Secciones
Síguenos en:
Natalia Ponce de León: 'Uno no se puede quedar como una víctima'
AUTOPLAY
Abrebocas con Natalia Ponce de León REALAbrebocas con Natalia Ponce de León
Natalia Ponce de León en BOCAS

REVISTA BOCAS

Natalia Ponce de León: 'Uno no se puede quedar como una víctima'

Conversación de Natalia Ponce con Fernando Gómez, en la celebración de los 10 años de Revista BOCAS.

“Cuando uno abraza la adversidad y encuentra en la tragedia algo bueno, pues eso es la vida. Uno no se puede quedar como una víctima porque su vida sería una desgracia”, dice Natalia Ponce de León, la bogotana que ha convertido su lucha personal en una causa global y en un mensaje de redención para las víctimas de ataques con ácido alrededor del mundo.

(Lea la entrevista de nuestra portada BOCAS 110: Tilda Swinton habla sobre su papel en la película 'Memoria' y su trayectoria artística)

Natalia fue víctima de un ataque con ácido en 2014. Un hombre, peligrosamente obsesionado con ella, le dejó el rostro y el 30% de su cuerpo quemado. La brutal violencia de género de este tipo en Colombia no era una novedad: en 2011, el país fue el primero en la lista mundial en ataques con ácido a mujeres. Desde entonces, Natalia ha tenido un proceso de sanación y reconstrucción física y mental.

En esta conversación con Fernando Gómez, director de Revista BOCAS –en el marco de la celebración de los 10 años de la revista–, Natalia narró su experiencia desde los primeros momentos: explicarle a su sobrina, el amor de su vida, porqué tenía el rostro inflamado y no tenía cabello; pasando por el largo camino de quirófanos en el hospital Simón Bolívar en Bogotá; hasta el momento en el que, en un acto no planeado, decidió quitarse la máscara y mostrarse ante el mundo con sus cicatrices.

(Le puede interesar: Juan Manuel Barrientos: 'cocinamos para golosos').

Hoy, Natalia es una gran activista que dirige la fundación que lleva su mismo nombre. La ley que penaliza a los victimarios por esta brutal violencia lleva su nombre, y este fue un peldaño clave en su lucha social. Su voz, tranquila y firme, ha hecho eco en grandes e importantes espacios: la BBC de Londres la galardonó como una de las tres historias más inspiradoras del planeta en 2016, de la misma manera que recibió un premio en la ceremonia de Mujeres con Coraje del Departamento de Estados Unidos, entregado por Melania Trump. En el 2019, además, estuvo con los líderes del mundo del G7 como voz representativa en la lucha contra la violencia de género.

(Le puede interesar: El precandidato Alejandro Gaviria habló con BOCAS sobre sus relaciones políticas y sus  posturas sobre la marihuana, el glifosato, la religión, el LSD -con el que experimentó-, entre otros temas)

Hablar con ella es una oportunidad para entender la importancia de permanecer en la lucha global contra la violencia de género sistemática y emprender acciones trascendentales para su erradicación

Natalia dice deberle su vida a su familia y al país, pero en especial al Hospital Simón Bolívar, a las mujeres víctimas con las que compartió diariamente el dolor que la motivaron a emprender su lucha en el mundo, a su equipo de profesionales y al cirujano Gaviria, el “ángel guardian” que lideró su tratamiento. Todos ellos, admite, le devolvieron su identidad, sus facciones y hasta sus ojos característicamente ‘achinados’.

Natalia también contó los detalles de su lucha social y los sueños que aún persigue o guarda para el futuro: los avances médicos que su caso trajo al país y la participación de los donantes que la han ayudado en su sueño de crear una Unidad de Quemados en Colombia.

(Le recomendamos: Bocas: una entrevista con Umberto Eco.).

Hablar con ella es una oportunidad para entender la importancia de permanecer en la lucha global contra la violencia de género sistemática y emprender acciones trascendentales para su erradicación. Natalia explicó que, si bien los ataques con ácido son un problema generalizado en el mundo, en países como Colombia, México, Republica Dominicana, India, Pakistán este es un tipo de violencia muy frecuente: “Usted no quiere estar conmigo, no va a estar con nadie más, yo la destruyo, no la mato, pero la dejo muerta en vida para que no pueda estar con nadie”, dijo.

Natalia fue portada de la edición 46 de Revista BOCAS en 2015, un año después del ataque (Vea la entrevista acá). Volvió a aparecer en la portada de DONJUAN en 2019, cuando modeló vestidos de baño luego de salir de su cirugía número 38. Hoy, la valiente activista inaugura un nuevo espacio de charlas virtuales de la Revista BOCAS llamado: ABREBOCAS.

Gracias por leernos. 

Nos gustaría recomendarle otra entrevista: Maria Emma Mejía habló con BOCAS sobre su carrera tras publicar el libro que recoge sus memorias. 

Acompáñenos a celebrar los 10 años de BOCAS en las charlas que tendrán lugar esta semana. Cada día un nuevo personaje en ABREBOCAS. 
Martes: La activista Natalia Ponce de León
Miércoles: El chef Harry Sasson
Jueves: La escritora Pilar Quintana
Viernes: La automovilista Tatiana CalderónREVISTA BOCASEDICIÓN 110. SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2021

Lea más noticias:

Asesinaron a una profesora que denunció ser víctima de acoso en Antioquia

Otorgan casa por cárcel a docente señalado de abusar de niña por siete años

Cárcel para concejal acusado de haber agredido a su pareja en Caldas

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.