Cerrar
Cerrar
Calles oscuras, lotes y TransMilenio, sitios donde las mujeres sienten miedo
AUTOPLAY
Suben las denuncias por abuso en TransMilenio, aumentaron un 40 % en la ciudadSuben las denuncias por abuso en TransMilenio, aumentaron un 40 % en la ciudad
TransMilenio

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

Calles oscuras, lotes y TransMilenio, sitios donde las mujeres sienten miedo

no es hora de callar

Más de 3 mil encuestas realizadas por la Veeduría  develaron los sitios que deberían intervenirse.

Un gravísimo caso de abuso sexual contra una menor de 17 años en la estación de TransMilenio de la Castellana, el pasado 31 de octubre, vuelve a prender las alarmas de los riesgos que están corriendo las mujeres en Bogotá.

Su relato es escalofriante. Cuando se bajó de la ruta B12 notó que un hombre la perseguía. “Me miraba extraño y sacó algo de la maleta. Luego me amenazó con un cuchillo para que le entregara mis pertenencias. Comenzó a decirme muchas cosas obscenas, que quería coger”. El lugar estaba oscuro. No había nadie a quien pedir ayuda.

Luego el agresor la condujo hacia la parte de atrás de la estación. Allí, dice la joven, la abusa sexualmente. “Se bajó los pantalones mientras me seguía teniendo amenazada. Me obligó a realizarle sexo oral. Intentó tocarme por debajo del short. Yo intentaba correrlo con las pocas fuerzas que tenía porque del miedo no pude hacer absolutamente nada”.

Dos jóvenes que llegaron y notaron algo extraño fueron los únicos que la auxiliaron mientras el abusador escapaba. “Iba a verme con mis amigas, me ayudan a escribirles, y ellos me acompañan a encontrarme con ellas”. Ya está en trámite la radicación de la denuncia, en donde la joven ha sido revictimizada, y la búsqueda de los videos de seguridad, pero el daño psicológico en grave.

Por casos tan graves como este la Veeduría Distrital compiló en un informe llamado ¿Qué tan seguras se sienten las mujeres en el espacio y transporte público de Bogotá? el resultado que arrojó la realización de 3.089 encuestas de 35 preguntas entre el 29 de julio y el 24 de agosto de 2022 para determinar la percepción acerca de las violencias machistas que ocurren en la capital y cuyas víctimas son mujeres de 14 años en adelante.

Uno de los datos que más llamó la atención fue que el 67,2% de las mujeres se sienten muy inseguras e inseguras en el transporte público, mientras que el 70,7% se sienten de esta misma manera en las calles y espacios públicos de la ciudad.

El 62.8% de las mujeres no conocen los canales para denunciar el acosoEl 62.8% de las mujeres no conocen los canales para denunciar el acoso

Mujeres no saben cómo denunciar casos de abuso sexual.

Foto:

EL TIEMPO

Y es que las noticias de estos casos no son poco frecuentes. En septiembre Los pasajeros que iban en una ruta de Transmilenio tomaron justicia por mano propia cuando vieron a un hombre acosar sexualmente a una joven. El hecho se presentó en la estación Granja en Engativá. La mujer iba en camino a su universidad cuando sintió algo caliente en su cuerpo, pero lo atribuyó al ambiente del Transmilenio. Luego decidió girarse, vio al hombre masturbándose detrás de ella y posteriormente, encontró su pierna llena de semen. Según la Policía, en lo que va del 2022 se han realizado más de 32 capturas por acoso y abuso sexual en Transmilenio.

Estos casos inciden en el estado de ánimo de las mujeres. El 70,1% de las encuestadas manifestaron tener miedo a sufrir un ataque sexual en el transporte público y el 25,6% considera que a veces sienten temor de sufrirlo, mientras que, el 75,4% y el 21,2% manifestaron sentirse de esta misma manera en la calle y espacio público.

Las mujeres manifestaron que los lugares del transporte público que consideran como más inseguros para movilizarse son el sistema Transmilenio troncal (86%), los paraderos (83,7%) y el SITP (76,4%). Hace tan solo dos días EL TIEMPO registró la noticia de varios delincuentes armados que no contentos con hurtar a una mujer de 62 años la asesinaron. Ella estaba esperando un bus de transporte público en el barrio San Blas en la localidad de San Cristóbal. “Su esposo nos dijo que los hombres le ocasionan varias heridas. La ciudadana llevaba una cantidad considerable de dinero y su celular”, dijo el teniente coronel Edwin Castiblanco.

Otros lugares inseguros

Los lugares del espacio público más inseguros para transitar son las calles oscuras (97,2%), los lotes baldíos (94,7%), zonas con gran cantidad de desechos (92,1%), puentes peatonales (85,2%), calles en mal estado (82,2%) y zonas de construcción (81,5%).

Las formas de egresión son variadas. Van desde silbidos odiosos, charlas con contenido sexual, comentarios asociados al aspecto físico, miradas morbosas, exhibicionismo, toma de fotografías o grabaciones en la vía pública sin su consentimiento, rozamiento en cualquier parte del cuerpo, charlas indeseadas, persecuciones y agresión sexual.

Para muchas mujeres estos actos, son una forma de violencia contra ellas, que no pasa desapercibida y que afecta su tranquilidad. Según la Veeduría, Esto evidencia que el nivel de tolerancia o naturalización social de estos actos es mucho menor al que se percibía hace algunos años, explicaron los expertos de la entidad.

