EL MUNDO LE SONRÍE A JOAQUIN PHOENIX

EL MUNDO LE SONRÍE A JOAQUIN PHOENIX

El actor del momento en Hollywood habló con BOCAS de su increíble capacidad de transformación.  

phoenix

"Honestamente, me divertí más que nunca haciendo esto. Más que con cualquier otra película en la que haya trabajado", Joaquin Phoenix.

Foto:

Cortesía Warner Bros

Por: Por: Mario Amaya 
24 de noviembre 2019 , 05:00 a.m.

A LO LARGO DE SU YA LARGA Y BRILLANTE CARRERA, JOAQUIN PHOENIX (NACIDO COMO JOAQUIN RAFAEL BOTTOM EN SAN JUAN DE PUERTO RICO) HA ELABORADO UNA SERIE DE ACTUACIONES EXCEPCIONALES QUE, CADA VEZ MÁS, DEMUESTRAN SU INCREÍBLE CAPACIDAD DE TRANSFORMACIÓN. PRUEBA DE ELLO, SU SENSACIONAL INTERPRETACIÓN DEL GUASÓN, EN JOKER, POR EL QUE SEGURAMENTE PELEARÁ POR EL PREMIO ÓSCAR. BOCAS HABLÓ CON EL ACTOR DEL MOMENTO QUE ASEGURA CON ORGULLO Y ALGO DE PENA (A LA VEZ): “NO SÉ QUÉ HABRÍA HECHO SI NO FUERA ACTOR”.

Cuando Joaquin Rafael Bottom tenía 15 años de edad, ya había pasado mucho tiempo desde que su familia se mudara de Florida al estado de California, pasando por Oregon, y antes de eso, Puerto Rico y Venezuela, donde sus padres fueron pastores de un culto religioso llamado Hijos de Dios. Tras la caída de la secta, por escándalos de diversa índole, y muy decepcionados, los Bottom decidieron cambiarse su apellido legalmente por Phoenix.

Esa parte de su vida no la recuerda bien. Lo único que sabe con certeza es que en su niñez, su madre y, sobre todo, su hermano mayor, River, le inculcaron la idea de que su vida estaba en la actuación. “He pensado en todas las personas que tuvieron una influencia tan profunda en mí a lo largo de mi carrera. Mi madre, porque ella es una fuente constante de inspiración y me enseñó valores y principios asombrosos que me han guiado toda mi carrera. Y Luego había un hombre llamado Joel Thurm, que era el jefe de casting en NBC, del cual mi madre fue su secretaria, y él fue el primero en presentarme a mi agente, una mujer llamada Iris Burton. Por ellos es que estoy aquí hoy”, recuerda Phoenix mientras toma un sorbo de agua mineral en su encuentro con BOCAS en un hotel de Beverly Hills. “Cuando vuelvo a recordar algo de mi infancia, mi familia es esencial. Mis hermanas Rain, Liberty y Summer siguen siendo para mí mis mejores amigas, aunque no hablo con ellas ni nos vemos realmente. Pero las adoro”. Luego, toma otro sorbo para traer a colación a su hermano, el fallecido River Phoenix, estandarte y gran influencia de lo que es hoy la carrera de Joaquin. “Yo no quería saber nada de actuación. Y él dijo, vas a comenzar a actuar de nuevo. Esto es lo que vas a hacer. Y no me preguntó, solo me lo dijo. Y estoy en deuda con él por eso, porque actuar me ha dado una vida increíble”.

