Cerrar
Cerrar
¿Quién responde por las trampas mortales en las calles de Bogotá?
AUTOPLAY
Los vecinos se vuelven creativos y recursivos ante los huecos en BogotáLos vecinos se vuelven creativos y recursivos ante los huecos en Bogotá
Alcantarilla

Archivo personal

¿Quién responde por las trampas mortales en las calles de Bogotá?

Las alcantarillas sin tapa, los adoquines y las tabletas de concreto despegados son un riesgo.

Marcela Cortés salió de su casa en el barrio Pasadena, el 26 de octubre, a eso de las 8 de la noche, rumbo a la calle 116 con autopista Norte. Su idea era coger un taxi para llegar a su destino, pero inesperadamente sufrió una caída en un hueco que le pudo haber quitado la vida.

(Le puede interesar: Murió la mujer a la que dispararon junto al Titán Plaza).

Quedé con hematomas en varias partes, en los brazos, en las rodillas, en mi cadera. Por el estrés y la tensión emocional se me ha reactivado el virus del herpes simple o zóster

Justo cuando iba caminando por ese sector de Bogotá, bajo la lluvia, cayó estrepitosamente en una caja sin tapa. “Por fortuna no alcancé a caer hasta el fondo. No sé cómo, pero logré sostenerme con los brazos”.

Tuvo suerte y fue auxiliada por unos ciclistas que transitaban por la ciclorruta. Al escuchar sus gritos, la ayudaron a salir del peligroso hueco. “Quedé con hematomas en varias partes, en los brazos, en las rodillas, en mi cadera. Por el estrés y la tensión emocional se me ha reactivado el virus del herpes simple o zóster, situación que me puede afectar gravemente, tomando en cuenta que aún estoy en recuperación de un trasplante de córnea del ojo derecho. Fue un accidente terrible. Afortunadamente, tengo huesos fuertes y esto no pasó a mayores”.

Marcela es una mujer grande, pero dice que una persona delgada pudo haber sufrido un accidente más grave porque ese hueco está lleno de cables y hay riesgo de que estén energizados. “El problema es que la ciudad está llena de alcantarillas y cajas si tapa y nadie hace nada, nadie responde por las personas accidentadas. Yo he tratado de poner la queja y me mandan de un lado para otro, de la ETB al Acueducto y así. Dicen que son 15 días hábiles para averiguar, y hasta que no haya un muerto más no van a hacer algo”. Lo más grave es que el hueco de más de dos metros de profundidad sigue ahí, esperando nuevas víctimas.

Y sí, ya hubo un muerto que lamentó todo el país. Johan Hoyos, un niño de solo 13 años recibió una descarga eléctrica luego de que pisó una caja de energía destapada. Un charco evitó que se percatara de la trampa mortal cuando paseaba por un sector del parque La Florida, en Engativá, con cuatro compañeros de su colegio.

(Para seguir leyendo: Las lluvias no dan tregua en Bogotá y Cundinamarca).

No hubo nada que hacer. Una de sus amigas de estudio trató de auxiliarlo, pero la descarga eléctrica hizo que la niña también resultara herida. “Mi hijo no se percató de que había una caja de cables de energía destapada, metió el pie y así ocurrió la tragedia. Le pido a Dios que a los propietarios de esas empresas no les pase lo mismo y tengan que sentir este dolor”.

La familia de la joven víctima exige que se investigue si hubo negligencia de Enel Codensa por la falta de mantenimiento y supervisión de la caja de energía, pues algunos residentes de la zona contaron que un perro ya había muerto de la misma forma. En este caso, Codensa anunció que puso la tapa de la caja eléctrica. La compañía desplazó un equipo técnico con el fin de validar las condiciones en terreno e iniciar las investigaciones que puedan determinar las causas del accidente.

Este problema se incrementó durante las protestas, pues mobiliario público, adoquines, canecas, tapas de alcantarillas y cajas, entre otros, fueron dañados por vándalos y quedaron peligrosas trampas mortales. Según cifras del Grupo de Acompañamiento a Escenarios de Protesta (GAEPVD) de la Personería de Bogotá hubo tres accidentes graves por esta causa en este periodo.

