Secciones
Síguenos en:
1 de cada 3 bogotanos, satisfecho con la gestión de la alcaldía
Lluvias en Bogotá

Según la encuesta, son más quienes consideran que las cosas no van por buen camino que quienes dicen van por buen camino.

Foto:

Milton Díaz. EL TIEMPO

1 de cada 3 bogotanos, satisfecho con la gestión de la alcaldía

La pandemia y sus efectos explicarían bajo optimismo, según encuesta de Bogotá Cómo Vamos.

La pandemia y la crisis social y económica que se generó en la ciudad explican en buena medida el bajo optimismo de los bogotanos, según la última encuesta virtual Mi Voz mi Ciudad, del programa Bogotá Cómo Vamos, que fue presentada este miércoles.

La medición, que ya se ha realizado en otras dos ocasiones, consultó a 3.153 personas en la ciudad, entre el 9 y el 25 de febrero, sobre nueve ejes temáticos.

(Tres de cada 10 bogotanos pasaron hambre en la última semana)

A la presentación de los resultados, que se transmitió por ELTIEMPO.COM y que fue moderada por Ernesto Cortés, editor jefe de EL TIEMPO, asistieron como invitadas las concejalas Andrea Padilla (Alianza Verde) y Carolina Arbeláez (Cambio Radical).

Según la encuesta, son más quienes consideran que las cosas no van por buen camino que quienes dicen van por buen camino. El 56 por ciento de los consultados se mostraron negativos frente a esa pregunta y apenas un 21 por ciento piensa lo contrario. El 23 por ciento respondió que ni mal ni buen camino.

Estos resultados frente a la primera y segunda fase de la medición no varían mucho. En julio del año pasado, el 25 por ciento sentía que las cosas iban por buen camino y en noviembre el 19 por ciento compartía la misma opinión.

En cuanto a los niveles socioeconómico, en el medio hay mayor optimismo, con 23 por ciento, seguido por el bajo, con 19 por ciento. En el nivel alto, solo el 9 por ciento cree que las cosas van bien.

Para Felipe Bogotá, director ejecutivo del programa Bogotá, Cómo Vamos, estos resultados se explican por un año de pandemia y una crisis sanitaria, social y económica muy fuerte, pero además “evidencian un deterioro en las condiciones económicas de los bogotanos”.

(El millonario centro para el adulto mayor que podría irse a pique)

La concejala Padilla consideró que la encuesta muestra indicadores “muy preocupantes” y que los gobiernos local y nacional “deben tomarse en serio el reclamo de la ciudadanía de tomar acciones para superar los rezagos históricos”.

La encuesta Mi Voz mi Ciudad consultó también sobre la gestión del primer año de la actual alcaldía. En este punto, que es nuevo en la medición, casi la mitad de los consultados (47 %) dicen estar insatisfechos, pero por otro lado el 33 por ciento se declara satisfecho. Un 17 por ciento no está ni insatisfecho ni satisfecho.

Entre quienes más se encuentran satisfechos sobresalen las mujeres, con 38 por ciento, mientras que el 27 por ciento de los hombres están insatisfechos. La satisfacción en los estratos medio y alto es del 36 y 34 por ciento, respectivamente. En el nivel bajo, un 29 por ciento está a gusto.

(TransMilenio podría recibir salvavidas del Gobierno Nacional)

Las localidades donde más hay satisfacción con la gestión de la alcaldía son las del centro-oriente, centro y norte (Barrios Unidos, Chapinero, Teusaquillo, Puente Aranda, Los Mártires, La Candelaria, Santa Fe, Usaquén y Suba). Llama la atención que donde hay menos satisfacción hay es en el sur-oriente (Rafael Uribe Uribe, Antonio Nariño, Usme y San Cristóbal).

No obstante, por la forma como se ha atendido la emergencia del coronavirus, hay mayor satisfacción con la alcaldía, con un 36 por ciento, respecto al Concejo (24), la empresa privada (24) y la Policía (17). Y hay más insatisfacción que satisfacción en temas como la claridad para comunicar las decisiones y medidas (44 % frente a 40 %), la participación y consulta en estas medidas (53 % versus 26 %) y sobre las medidas para la reactivación económica (50 % frente al 28 %).

Felipe Bogotá señaló que los resultados muestran que hay frentes que están afectando la percepción de los ciudadanos y en los cuales se debe trabajar. Esos frentes, explicó, son seguridad, reactivación económica y educativa y decisiones “radicales” durante la pandemia. Llamó la atención también en que debe haber una mejor gestión entre Policía y la alcaldía y Gobierno Nacional.

La concejala Arbeláez, por su parte, afirmó que era de esperar la reducción en la satisfacción frente a la gestión de la alcaldía y que “las incoherencias le están pasando factura a la alcaldesa”. No obstante, Padilla explicó que “a este gobierno le ha tocado gobernar en unas condiciones inéditas” y que “nadie estaba preparado para vivir como nos ha tocado en el último año y medio”.

(Armas traumáticas: no se consideran letales, pero pueden matar)

Igual que en las dos anteriores fases, la encuesta consulta sobre la seguridad en la ciudad y en el barrio durante la pandemia. En el primer caso, el 77 por ciento afirma sentirse inseguro, ante un 9 por ciento que dice estar seguro. Un 13 por ciento señala que ni seguro ni inseguro.

En el barrio mejora un poco la percepción. El 68 por ciento se siente inseguro y el 16 por ciento, seguro. Otro 16 por ciento no se inclina por ninguna de las dos situaciones.

Al respecto, el director ejecutivo de Bogotá Cómo Vamos dijo que la percepción de seguridad “es un tema difícil de cambiar” y pidió seguir trabajando en mejorar los indicadores y en la comunicación de las decisiones. Destacó que entre las instituciones la que tiene menor percepción de satisfacción es la Policía.

En esta edición de Mi Voz mi Ciudad también se consulta a los ciudadanos sobre el tema de educación durante la pandemia. Ante la pregunta de si estuvo satisfecho con la educación que reciben los niños, niñas y jóvenes durante la emergencia sanitaria, el 19 por ciento respondió afirmativamente, mientras que un 50 por ciento dijo que se encuentra insatisfecho. Un 16 por ciento dice que ni satisfecho ni insatisfecho y otro 16 por ciento contestó que no hay estudiantes.

Y cuando se consulta sobre las razones de esa insatisfacción, la respuesta predominante (60 %) es que la educación virtual no ha sido de calidad, y para un 10 por ciento es la falta de un equipo tecnológico. En su orden le siguen que la institución educativa no se adaptó a la modalidad virtual (6 %) y que no hay un adulto que acompañe al estudiante (6 %).

La explicación de Felipe Bogotá es que “no estábamos preparados” para el modelo de educación virtual y se encontraron desafíos en infraestructura de las instituciones educativas, del hogar y en la capacitación de los docentes. Por eso hizo un llamado para que la reactivación de los colegios sea de manera segura.

Redacción Bogotá

Para seguir leyendo:

Ampliación de la Boyacá se va a licencia ambiental

Bogotá podría tener aislamientos sectorizados

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.