Joaquin Phoenix nació en San Juan, Puerto Rico, el 28 de octubre de 1974. Sus padres John y Arlyn Bottom fueron misioneros de los Hijos de Dios y criaron a su familia mientras viajaban por América Central y del Sur. Con los dos hijos mayores, River y Rain, tocaban música y repartían panfletos religiosos en las calles a cambio de dinero. En 1977, después de varios años en Venezuela, los Bottom decidieron abandonar el culto, y River, Rain, Joaquin y Liberty se subieron a un carguero para viajar a la Florida, cambiando el nombre de la familia a Phoenix como símbolo de su nuevo comienzo. El clan vegano y bohemio, que había sido educado caseramente, pasó tiempos difíciles para su manutención, especialmente después del nacimiento de la menor, Summer, cuando los problemas de salud obligaron al padre, John, a dejar su trabajo de jardinería. Así, nació la idea de que River y Rain formaran un duo musical con el que obtuvieron buenas respuestas en los concursos de talentos locales. Ese fue el punto de giro: la familia asumió que su talento sería bienvenido y probablemente lucrativo en Hollywood, empacó una camioneta y se mudó a Los Ángeles –en lo que fue la mudanza número 20 de la familia en 10 años–. Allí alquilaron una escuela vacía y establecieron un campamento. Arlyn consiguió un trabajo como secretaria en NBC y encontró un agente que estuvo de acuerdo en que tenía un equipo de niños inusualmente creativos.

Pero con Joaquin las cosas no fueron tan claras. Al comienzo él no tenía interés en la vida artística, pero con el tiempo se convirtió en un actor poco convencional con una propensión a las actuaciones intensas. Joaquin Phoenix se hizo estrella por su propia cuenta con la película independiente To Die For (1995). Anteriormente acreditado como Leaf Phoenix, el actor tuvo su inicio en películas como SpaceCamp (1986) y Parenthood (1989). Después de la trágica muerte en 1993 de su hermano River Phoenix, por sobredosis de drogas, decidió dejar la actuación, pero se recuperó y protagonizó películas como U Turn (1997) e Inventing the Abbotts (1997) antes de ganar elogios y una nominación al Óscar por interpretar al emperador romano Commodus en la épica de Ridley Scott Gladiator, en el año 2000. Ese mismo año, recibió más aclamaciones por Quills, al tiempo que elevó su perfil con Signs, de M. Night Shyamalan, Ladder 49, The Village y Hotel Ruanda. Phoenix se encontró nuevamente en la contienda por el Premio de la Academia por interpretar al cantante de country Johnny Cash en Walk the Line en el 2005. Después de protagonizar Reservation Road, en 2007, pareció extremo al anunciar abruptamente su retiro de Hollywood para seguir una carrera de música rap. Phoenix hizo apariciones públicas en estados descuidados, lo que resultó ser una patraña en el que su amigo y cuñado Casey Affleck lo estaba siguiendo con una cámara, documentando la caída de una estrella de cine y el ascenso de un artista de rap en el falso documental I’m Still Here: The Lost Year of Joaquin Phoenix en el 2010; pero tuvo un retorno a favor por parte de la crítica que llegó en el 2012 con The Master, donde Phoenix reanudó su carrera como artista talentoso con gusto ecléctico.

Phoenix puede haberse convertido en un actor de Hollywood de primera categoría, pero nunca dejó de lado las creencias morales y políticas de su educación idealista en los años que vivió como misionero con su familia. Siguió siendo un firme activista vegano y defensor de los derechos de los animales, apareciendo en anuncios vegetarianos y anti-pieles para PETA y participando en eventos de recaudación de fondos para In Defense of Animals, causas que ha sabido explotar ahora con la popularidad que ha obtenido con su aclamada actuación como el famoso archivillano del universo de DC Comics, Arthur Fleck, el guasón en Joker, papel que lo ha corroborado como uno de los actores más versátiles, dinámicos y completos de su generación.

Algo interesante de Joker es que Arthur Fleck es alguien con quien de una u otra forma todos nos hemos cruzado en algún momento, es una persona marginalizada a la que no prestamos atención, que no sabemos lo que está en su interior. ¿Ha conocido personas aquí?
Sé de alguien que lo inspiró un poco, pero también encontré personas a través de material de investigación. Y no, nunca me sentí así, pero es un poco complejo para mí, porque la forma en que lo describes, es de una manera realmente comprensiva. Y entiendo eso, y hay una parte de mí que simpatiza con él a veces, pero también lo encuentro despreciable. Y eso es lo que me gustó, que tengo sentimientos realmente complejos sobre él. Espero poder sentir empatía y comprender cómo es, pero hay otras ocasiones en las que, creo, también tienes una jodida responsabilidad. Arthur no es alguien que es puramente inocente, incluso desde el principio. Él es un narcisista compulsivo por definición. Exige que el mundo no solo lo reconozca y quiera escuchar su voz, sino que lo adore por completo. Y encuentra esos rasgos impropios, pero eso es lo que me gustó de interpretar a este personaje. Creo que fue realmente complejo, y no hay una respuesta fácil para ninguna de las preguntas que plantea esta película, pero no estoy en el campo de tener total simpatía o sentir si alguien hubiera sido amable con él todo habría estado bien. No estoy seguro de que sea así.

