Un baño público con música, sin olores y con agua caliente

Un baño público con música, sin olores y con agua caliente

En la calle 12 n.º 5-27,centro de la ciudad, se abrió un sitio de estos con estándares europeos. 

Estos son los nuevos baños de Bogotá

Estos son los nuevos baños inteligentes de Bogotá. Cuentan con sistemas inteligentes que ayudan para que estén limpios todo el tiempo. 

Foto:

Rodrigo Sepúlveda

07 de septiembre 2018 , 08:15 p.m.

Parece la entrada a un consultorio médico, o de uno odontológico; incluso, muchos creen que es un spa o la puerta de una EPS privada, pero en realidad es un baño público sobre la calle 12 n.º 5-27, en el centro de Bogotá. Luego de acceder al lugar se escucha música instrumental. Y eso es solo el abrebocas.

Cómo imaginar que en un sitio de estos, abierto a todo el mundo, se va a encontrar agua caliente para lavar las manos, la cisterna del sanitario que baja con solo pasar la mano y que el jabón sale con solo poner la palma sin oprimir ningún dispensador. Hasta el papel higiénico sale de forma sencilla.

Así funciona este baño que fue montado en esta calle céntrica por la firma Sanifair, que ya tiene listo, para mediados de septiembre, el segundo punto sobre la avenida Caracas con calle 54 bis, diagonal a la estación de TransMilenio calle 57.
En realidad, dan ganas de entrar al servicio.

EL TIEMPO visitó las instalaciones, las recorrió y habló con José Alberto de Antonio, el responsable de este proyecto en Colombia.

El sitio más bonito es de los bebés y los niños. Para cambiar los pañales hay una colchoneta especial y sobre esta, una lámpara de calefacción calibrada a temperatura con el fin de que no les de frío a los niños.

Además, el sanitario, el lavamanos y todas las instalaciones están adecuadas al tamaño de los niños, hasta el punto de que hay una silla especial con seguridad en caso de que la familia vaya con dos niños.

Estos son los nuevos baños de Bogotá

Los baños de los hombres y las mujeres tienen los mismos servicios; son higiénicos y solo cambia el color: azul para los hombres y verde para las mujeres.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda

Las comparaciones son odiosas donde se hagan, pero no tiene nada que ver con el viejo baño público que está a dos cuadras por esa misma calle, llegando a la carrera 7.ª. No hay punto de comparación.

Los baños de los hombres y las mujeres tienen los mismos servicios; son higiénicos y solo cambia el color: azul para los hombres y verde para las mujeres.

De Antonio nos invitó a conocer cómo es la operación de higiene de Sanifair. Contó que no utilizan traperos sino mopas de microfibra que pasan a la lavadora para desinfección.

Cada trapo de microfibra tiene un color según la función. En realidad, este sitio no huele ni a ambientador, ni a decol ni está perfumado. Sencillamente no huele a nada.

En la bodega, en completo orden hay un sistema mecanizado para dispensar los líquidos, como el inhibidor de la bacteria de orina que atrapa los olores en un sistema calculado para cada orinal con descargas automáticas simultáneas que no dejan escapar ningún mal olor.

Se calcula que por esta calle circulan entre 5.000 y 10.000 personas cada día. El precio que se paga por el servicio es de 1.500 pesos, que se pueden canjear, por ejemplo, en los almacenes de Justo y Bueno: por cada 20.000 pesos le descuentan mil. En últimas se termina pagando 500 pesos.

Según De Antonio, Sanifair es una empresa alemana que lleva 15 años en el mercado europeo y pasó de tener baños corrientes en estaciones de servicio a más de 600 puntos como estos en terminales de metro, tren, aeropuertos, gasolineras, y este de Bogotá es el primero en América Latina. También, el primero que está en la calle porque los otros quedan, como lo explicó el empresario, en centros comerciales, estaciones, etc.

Baños públicos inteligentes en el centro de Bogotá.

También cuentan con un baño para niños. Donde todas las instalaciones están adecuadas para ofrecer un buen servicio.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda

Las cifras entregadas por la firma en Colombia indican que hoy ingresan a este baño, en promedio, entre 70 y 80 personas, pero la meta para que el negocio sea sostenible es llegar a 300 usuarios día.

“Esta es una iniciativa que busca cambiar el esquema de cómo debe ser un baño público y qué servicio debe prestar. Nosotros entregamos una experiencia con calidad, atención, higiene y sin bacterias. Es agradable, con música de fondo instrumental, empleados formados y capacitados en mantener las instalaciones y atender al cliente para que informe de los sitios turísticos o de interés de la zona”, dijo De Antonio.

También hay un baño especial para personas en situación de discapacidad con los servicios al tamaño de una silla de ruedas, de tal manera que el ciudadano que lo utilice no tenga que hacer mayores esfuerzos en medio de la higiene.

Al final de la experiencia, la operaria en este sitio, Katherine González, me ofreció gel antibacterial, que también es dispensado de forma digital. Y está incluido en el precio.

HUGO PARRA
REDACCIÓN BOGOTÁ​@hugoparragomez

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.