Vuelve el Glamour

Vuelve el Glamour

El veredicto de Nina - Marzo de 2019

Por: NINA GARCÍA
24 de marzo 2019 , 05:00 a.m.

Queridos lectores de la Revista BOCAS, no puedo empezar este nuevo artículo sin darles las gracias de todo corazón por los mensajes de apoyo que recibí en las últimas semanas. He sentido su cariño, sus rezos, sus palabras que han actuado como la mejor de las medicinas en un proceso personal que ha hecho que tome conciencia del poder de la generosidad y de la empatía. 

Después de unos días de baja tras la cirugía, ya vuelvo a estar activa: dedicándome a mi familia y a mi labor como editora en jefe de la Revista ELLE; siendo más consciente que nunca del enorme privilegio que representa estar vivo y el de ver cada mañana las sonrisas de mis dos hijos y mi esposo, quienes me dan toda la energía necesaria para levantarme en los días más grises. “Vivir”, este verbo que muchas veces nos olvidamos de su existencia, lo tengo subrayado en mi diccionario personal.

Hoy, mientras escribo estas líneas en un lunes frío pero con un sol de invierno luminoso y poderoso, me gustaría que vieran cómo está mi oficina. Centenares de fotos y moodboards cubren toda la superficie de mi despacho. Con mi equipo estamos preparando las tendencias que han desfilado en Nueva York, Londres, Milán y París, y que podrían resumirse bajo el concepto de la vuelta del glamour. Si hace un par de temporadas todas las casas de moda intentaban seducir a los llamados millennials, parece que esta lucha está dada por terminada.

Hedi Slimane y Miuccia Prada, dos creadores que podríamos situar en los dos extremos de un arco, nos dieron pistas para entender hacia dónde va el mundo de la moda. En su segunda colección para Celine, Slimane ha protagonizado un cambio de rumbo: la mujer burguesa parisina ha robado el foco a la estrella del rock que siempre ha sido asociada a este creador, que tiene un gran instinto comercial. Por su parte, Prada nos presentó una colección que hizo dialogar dos contrastes: lo bello y lo siniestro. Frankenstein hizo acto de presencia como también lo hicieron unas flores en volumen enganchadas en las prendas y accesorios.

¿Cómo se traduce esta dualidad? En el poder de los hombros que en el próximo invierno se robaron todas las miradas. Lo hizo en Alexander McQueen (creando rosas rojas en 3D), en Givenchy, en Rick Owens y en Richard Queen. Aparece también en el vuelo de las plumas que nos hacen viajar a Studio 54 pero también a la alta costura de Balenciaga. Las vimos en Marc Jacobs, en Michael Kors, en Giambattista Valli, en Óscar de la Renta, en Prabal Gurung y en los zapatos que YSL hizo desfilar en el Trocadero de París. Esta dualidad se tradujo también en el predominio de dos colores que se sitúan en las antípodas el uno del otro: el amarillo chillón y el beige. Mientras el amarillo hizo acto de presencia en Marc Jacobs, Fendi, Balenciaga, Carolina Herrera y Off-White (en un vestido que lució mi compañera en el programa Project Runway Karlie Kloss), el color crema lo hizo en The Row, Burberry, Max Mara y Jil Sander. Y para finalizar este resumen de cinco semanas de mucha moda y estrés podemos afirmar sin ningún tipo de duda que los sombreros serán la gran historia para la próxima temporada. Los vimos en Tom Ford, en Dior y en Valentino. Como si de cascos de protección se trataran, los sombreros formarán parte de nuestra armadura… Ya saben aquello de “Winter is coming”.

No puedo terminar esta columna sin hacer mención a una de las noticias que marcaron este año y que puso el final del reinado de uno de los nombres clave de la historia de la moda. Karl Lagerfeld, el Káiser, no respiraba oxígeno, respiraba moda. El diseñador alemán no solamente resucitó a la casa Chanel o dio nueva vida a casas como Fendi o Chloe; la biografía de Lagerfeld es tan expansiva como su intelecto y creatividad. Un trabajador incansable que incluso días antes de su último respiro seguía dibujando unas siluetas que se pasearían en el Grand Palais bajo polvo de nieve. La inmortalidad seguramente se encue0ntra allá: en los flecos de nieve que se convertirán en agua durante el deshielo y en gotas de lluvia con el efecto de la evaporación. La memoria que nos ha dejado Karl seguirá siendo inmortal.

NINA GARCÍA
REVISTA BOCAS
EDICIÓN 83 - MARZO DE 2019

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.