¿Fue complicado aceptar este papel o lo aceptó inmediatamente cuando lo ofrecieron?
No sé si complicado es la palabra correcta, pero no dije inmediatamente que sí. Había mucho que resolver, y creo que una de las cosas más importantes cuando te vas de viaje con cualquier cineasta, es que debes asegurarte de que hay compatibilidad. A veces es como, ¿quieres pasar el rato con tal persona por tres malditos meses? Algo de eso es realmente así de simple. Hay algunas personas con las que uno dice: “No creo que pueda estar con estas personas por más de dos semanas, ¿cómo voy a trabajar con ellos?” Entonces, parte de esto es como, ¿nos caemos bien? ¿Y luego compartimos las mismas sensibilidades, nos gusta el mismo tipo de películas y estamos tratando de decir lo mismo? Y cosas así, que quieren desafiarse mutuamente. Es bueno tener algún tipo de energías opuesta que, con suerte, se empujen entre sí. Pero creo que para mí es importante saber eso. Porque he tenido un par de situaciones en las que realmente no me llevaba bien con el director, y eso es muy difícil de manejar.

ARTHUR [JOKER] NO ES ALGUIEN QUE ES PURAMENTE INOCENTE, INCLUSO DESDE EL PRINCIPIO. ÉL ES UN NARCISISTA COMPULSIVO POR DEFINICIÓN. EXIGE QUE EL MUNDO NO SOLO LO RECONOZCA Y QUIERA ESCUCHAR SU VOZ, SINO QUE LO ADORE POR COMPLETO

¿Qué le hizo decir que sí, entonces?
Obviamente, caernos bien con Todd Phillips no fue lo complicado [risas]. Entonces, creo que lo más importante fue eso, pero honestamente, esa no fue la lucha. Supe que era lo que debía interpretar la segunda vez que nos reunimos. La primera vez, fue por 10 minutos, y él me dio el guion. Y la segunda vez, nos juntamos y hablamos, y yo dije: ‘Bueno, realmente amo a este tipo’. Y así supe que me gustaba como personaje. Pero no sé qué fue. A veces simplemente dices: ‘¿Realmente quiero irme y trabajar, o debería pasar el rato con la familia?’. Y a veces solo estás haciendo una película. Y supongo que no estaba seguro de que realmente pudiéramos hacer la película que queríamos hacer. No había trabajado con un estudio en mucho tiempo, y una parte de mí tenía miedo de eso, y en Warner Bros fueron geniales en ese sentido.

Es difícil imaginar que un papel como este no lo haya afectado personalmente…
Y realmente no lo hizo; tal vez afecte a otros. Cuando escucho a otros actores decir que tuvieron pesadillas tras un rol, eso suena genial. Estaban realmente comprometidos. Pero tengo que ser honesto, yo no tengo esa jodida experiencia. Tal vez sea porque he estado haciendo esto desde que tenía ocho años de edad. De alguna manera se convierte en tu vida, ¿verdad? No hay nada más. No interactúo con nadie más que con la gente de la película durante todo el tiempo que estuve allí. Y entonces eso es todo.

¿No fue pesado emocionalmente entonces?
Honestamente, me divertí más que nunca haciendo esto. Más que con cualquier otra película en la que haya trabajado. Realmente, creo que nunca me había reído tanto como cuando estuve rodando Joker. Realmente, Todd es el tipo más divertido que he conocido en mi vida y nos divertimos mucho armando a este personaje. No tuve ningún problema persistente. Si lo encontré agradable de rodar, fue por la empatía con Todd Phillips. Tal vez eso dice mucho.