Una de las víctimas fue una funcionaria del ente de control. El 2 de agosto de 2021, Amparo Sepúlveda Mejía cayó en una alcantarilla sin tapa en el portal de las Américas, en la avenida Ciudad de Cali con avenida Villavicencio. Sufrió heridas de consideración pues el hueco tenía una profundidad de más de dos metros. “El llamado es para que se monitoreen estas falencias y se reparen los daños. Las empresas públicas o privadas deben mantener estos elementos en óptimas condiciones. Están poniendo en riesgo a niños, adultos mayores y a la comunidad en general”, dijo Esmeralda Caro, directora del GAEPVD.

En agosto de este año, otro accidente que pudo ser fatal se presentó en inmediaciones de la avenida Ciudad de Cali, en el occidente de Bogotá. Vanessa, una joven mujer, relató los angustiosos momentos que vivió cuando paseaba a su bebé de 8 meses en coche. Un video muestra el instante preciso en el que la niña cae en un hueco con aguas negras luego de que su mamá tropezara. “No me di cuenta de esa alcantarilla sin tapa. Cundo me di cuenta, el coche se me cayó. Gracias a Dios yo pegué un grito y un muchacho que iba al lado mío me auxilió. Fue como un ángel que no dudó en ayudarme”.

(Lea también: Agredieron al Concejal Celio Nieves por discusión del POT de Bogotá).

La bebé fue rescatada bajo la mirada de angustia de varios ciudadanos y fue trasladada hasta el Cami de la localidad con el fin de ser valorada. Allí, confirmaron que no sufrió lesiones.

En sectores como la calle 119, en Usaquén, tienen que poner trapos rojos en los registros sin tapa para evitar accidentes.

¿Qué dicen las empresas?

Según un seguimiento de la Empresa y Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), el hurto de tapas en 2021 asciende a 4.239 con corte al mes de agosto. Se presenta prácticamente en toda la ciudad, pero hay seis localidades donde se concentra el mayor número de robos (Kennedy, Bosa, Engativá, Ciudad Bolívar, Puente Aranda y Suba). “Anualmente, la empresa debe destinar en promedio 4.500 millones de pesos para atender esta situación”.

Esta grave problemática ha hecho que esta empresa habilite varios canales para el reporte de faltantes de tapas, como la Acualínea 116, una aplicación para informar sobre el robo de tapas o directamente en la página www.acueducto.com.co

Por su parte, Enel Codensa hace un llamado a la comunidad para reportar los eventos de hurto en la línea de emergencias 123 o llamando al cuadrante de la Policía Nacional que atiende el sector donde sucede el hecho. Una vez realizado este reporte, pueden comunicarse con la empresa a través de diferentes canales de atención no presenciales para que esta haga el respectivo seguimiento al caso. También para atender fallas generadas en el servicio de alumbrado público. Están Fonoservicio (6017115115 en Bogotá y 5115115 en Cundinamarca); Elena, asistente virtual de WhatsApp (316 8906003), App Enel-Codensa y el chat de servicio (https://webchat.millenium.com.co/codensa).

(Además: Por los 10 años de Idartes, vuelven los grandes conciertos a Bogotá).

Según el abogado Juan Carlos Muñoz Montoya, especialista en Gestión Tributaria, egresado de la Pontificia Universidad Javeriana, los ciudadanos tienen una herramienta legal para hacer valer sus derechos y, de paso, exigir una indemnización por los daños que les ocasione un hueco o una vía mal señalizada.

Explica que la jurisprudencia del Consejo de Estado ha determinado que la Nación tendrá que reparar de manera económica a las personas que se vean involucradas en algún accidente, cuando el mismo haya sido causado por el deterioro de las calles o el mobiliario.

“La responsabilidad también recaerá en el responsable si se le genera un daño físico al ciudadano o al vehículo del mismo por causa de alguna parte del ornato público que esté abandonada o a la que le falte mantenimiento”. Y aclara que el alto tribunal no habla solo de daños en las vías o de la falta de señalización, sino que también se puede demandar si se es víctima de una alcantarilla sin tapa, de un poste de la energía mal situado, de un árbol caído, de un cable de la energía suelto y, en general, de todo el ornato público al que le falte mantenimiento.

CAROL MALAVER | @CarolMalaver
SUBEDITORA BOGOTÁ
Escríbanos a: carmal@eltiempo.com

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.