadanía en general, para que se extremen las medidas de prevención.

Si bien por pólvora la alerta hoy es amarilla, la de quemaduras por agua hirviendo o sopas calientes es roja. Las cifras así lo revelan: el 42 por ciento de los casos.

“De los 2.725 quemados (por diferentes causas) entre los años 2016 y 2018, 1.162 casos fueron con líquidos hirvientes. Y de estos, el 46 por ciento son menores de 4 años. Eso es una barbaridad. Eso quiere decir que no se está haciendo prevención a los niños que son las principales víctimas”, dijo el experto.

Cifras de la Secretaría de Salud señalan que el 96 por ciento de estos casos se producen dentro del hogar. De todos los reportados, el 60 por ciento se originan en la cocina y el 15 por ciento en el baño, antes de la ducha. En otras palabras, dice el cirujano, si se toman las precauciones del caso, se podría evitar el 75 por ciento.

También son frecuentes los episodios en los que el niño resulta afectado mientras está en los brazos de un adulto que al mismo tiempo está sirviendo algo. El niño da una patada de alegría que pronto se convierte en tragedia. En estas situaciones se les afecta el 50 por ciento del cuerpo.

El 80 por ciento son menores de 2 años y el 90 por ciento presenta quemaduras de segundo y tercer grado

El experto en salud pública y profesor asociado de la universidad de los Andes, Luis Jorge Hernández, plantea que no solo es un problema grave de salud pública sino que además “es un tema de maltrato infantil por la negligencia de los padres o de los cuidadores que tienen a su cargo el cuidado de los menores. Y también (de los padres y familiares) cuando dejan a los más pequeños al cuidado de otros niños”.

La situación es más compleja de lo que se cree. Se requieren medidas inmediatas y campañas de alto impacto debido a que como lo advierte Hernández, “en el 70 por ciento de hogares de los estratos 1 y 2, el sitio de cocción de los alimentos está en la misma habitación donde duermen los niños, lo cual representa gran riesgo”.

De ahí que el llamado de urgencia es para “que las EPS hagan visita domiciliaria y detectar y prevenir riesgos en los niños”, advierte el experto.

En promedio, Bogotá atiende cada año entre 200 y 250 niños con quemaduras por líquidos hirientes. “El 80 por ciento son menores de 2 años y el 90 por ciento presenta quemaduras de segundo y tercer grado”, señala el investigador en salud pública de los Andes.

Por lo general, los menores se queman en la cara o en las manos que son las áreas más expuestas y dejan secuelas muy graves que requieren cirugías reconstructivas para tratar de mejorar la parte funcional que es lo que se busca con un paciente quemado.

Cuando un niño es víctima de una quemadura de este tipo, los daños son tan severos que pueden durar hasta ocho semanas para recuperarse de las heridas. Requiere de varios procedimientos quirúrgicos con el fin de retirar los tejidos necróticos.

“Y si son profundas, explica el cirujano Gaviria, van a dejar deformidades y hasta comprometer la limitación funcional de la mano, de la cara, y muchas veces quedan retracciones que pueden producir deformidades a nivel del párpado, es decir, que no se puede abrir y cerrar; en la boca, tener dificultades para comer o para hablar”.

Una quemadura de estas “afecta por el resto de la vida y esos niños no van a poder desenvolverse fácil en el colegio, van a tener problemas de tipo psicológico con la aceptación de la apariencia física y, por lo general, son víctimas de burlas y de bullying. Es terrible para la familia y todo su entorno”, dice Gaviria.

Y este es un problema nacional. En el 2017 fueron atendidos 412 menores procedentes de diferentes partes del país. Esto significa que el Simón Bolívar atiende el 20 por ciento de los casos de todo el país.

La Unidad de Quemados tiene más de 100 personas entre auxiliares, enfermeras, cirujanos, pediatras, intensivistas y médicos generales, listos para atender cualquier emergencia por quemados.

Queda claro que hacen falta campañas de prevención, de educación e información en colegios, con los padres, los cuidadores y la familia en general con el fin de lograr, algún día, que ningún niño tenga que pasar ni la Navidad, ni el Año Nuevo en cuidados intensivos por un descuido de los adultos.

‘No permita que los niños entren a la cocina’

Todas las quemaduras se pueden evitar. La clave es minimizar los riesgos que amenazan a los menores. Tenga en cuenta estos tips:

1. Por ningún motivo los niños deben entrar a la cocina o estar cerca a la estufa. Se puede instalar una reja de madera plegable. Prevenir es alejarlos del peligro.

2. Deje los mangos de las ollas hacia adentro para que ellos no traten de alcanzarlos.

3. Ponga las ollas con líquidos hirvientes en los fogones de atrás.

4. Si se llegan a quemar, ponga abundante agua fría.

5. Nunca use hielo ni remedios caseros.

6. Y llévelo a urgencias para la atención inmediata.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.