Usted ha hecho transformaciones físicas varias veces en su carrera. ¿Se vuelve más difícil con el tiempo o está acostumbrado al proceso?
Claro, por supuesto que es más difícil a medida que pasan los años, pero, ya sabes, se hace lo que es necesario para el personaje. Pero sí, de alguna manera sabes qué esperar, pero por eso mismo lo temes aún más. Recuerdo que la primera vez que perdí mucho peso, realmente no sabía lo que estaba haciendo. Ahora que la sensación de hambre es familiar, entonces sientes algo de temor. Creo que subí 8 libras antes de comenzar a perderlo porque sabía que tenía que comenzar esta dieta para hacer Joker, a ese guasón que ves en pantalla, así que pensé que pasé como un mes comiendo lo que pude y luego comencé la dieta, que fue algo complicado.

Joauin Phoenix

"Creo que me siento muy cómodo con lo que sea que estoy experimentando y no me avergüenzo  de las emociones".

Foto:

Cortesía Warner Bros

¿Cómo fue poder comer normalmente después de tener que pasar hambre en la preparación de Joker?
No sentí una gran diferencia. No hubo un momento en que yo sintiera que una comida era algo especial. Es que cuando te sometes a una dieta semejante, una manzana es un tesoro y cuando puedes devorar un trozo de apio, le encuentras siete sabores diferentes, por más que sea un pedazo de apio. Todo lo que comes tiene un sabor fantástico.

¿Siente que por su trabajo como actor tiene que cubrir mucho de su vida para protegerse a sí mismo?
No, no encuentro la necesidad de protegerme ahora. Creo que siempre lo he hecho, mis padres fueron increíbles y siempre me animaron a emocionarme y sentir lo que sentía y nunca me dijeron que me callara, o que no llorara, ni nada de eso. Así que creo que me siento muy cómodo con lo que sea que estoy experimentando y no me avergüenzo de las emociones. Creo que la emoción es hermosa. Así que realmente nunca siento esa necesidad. Sin embargo, no diría que cuando trabajo es fácil y simplemente sucede. Creo que siempre es difícil, desafiante y emocionante trabajar para encontrar esa emoción. Pero he sido tan afortunado en mi carrera con los directores con los que he trabajado, y de las últimas películas, creo que exclusivamente han sido escritores y directores, y no recuerdo la última vez que trabajé con un director que no hubiera escrito el guion. Por lo tanto, tienen una visión tan profunda del personaje que, a través de ellos, puedes identificar la emoción y lo que siente la persona. Al menos es más fácil tratar de encontrarse allí.

No hay duda de que usted es un actor asombroso, pero no estamos seguros de cómo sobrelleva este estilo de vida con los medios de comunicación, con la condición de ser estrella de cine ¿Podría vivir sin ella? Y, si es sí, ¿qué habría hecho en la vida?
Creo que le tengo aversión al trabajo manual [risas]. No, no me gusta esto, pero al mismo tiempo en sí es difícil no ser sentimental, porque esta industria me ha proporcionado mucho. No puedo imaginar una vida sin ella. Trabajar para mí es una de las cosas más gratificantes que hago. Simplemente no puedo imaginar la vida sin ella. Siempre estoy ansioso por encontrar algo nuevo para trabajar que pueda parecer interesante y, por lo tanto, no sé qué habría hecho si no fuera actor. Simplemente tuve mucha suerte porque no sé lo que habría hecho.

¿Ha pensado en algún punto en su carrera, “ok, esto ya es suficiente”?
No, nunca es suficiente. ¿Estás bromeando? Al contrario, siento a veces que me estoy quedando sin tiempo. Ni siquiera me he acercado todavía a lo que quiero llegar y tengo 45 años de edad. Es horrible y no creo que sea suficiente.

¿Qué es lo que más recuerda de sus años de adolescencia, fuera de ser actor?