No hay que olvidar el grave caso ocurrido en la autopista Norte con calle 245. Una mujer que se movilizaba en su bicicleta fue robada, abusada y torturada en la oscura zona boscosa del separador.

Las víctimas

En Bogotá, las mujeres exhibieron pancartas en las que denunciaban acoso y violencia sexual y reclamaron castigo para quienes incurren en estas prácticas.

Foto:

EFE

Las cifras revelan que en el rango etario que va desde los 18 a 44 años es donde se concentra la mayor proporción de mujeres que han vivido al menos uno o varios de los actos de acoso en los últimos doce meses.

El 37,2% de las mujeres de 18 a 29 años, señalan que las han mirado morbosamente, el 35,1% han sido objeto de silbidos u otros sonidos dirigidos, y al 32,6% les han dicho comentarios de carácter sexual asociados a su aspecto físico.

De este último segmento, el  21,8% han vivido rozamiento en cualquier parte de cuerpo sin su consentimiento, el 14,1% han sufrido de manoseo y tocamiento, y el 16,9% ha sido perseguido en su recorrido con intención de atacarlas sexualmente. La mayoría de las agresiones ocurren en la tarde y la noche. 9 de cada 10 mujeres (97%) manifestó que el principal y único agresor identificado son hombres desconocidos.

Las mujeres entre los 30 a 44 años, son el segundo grupo etario que manifiesta haber sido víctima de los actos de acoso que no supone contacto físico, es decir, miradas morbosas (30,2%), comentarios asociados a su aspecto físico (23,3%) y silbidos u otros sonidos dirigidos (22,5%).

En un 1566% aumentaron los delitos sexuales contra personas no binariasEn un 1566% aumentaron los delitos sexuales contra personas no binarias

Las personas no binarias también son víctimas de delitos sexuales.

Foto:

EL TIEMPO

Dificultad para denunciar

La víctima más reciente de abuso en una estación de TransMilenio denunció que cuando llegó a poner la denuncia. Le dijeron que solo recibían la de mayores de edad, entonces la remitieron para la URI de menores, pero, al llegar allá, le dijeron que ahí tampoco se podía porque la persona en contra de quien iba a poner la denuncia es mayor, entonces la devolvieron a la de Puente Aranda. “Ahí también nos dicen que no, que no reciben denuncias porque ya son más de las 5:00 p.m., y que mi caso no es un caso de urgencia. También me comuniqué a la línea de Policía de Transmilenio, la cual dice que está fuera de servicio”.

Lo que le pasó a esta joven les ha sucedido a muchas más mujeres. El 62,8% de las encuestadas manifestó no conocer dónde denunciar. El 89,3% coincidió en no haberlo hecho. Según La Veeduría se puede inferir que existe un subregistro de estos hechos en las cifras oficiales, además de sugerir la relativa inoperancia de los canales de denuncia, y la deficiencia en la información institucional al respecto.

No denuncian porque al menos el 72% no encuentra confiables o accesibles los canales institucionales existentes. La principal razón para no denunciar, es no conocer la identidad de su agresor (59%) En cuanto al desconocimiento de los canales de denuncia, el 29,2% no sabía que podía hacer una denuncia, y un 24,1% piensa que no se considera un delito ante la ley.

La menor pide que este caso no quede en la impunidad, y que decide hacerlo público porque no quiere que esto le vuelva a pasar a otra mujer. "Estoy cansada de que los procesos judiciales sean sumamente revictimizantes para todas y que tengamos que pasar por todas estas cosas. Lo único que me queda por hacer es volver a la URI a ver si me reciben la denuncia”.

Las consecuencias

Esta situación de violencia de género que tiene lugar en el entorno público, altera la percepción de seguridad de las mujeres y la autopercepción de su autonomía. El 51% de las mujeres que han sido agredidas se vuelven más prevenidas y desconfiadas. El 25,5% reconoce que estas situaciones afectan su tranquilidad.

El 5,7% cambia su forma de vestir. El 5,8% sufre de depresión después de ser víctima. Al indagar sobre los niveles de confianza en las autoridades y por este conducto, las razones que están detrás de ese bajo nivel de denuncia sobre este tipo de hechos.
Respecto a las autoridades del sistema de transporte público en Bogotá, el porcentaje acumulado entre las opciones “nada de confianza” y “poca confianza” es del 78,1%, este mismo acumulado para la Policía Metropolitana fue del 64,1%, y en la misma ecuación, la Fiscalía General de la Nación obtuvo un 57,8%.

¿Qué está haciendo el Distrito?

La Alcaldía de Bogotá, a través de las Secretarías Distritales de la Mujer, Seguridad y TransMilenio ha llevado a cabo estrategias como el primer protocolo del país para prevenir, atender y sancionar el acoso que sufren las mujeres en el espacio y el transporte público lo cierto es que este muchas veces esta falla.

La entidad rechazó el grave hecho relacionado con el abuso a una menor de 17 años y aceptó que hay que seguir trabajando para que estos abusos se reconozcan, se denuncien y que todo el sistema actúe en debida diligencia para prestar atención oportuna y eficaz.

En este caso los hechos debieron ser tratados como un acto urgente desde que el caso de conoció en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) y no ocurrió así pese a que la entidad dice que “han recibido sensibilización y formación en cuanto a derecho de las mujeres. Seguimos coordinando con Secretaría de Seguridad, Fiscalía y Policía los justes necesarios”.

REDACCIÒN BOGOTÀ
Escríbanos a carmaleltiempo.com 

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.