‘La Nación le mandó 1 millón de hijos a Soacha, pero no los reconoce’

‘La Nación le mandó 1 millón de hijos a Soacha, pero no los reconoce’

El nuevo alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, habló de sus preocupaciones sobre el municipio.

Juan Carlos Saldarriaga

Juan Carlos Saldarriaga, Alcalde de Soacha (2020-2023).

Foto:

Alcaldía de Soacha

Por: Ana Puentes
08 de enero 2020 , 09:36 p.m.

Después de cinco intentos, Juan Carlos Saldarriaga llegó a la alcaldía de Soacha y ha empezado a hacer anuncios que despiertan alertas. En una semana, ha propuesto poner un pico y placa los lunes festivos en la Autopista Sur y rechazar la construcción de 200 mil viviendas de interés social.

Dice, sin tapujos, que “La Nación nos mandó un millón de hijos, pero no los reconoce ni sostiene”. Como su antecesor, Eleazar González, no admite la cifra poblacional que les dio el Dane. Según este, Soacha tiene 645.205 habitantes. Pero González y Saldarriaga sostienen que ya se superó el millón y que esto supone un presupuesto y un abordaje distinto de las necesidades del municipio.

EL TIEMPO conversó con el nuevo alcalde, quien comenzó como líder de la Comuna 4 y terminó al frente del municipio más poblado de Cundinamarca.

(Le puede interesar: ¿Por qué el alcalde de Soacha no quiere más viviendas VIS?)

¿En qué va la propuesta del pico y placa para la Autopista Sur?

Hemos llegado a una confrontación legal, por decirlo así. La Ministra de Transporte y las autoridades nos dicen que eso es una facultad de ellos y no mía. Pero yo no busco confrontar con el Ministerio, sino concertar una solución para los colombianos, los bogotanos y los soachunos. 

Planteamos un piloto en el primer puente de marzo para revisar su efectividad. No será una medida sancionatoria, sino que exhorte al conductor a salir del corredor. Funcionará así: el lunes festivo, en el sentido Girardot-Bogotá, hasta las 12 del medio día entrarán todos los vehículos; de las 12 a las 4 p. m., los pares; y de las 4 a las 8 p. m., los impares.

El Ministerio no puede simplemente decir ‘no me gusta’, nosotros llevamos tres días de posesionados y el gobierno nacional lleva un año y hace un año no le ha propuesto nada nuevo a la ciudad.

Ahora, lo normal en Bogotá es que la gente pide que no levanten el pico y placa. Yo creo que algo similar va a ocurrir cuando levanten el pico y placa en la autopista sur los lunes festivos. Llegará el momento en que la misma gente pedirá a gritos que se mantenga, porque eso va a permitir organizar la entrada a Bogotá.

¿Cómo ve el acercamiento de la alcaldesa de Bogotá con la región?

Me encanta el respeto que le muestra a Soacha. Ella ha sido enfática en trabajar de la mano para resolver los problemas de ‘un matrimonio indisoluble’.

En seguridad quedamos con el compromiso de no tener una frontera invisible: la Policía de Bogotá y de Soacha podrán pasar de un lado a otro sin problema y vamos a hacer unos planes de contingencia para poder acabar con esas bandas de microtráfico que se están peleando el expendio.

Por otra parte, en movilidad, le pedí una ayuda por la zona de la Autopista Sur en cuatro puntos. Uno, que se mejore la malla vial frente a la estación de Bosa; dos, ordenar el giro a la izquierda en la Agoberto Mejía para no ocupe tres o cuatro carriles sino apenas uno o dos; tres, ordenar la entrada a Madelena por la rotonda de la avenida Villavicencio; cuatro, quitar el semáforo del frigorífico Guadalupe. Todo, para que fluya el tráfico entre Bogotá y Soacha.

Las rutas alimentadoras sí son necesarias y lo debe hacer Soacha, según una sentencia. Pero el municipio no tiene los recursos

Hablando de la autopista Sur, ¿cuál será el plan de acción con las obras de las fases II y III de TransMilenio?

Una estrategia que nos permita descongestionar la Autopista Sur entre semana. Necesitamos mejorar la vía Indumil para conectar con la avenida San Marón, pasar por Ciudad Verde y llevar a la avenida Terreros. Así se desviaría mucho de ese tráfico por la avenida Indumil a San Marón, Ciudad Verde. O la Indumil con la calle 1era entre quintas de la laguna, primer y segundo sector para llegar al centro de Soacha.

¿Y la creación de las rutas alimentadoras para TransMilenio y el llamado al orden de los intermunicipales? La Alcaldía pasada tenía pendiente un contrato para el diagnóstico...

Ese contrato del diagnóstico no lo han entregado. Y la verdad es que con él hicieron varias cosas que consideramos que no fueron prudentes y denunciaremos si es necesario.

Ahora, las rutas alimentadoras sí son necesarias y lo debe hacer Soacha, según una sentencia, por eso vamos a analizar hasta dónde podemos hacer al menos una tarifa diferencial. Pero el municipio no tiene los recursos para implementar esas rutas. Manejamos 80 mil millones de pesos de ingresos, la mitad se gasta en funcionamiento y nos quedan 40 mil para hacer el resto de soluciones de nuestra ciudad.

¿A fin de cuentas, qué le reclama al Gobierno Nacional?

Uno, reconocer los deberes por sus hijos soachunos. Dos, mirar, la salud: no hemos podido hacer el cierre financiero del nuevo hospital de nuestra ciudad porque ellos no ponen. Tres, responder por la educación, que nos pague por niño lo que le paga a Bogotá.

¿Continúa el déficit de cupos educativos?

La educación es otra urgencia. Ciudad Verde tiene 53 mil nuevas viviendas y solo tres colegios con 2.700 cupos. Pero cada hogar, mínimo, trae un niño. La Nación al autorizar Ciudad Verde, debió construir muchos más colegios. Hoy vimos a la gente haciendo fila en la Secretaría de Educación y no consiguen un cupo. Tratamos de dar cobertura, pero sí: viene un déficit enorme.

Trancón en Soacha

Este es parte del panorama que se vive hoy en el municipio de Soacha sobre la Autopista Sur.

Foto:

Héctor Fabio Zamora/ EL TIEMPO

¿Cómo solucionará los deslizamientos en las comunas?

Eso es un círculo vicioso. Tú no puedes invertir en zonas que no estén legalizadas, pero no puedes legalizar lo que está en zona de alto riesgo. Y la única forma de acabar el alto riesgo es con inversión. Entonces nos toca hacer un ejercicio de lograr hacer un trabajo desde los privados y las fundaciones para hacer inyectar dinero en obras de tubería y adoquín. En la medida que se haga eso el agua corre y no se filtra y empezamos a mitigar el riesgo.

¿Qué hará con los migrantes venezolanos?

El censo nos dice que son 21 mil, pero nuestras estadísticas indican que pueden ser más de 40 mil que requieren empleo, vivienda, salud y educación. Y vuelve el mismo impedimento que tiene la Alcaldía: un tema económico. No tenemos con qué socorrer a los que históricamente llevan ya viviendo en la ciudad, mucho menos vamos a poder socorrer esa crisis.

ANA PUENTES
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.