No sé, hombre, quiero decir, haciendo memoria fui un desertor de la escuela secundaria [risas]. Tenía un amigo de un amigo que fue a Brown y quería sentarme en algunas clases, pero era verano, así que eran muy escasas. Y me imaginé que iba a ser una gran clase y me sentaría en la fila de atrás, así que llegué y entré en la sala y había como seis personas muy jóvenes sentadas alrededor de una mesa y descubrí que eran estudiantes de secundaria que durante el verano van a clases. El profesor preguntó a todos por su nombre y en qué escuela asistieron. Y yo ahí sentado. Y todos me miraban como: “¿Quién es este tipo?” [Risas]. Y les digo: “Soy Joaquin, soy un desertor de escuela y fue muy divertido”. Pero fue genial ver al profesor trabajando con estos chicos. Y conocí a un par de profesores y es interesante; todos son muy, muy diferentes, y este tipo que estaba enseñando a estudiantes de secundaria era muy atento, amable y lo que quieres de un profesor.

CUANDO ESCUCHO A OTROS ACTORES DECIR QUE TUVIERON PESADILLAS TRAS UN ROL, ESO SUENA GENIAL. ESTABAN REALMENTE COMPROMETIDOS

¿Siente que pudiera ser un buen profesor?
Eso es cuestionable, pero luego conocí a este otro tipo que era superarrogante, pero que era tan inteligente que nos miraba como si fuera un dios dirigiéndose a mortales. Fue difícil tratar con él. Así que fue interesante. No estoy seguro de qué tipo de maestro sería, probablemente tomaríamos muchos descansos, o podría mucha música de fondo [risas].

¿Qué tan importante es su pasión por la música? ¿Le ayuda en ciertos momentos de trabajo?
Es curioso, porque estaba hablando con mi hermana el otro día sobre esto. No sé si escucho suficiente música. No sé con qué frecuencia la escucho, pero creo que puede ser realmente útil. A veces la usas, cierto, tienes algo a lo que tienes una respuesta emocional, por lo que puede ser muy buena. Y muchas veces, ya sabes, he trabajado con muchos directores que solo tienen música en el set, por lo que puede ser realmente servicial. John es un gran aficionado a la música y, por lo tanto, él siempre estaba tocando cosas y siempre estábamos escuchando. Siempre tenía música en la casa y en el auto... Pero sí, puede ser una herramienta realmente efectiva ya sea en el trabajo, en el estudio o en lo que sea que hagas.

¿Por qué decidió no seguir estudiando en la secundaria?
Simplemente no sentía que era para mí. Y mis padres me sentaron muy en serio y se pusieron realmente duros conmigo cuando les dije, pero yo fui más duro [risas]. Y es gracioso, porque solo dije: “Escuchen, voy a ser actor, así que no necesito hacer esto”. Poco sabía que en realidad podría haber usado la educación y me habría ayudado enormemente en mi actuación, pero, en esos momentos, era superarrogante y solo pensaba que no quería ir a la escuela. Mis padres solo pudieron darme cierto tipo de castigo por mi decisión, pero al final de cuentas siempre tuve la capacidad de decirle a la gente que no cuando quiero decir no, incluidos a mis padres. Y como eso era realmente lo que quería hacer, en algún momento tuvieron que ceder; ¡no iban a llamar a la policía a quejarse de mí! [Risas].

¿Qué edad tenía cuando tomó esa decisión?
Tenía como 16 años de edad.

¿Qué hace usualmente entre proyectos?
Es una muy buena pregunta porque me pregunto todo el tiempo qué debo ponerme a hacer. Vivo una vida muy simple… Y siento que he hablado de esto antes, pero realmente no hago mucho. O lo que hago es... No sé, siempre soy reacio a hablar sobre las cosas que hago, porque son como las pocas cosas que tienes que son solo tuyas. Es mi verdadera vida privada. ¿Verdad? Me pongo a tomar pequeñas lecciones de música tontas o cosas así. Por lo tanto, no soy una persona que necesite ocuparse, y generalmente me siento agotado después de rodar, solo porque mi mente está constantemente acelerada cuando trabajo. Durante los fines de semana y por las noches estoy constantemente pensando en eso. Y es bueno, simplemente, de vez en cuando, no pensar en nada y realmente solo pasar tiempo con mis perros.

¿Cómo se llaman sus perros?
Oskar, con K. Y Soda.

