La posverdad es la moda

La posverdad es la moda

Citas de Casas - Septiembre de 2018.

23 de septiembre 2018 , 05:00 a.m.

La política y el tenis son dos actividades muy diferentes en sus orígenes, pero con el transcurso del tiempo empiezan a parecerse mucho. El deporte blanco, que dejó de ser blanco, y la política, que dejó de ser el arte de gobernar.

Es la moda, “maestro”, diría el coronel Plazas Vega.

Desde que el hombre se interesó en definir la belleza, apareció la moda. Así lo explicó un experto en la materia, Umberto Eco: “A veces los artistas, para representar personajes de su época, se inspiraban en las ideas que tenían acerca de la moda en tiempos de la Biblia; otras veces, en cambio, a la hora de representar personajes de la Biblia o de los poemas homéricos, se inspiraban en la moda de la época”. Y concluye: “Nuestro explorador del futuro ya no podrá distinguir el ideal estético difundido por los medios de comunicación del siglo XX”. La moda va cambiando el concepto de lo bello y la política, con el tiempo, también. Los medios de comunicación transmiten “la moda de la moda”.

Los deportistas abandonaron el blanco, con excepción de Wimbledon, para pasarse a la moda de los diseñadores que les pagan cuantiosas sumas de dólares por el patrocinio de sus marcas (ejemplo, UNIQLO: trescientos millones de dólares a Federer).

En el tenis no se podía celebrar con aplausos o con gritos de apoyo los errores no forzados del rival. Ahora, el público ensalza a rabiar un error del contrincante. Es la moda.

En política se privilegiaba el aspecto positivo del programa, las ejecutorias del partido y/o del candidato y no los yerros del opositor, era la moda. Ahora, la denominada polarización consiste en agrandar hasta la exageración y/o con mentiras los pecados de la contraparte, ante la imposibilidad de imponer la verdad. Ya no hay verdad. Hay verdades. La verdad del uno y la verdad del otro o de los otros.

A partir de entonces, los medios de comunicación tradicionales le dejan al público la decisión de escoger una de esas verdades, mientras las redes sociales se encargan de repetir a través de los “facebooks” las posverdades.

Es lo que nos lleva, en la práctica, primero a coincidir con la verdad del partido político al que se pertenece, aunque esta no sea la verdad “verdadera”, sino posverdad.

Así se ganaron las elecciones en los Estados Unidos. Afirmando que el certificado de nacimiento del presidente Obama era chimbo. Posverdad.

Así se ganaron las elecciones en Inglaterra. Afirmando que la cuota del país a la Unión Europea era de 50 millones de libras esterlinas diarias y que por tanto resultaba mejor gastarse esa platica en el sistema de salud. Posverdad.

Así se ganaron las elecciones en Colombia para derrotar el plebiscito por la Paz. Apelamos a la indignación para que la gente saliera a votar barraca, le dijo al diario La República el gerente de la campaña del “NO”. Y agregó: “un concejal me pasó una imagen de Santos y Timochenko con un mensaje que por qué les íbamos a dar dinero a los guerrilleros si el país estaba en la olla. La publiqué en Facebook y tuvo un alcance de seis millones”. Posverdad.

La moda es la posverdad. No hay que dedicarse a controvertir de fondo la propuesta del contrincante. Es más rentable afirmar que las tesis contrarias a las de uno, conducen al “castrochavismo”.

Es más rentable afirmar que Obama tiene un certificado de nacimiento chimbo. Es más rentable decir que a Inglaterra le cuesta cincuenta millones de libras diarias su vinculación a la Unión Europea. No importa que no sea cierto.

Ahora, es así como se ganan las elecciones. Como dijo el filósofo Umberto Eco, en el mundo de hoy, de las redes sociales, se impone el “absoluto e imparable politeísmo de la belleza”. Y agrego yo: de la posverdad en la política.

Es la moda, maestro.

ALBERTO CASAS SANTAMARÍA
REVISTA BOCAS
EDICIÓN 78 - SEPTIEMBRE 2018

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.