Al cementerio Central no le cabe un ilustre más

Al cementerio Central no le cabe un ilustre más

La alameda principal de ese camposanto está al borde del colapso. Solución llegaría en el 2020.

Cementerio Central

El Ministerio de Cultura adelanta un proyecto para construir un nuevo edificio para el camposanto.

Foto:

Carlos Ortega y Rodrigo Sepúlveda. EL TIEMPO

Por: María Camila Bernal Durán
06 de marzo 2019 , 04:14 p.m.

Si el expresidente Belisario Betancur, quien falleció el 7 de diciembre pasado, no hubiera manifestado su deseo de ser sepultado al lado de sus seres queridos, en el norte de Bogotá, habría puesto en apuros a la Alcaldía Mayor y al Ministerio de Cultura.

De no haberlo hecho, sus restos habrían ido a parar al ‘pasillo de los expresidentes’ o ‘callejón vip’ del cementerio Central, ocupando el único espacio disponible de ese lugar, en el que descansan los más ilustres personajes del país.

Alfonso López Michelsen fue el último en llegar al panteón ‘élite’, ubicado en la alameda principal de ese camposanto. Con su sepultura, en 2007, quedó en evidencia el posible colapso del lugar.

Durante décadas ha sido una tradición que políticos, periodistas, escritores y otros personajes notables manifiesten su deseo de ser sepultados allí, a tal punto que en 1984 la alameda fue declarada monumento nacional debido a que alberga los restos de 14 exmandatarios del país y de otras figuras tan sobresalientes como el poeta José Asunción Silva y Leo Kopp, fundador de la cervecería Bavaria, entre otros.

Desde que recibió a su primer personaje ilustre –Francisco de Paula Santander, en 1892–, a la alameda nunca se le ha hecho una ampliación, debido a que no es un lugar diseñado para la construcción de tumbas.

Cementerio Central

Aunque este espacio del cementerio no fue hecho para la construcción de tumbas, desde hace años esta se convirtió en una tradición.

Foto:

Gerardo Chávez. EL TIEMPO

Hace 12 años, luego de la muerte de Michelsen, se puso sobre la mesa la necesidad urgente de adecuar un nuevo espacio para los notables, pero hasta ahora no hay nada concreto y el Ministerio de Cultura –responsable de las modificaciones del lugar, por ser monumento nacional– no ha realizado ninguna intervención.

De hecho, el último trabajo en el camposanto del que se tiene registro es la recuperación de su muro de cerramiento, que concluyó a mediados del 2017, pero desde hace unos 15 años no se hace nada en torno a la construcción de nuevos mausoleos.

Alberto Escobar, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, afirma que el problema del camposanto no tiene que ver solo con las tumbas de la alameda principal. “Todo el cementerio Central está colapsado. Estamos buscando alternativas que permitan construir más tumbas”.

El funcionario explica que por eso se está llevando a cabo un diagnóstico del estado del cementerio y de las necesidades que este, el más antiguo de la ciudad, tiene. “Estamos hablando de una construcción de 183 años. Sabemos que uno de los problemas es el espacio, pero también hay otros factores que necesitan ser atendidos”, asegura.

El proyecto de la cartera de Cultura contempla la construcción de un edificio en el costado sur del camposanto, sobre la calle 24 entre carreras 17 y 19, donde hoy existen locales comerciales. Además se invertirán al menos 1.200 millones de pesos en restaurar algunos sepulcros, mejorar el espacio público y modernizar los recorridos guiados.

Si bien se trata de un plan que no ha terminado de formularse, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), que se encarga del mantenimiento de todos los cementerios públicos de la capital, ya adelantó la compra de los lotes comerciales y recuperó otros que habían sido invadidos, con el fin de crear un banco de suelos para cuando se inicie la ampliación.

Todo el cementerio Central está colapsado. Estamos buscando alternativas que permitan construir más tumbas

Una tradición

Lo más curioso de todo es que si bien no existe una norma que diga que los notables de la política y el Gobierno pueden ocupar ese espacio en la elipse que da la bienvenida al cementerio, desde 1923 esta costumbre se convirtió en una rigurosa tradición nacional.