¿Son buenos compañeros?
Los mejores que uno puede tener, para salir a caminar, por ejemplo, y ver la vida desde otros ángulos. Fuera de la persona que amas, claro.

SIENTO A VECES QUE ME ESTOY QUEDANDO SIN TIEMPO, NI SIQUIERA ME HE ACERCADO TODAVÍA A LO QUE QUIERO LLEGAR, Y TENGO 45 AÑOS DE EDAD. ES HORRIBLE

¿Piensa que la vida o lo que uno hace de la vida viene de una fuerza mayor o de las acciones que vamos tomando en el día a día?
Eso sucede todo el tiempo, ¿no? Es realmente difícil de decir porque supongo que somos humanos, así que buscamos algún tipo de comprensión de los eventos que suceden en nuestras vidas, y mi opinión sobre eso es cambiante. Realmente depende del día. Hay algunos en que no veo ningún significado y todo parece aleatorio y cuestión de suerte y luego hay otras experiencias que tengo donde sientes que oh, todo estaba alineado y estaba destinado a ser y hay algo predestinado sobre eso. Pero no puedo decir que alguna vez haya llegado a una comprensión concreta sobre la vida y lo que uno llega a convertirse, y creo que hay cierta comprensión de que lidias con todo en tu vida, y al menos lo he hecho.

¿Ha tenido momentos donde ha querido dejar todo atrás?
Pues claro, ¿no todos tenemos esos momentos? Por supuesto, todo el mundo tiene eso y tú creces y cambias y a veces quieres nuevas experiencias y la vida parecería aburrida si no hubieras tenido esa opción. Todos tenemos ese sentimiento en algún punto, por mucho que algunas de nuestras vidas sean maravillosas. Estoy seguro de que individualmente todos hemos tenido algunos grandes cambios en nuestras vidas, amores, familias, muertes, todos hemos experimentado estas grandes cosas transformadoras en nuestras vidas. Es lo que hace la vida genial. Y la idea a veces de simplemente escapar, estoy seguro de que te puedes identificar con eso. Hacer algo nuevo que se siente incierto y aterrador, pero emocionante. Pero nunca lo he hecho.

En Joker, Arthur tiene una relación muy cercana con su madre. En su vida real, ¿qué le enseñó su madre para ayudarlo?
Mi mamá es, probablemente, la persona que me ha afectado o inspirado más en la vida. Es una mujer realmente increíble: mientras yo ando aquí hablando sobre mí, ella anda en Europa del Este con su organización sin fines de lucro que lleva el nombre de mi hermano: “River Phoenix Center for Peace Building”. Enseña comunicación no violenta y prácticas de justicia restaurativa, por nombrar algunas cosas. Ella es una fuente constante de inspiración para mí y a sus 75 años ha dedicado su vida a esta organización, trabaja como voluntaria y está viendo un progreso real. Entonces, creo que ha sido una profunda influencia para mí y para mis hermanas.

Recordar a su hermano River debe ser profundamente importante. ¿Qué tanto influyó él en su juventud?
Siento que he hablado de esto hasta la saciedad, pero no es tu culpa, así que voy a contarte algo: cuando pequeños él era el que tenía la vena artística y a mi no me importaba un pito nada de esto. Pero un día él llegó con una copia de VHS de la película Raging Bull, con Robert De Niro, y me dijo que la viera, porque él sabía que yo también iba a ser actor como él. Así que me detuve. Y sí, por cualquier jodida razón, él pensó que yo iba a ser actor, me lo dijo, y no sé por qué, pero recuerdo que en un momento mi madre y yo nos miramos mutuamente diciendo: “¿De qué está hablando?”. Pero él me sentó frente al televisor, me hizo verla, y al día siguiente me despertó y me hizo verla de nuevo. Ciertamente él me dio la confianza para continuar y fue bastante insistente. Eso es lo que recuerdo. Y mira cómo la vida da vueltas y con quién compartí escenas en Joker todos estos años después ¿Cosas del destino? Uno nunca sabe.

POR MARIO AMAYA
REVISTA BOCAS
EDICIÓN 90. OCTUBRE - NOVIEMBRE DEL 2019

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.