Dentro de esa lógica, ese año fue construido un cenotafio (monumento) para conmemorar la muerte del conquistador español y fundador de Bogotá, Gonzalo Jiménez de Quesada, cuyos restos reposan en la catedral Primada de la ciudad.

Hoy por hoy, el Senado y el Concejo de Bogotá son las corporaciones que determinan quién merece un espacio en este ‘panteón vip’.

El Acuerdo 16 de 1916 del Concejo confiere “el derecho de disponer de un lote en cualquier cementerio establecido o que se establezca posteriormente (...) a las familias de los hijos de la ciudad que hayan ejercido la Presidencia, para sepultar los restos de estos”; y tal parece que muchos, de manera casi planeada, se inclinaron por esa alameda. El documento además ordena que esos espacios sean gratuitos y que tengan un máximo de 12 metros cuadrados. Pese a esto, hay mausoleos que ocupan el doble de ese tamaño.

EL TIEMPO consultó con algunos expresidentes de la república si contemplan que, tras su fallecimiento, sus restos sean ubicados en la alameda principal del cementerio Central, como parte de esta tradición de los exjefes de Estado. Para el expresidente Andrés Pastrana, quien ocupó la Casa de Nariño entre 1998 y el 2002, la opción de estar junto a sus seres queridos es la más viable. “Yo quisiera ser sepultado en el mausoleo familiar que tenemos y que también está ubicado en el cementerio Central. Ahí también descansa mi madre”, comentó el exmandatario conservador.

Yo quisiera ser sepultado en el mausoleo familiar que tenemos y que también está ubicado en el cementerio Central

Su padre, el también presidente de Colombia Misael Pastrana Borrero, cuyo mandato fue entre 1970 y 1974, tampoco dispuso ser sepultado en el ‘callejón vip’. “Él estudió en el Colegio Mayor de San Bartolomé, en La Candelaria, y siempre dijo que cuando muriera quería que lo sepultaran en la iglesia de San Ignacio, que está junto al colegio. Su voluntad era quería pasar la eternidad escuchando las voces de los niños jugando en los recreos”, recuerda Pastrana.

El expresidente Ernesto Samper, quien antecedió a Pastrana como mandatario de Colombia, entre 1994 y 1998, tampoco contempla la opción de ser trasladado a la alameda principal del camposanto.

Samper prefiere rechazar el único espacio disponible –que colinda con la tumba del excongresista ultraconservador Gilberto Alzate Avendaño– y ser sepultado en el mausoleo de su familia, también ubicado en el Central. “Mi decisión, a menos de que mi mujer la cambie cuando yo me muera, es estar junto a mis papás y mis hermanos, en nuestro mausoleo familiar”, puntualiza Samper

Tres-datos-claves-1
Algunos notables que están en la ‘alameda vip’ 
  • Francisco de Paula Santander: Libertador y presidente de la Gran Colombia.
  • Luis Carlos Galán: Candidato a la presidencia en 1982.
  • Oreste Síndici: Compositor del himno nacional.
  • Alfonso Villegas: fundador de EL TIEMPO.
  • Marcelino Gilibert: Asesor del Gobierno para la fundación de la Policía Nacional.
  • Leo Kopp: Fundador de Bavaria.
Expresidentes sepultados en la alameda
  • Francisco de Paula Santander
  • José Ignacio de Márquez
  • Manuel Murillo Toro
  • José Manuel Marroquín
  • Miguel Antonio Caro
  • Rafael Reyes
  • Marco Fidel Suárez
  • Enrique Olaya Herrera
  • Alfonso López Pumarejo
  • Laureano Gómez
  • Eduardo Santos
  • Gustavo Rojas Pinilla
  • Virgilio Barco
  • Alfonso López Michelsen

MARÍA CAMILA BERNAL 
REDACCIÓN EL TIEMPO@Camibernald

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

""
Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.